Marrakech, una ciudad exótica

Anclada en el corazón de Marruecos, la Ciudad de Marrakech presume un estilo único lleno de contrastes, pero también muestra tintes de toda la cultura que se puede encontrar en este país.
Marrakech, Marruecos -
  • Esta localidad recibe las Semifinales y la Final del Mundial de Clubes
  • Desde dromedarios hasta cobras se pueden ver en los alrededores

Anclada en el corazón de Marruecos, la Ciudad de Marrakech presume un estilo único lleno de contrastes, pero también muestra tintes de toda la cultura que se puede encontrar en este país.

Desde mercados con artesanías hechas de plata, hasta bolsas hechas con piel de camello, cuyo costo puede llegar a los 2 mil 800 dírhams, la moneda nacional, que son alrededor de 350 dólares.

Y como Marruecos es una de las entradas al Desierto de Sahara, uno de sus atractivos principales para los turistas son los paseos en camello. Por 250 dírhams uno puede pasear por una hora en la zona llamada La Palmera (si se regatea puede bajar el precio a 150 o menos, pero disminuye el tiempo de recorrido).

Todos los productos de las calles de Marrakech o Rabat son regateables, incluso los comerciantes te avisan que es un precio que puede bajar si negocias la oferta.

En la ciudad también hay cooperativas donde se curte la piel de camello para elaborar bolsas, carteras, sandalias y hasta tapetes cuyos precios oscilan entre los 600 y mil 600 dírhams.

Abdel, uno de los taxistas de esta ciudad que habla un poco de español, contó que la ciudad luce un color naranja porque es el color oficial y todo aquél que se atreve a pintar de otro tono su casa es multado y debe pintar del color correspondiente.

La ciudad cuenta con la mezquita La Koutoubia, la más importante de la ciudad y en sus alrededores hay bazares donde se venden jugos y souvenirs como ropa, Kaftas (suéteres tejidos), llaveros, mochilas y vestidos con bordados árabes.

En estas plazas también se encuentran los encantadores de cobras que piden hasta 100 dírhams por una foto o un video. Pasa lo mismo con aquellos que tienen monos de pelaje amarillo. A estos mamíferos los hacen bailar para los turistas y también si alguien quiere una foto debe desembolsar varias decenas de dírhams.

Así es como la ciudad recibe a los visitantes principalmente de Europa que son atraídos por esta excéntrica ciudad en la que existen hoteles lujosos que cobran hasta 600 euros la noche.

El gusto por el futbol aparece entre sus habitantes quienes apoyan al Real Madrid o al Barcelona, aquellos que siguen al club blanco portan banderas en la espalda, bufandas o playeras en especial ahora que enfrentan a Cruz Azul.

No te pierdas