Provoca himno brasileño retraso en Semifinal

La afición brasileña que se dio cita en el Mineirao de poco le importó que la melodía hubiese terminado pues continuó cantando el himno ante el desconcierto de los jugadores uruguayos y el árbitro...
La afición brasileña que se dio cita en el Mineirao de poco le importó que la melodía hubiese terminado pues continuó cantando el himno ante el desconcierto de los jugadores uruguayos y el árbitro Entique Osses que no sabían cómo actuar.
 La afición brasileña que se dio cita en el Mineirao de poco le importó que la melodía hubiese terminado pues continuó cantando el himno ante el desconcierto de los jugadores uruguayos y el árbitro Entique Osses que no sabían cómo actuar.  (Foto: Notimex)
Estadio Mineirao -
  • La afición en el Mineirao cantó completo el himno brasileño aunque la melodía ya había terminado

Las manifestaciones en las calles de Brasil, el buen paso de la Selección y el tener como rival a Uruguay ha provocado que el sentimiento patriota resalte de manera especial en la afición Verdeamarela que se ha dado cita en los partidos del cuadro de Luiz Felipe Scolari durante la Copa Confederaciones. Ya había acontecido en el duelo de la Fase de Grupos ante México cuando el estadio Castelao de Fortaleza se convirtió en un momento histórico en la ceremonia de los himnos. Fueron más de 60 mil gargantas las que aquella vez corearon el himno brasileño a 'capella' ante las fallas del sonido local que cortaron la melodía antes de tiempo. Esa misma escena se replicó en Belo Horizonte por las Semifinales entre Brasil y Uruguay, aunque ahora provocó un ligero retraso en el protocolo del partido. El himno charrúa fue el primero en entonarse sin mayor contratiempo, tocó el turno para el brasileño que comenzó sin mayor problema, aunque este se adaptó a una versión FIFA que lo acorta por lo prolongado de algunos himnos nacionales. Sin embargo, a la afición brasileña que se dio cita en el Mineirao de poco le importó que la melodía hubiese terminado pues continuó cantando el himno ante el desconcierto de los jugadores uruguayos y el árbitro Entique Osses que no sabían cómo actuar. De hecho, el nazareno le pidió a Diego Lugano que comenzará a saludar al equipo rival como se hace previo a iniciar cada encuentro de un torneo FIFA. El estruendo con el coro monumental era impresionante por lo que el capitán charrúa en lugar de seguir con lo marcado, prefirió esperar hasta que la afición terminara de cantar, en algo que llenó los rostros de los jugadores brasileños de total orgullo. El estadio explotó unos 30 segundos después de que el himno debió terminar y entonces la ceremonia continuó con un ligero retraso. HOMENAJEAN A MARC-VIVIEN FOÉ El Mineirao también se unió en un minuto de aplausos a la memoria del camerunés Marc-Vivien Foé, quien hace exactamente 10 años falleció en una cancha de fútbol mientras se jugaba el partido entre Camerún y Colombia por la Copa Confederaciones 2013. La imagen del ex jugador apareció en las pantallas del Mineirao, mientras los aficionados dedicaron un homenaje tras un acto que cambió los esquemas médicos de la FIFA.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×