Vuelven celestes a festejar

Luis Fernando Tena y su Cuerpo Técnico corrieron a la cancha pero la emoción los hizo abrazarse antes de llegar al centro del campo. Así inició la celebración del equipo celeste por el sexto...
Luis Fernando Tena y su Cuerpo Técnico corrieron a la cancha pero la emoción los hizo abrazarse antes de llegar al centro del campo. Así inició la celebración del equipo celeste por el sexto título de Concachampìons en su historia.
 Luis Fernando Tena y su Cuerpo Técnico corrieron a la cancha pero la emoción los hizo abrazarse antes de llegar al centro del campo. Así inició la celebración del equipo celeste por el sexto título de Concachampìons en su historia.  (Foto: Notimex, )
Estadio Nemesio Diez. Toluca, Estado de México -
  • La Máquina celeste no era Campeón de CONCACAF desde 1997

Luis Fernando Tena y su Cuerpo Técnico corrieron a la cancha pero la emoción los hizo abrazarse antes de llegar al centro del campo. Así inició la celebración del equipo celeste por el sexto título de Concachampìons en su historia.   Cuando se terminó el partido de la Final ante Toluca, los jugadores corrieron a abrazar al portero Jesús Corona quien gracias a una atajada en el último instante del duelo evitó que la Máquina volviera a perder una Final de este certamen.   Sólo había un futbolista alejado de toda esa muestra de afecto que se llevaba a cabo frente a la tribuna de sol del Estadio Nemesio Diez. Era Christian Giménez quien tirado en el campo se puso a llorar.   Al atacante argentino lo tuvo que ayudar su compañero Gerardo Flores a levantarse para ir con el resto del equipo y celebrar. Todo mientras el DT de los Diablos, José Saturnino Cardozo, reclamaba al árbitro Marco Rodríguez.   Luego vino la ceremonia de premiación donde se repartieron diversos reconocimientos.   El Guante de oro fue para el arquero Alfredo Talavera mientras que Raúl Nava se llevó la bota de oro al máximo goleador.   El Balón de oro como el mejor del partido fue para Mariano Pavone, quien pasó a recoger su premio con la bandera de Argentina   Tras premiar al árbitro marco Rodríguez y sus asistentes Marvin Torrentera y Marcos Quintero, en el Estadio gritaron “ratero”.   Gerardo Torrado recibió la Copa de manos del presidente de la CONCACAF Jeffrey Webb y tras alzarla corrió donde estaba ubicada la porra para seguir con la celebración en el campo.

No te pierdas