Otra vez un club mexicano en Argentina por Libertadores

Al ganarle al Internacional de Porto Alegre y avanzar a la Gran Final de la Copa Libertadores, Tigres se convirtió en el tercer club mexicano en lograr este hecho y el segundo en que enfrentará a...
Al ganarle al Internacional de Porto Alegre y avanzar a la Gran Final de la Copa Libertadores, Tigres se convirtió en el tercer club mexicano en lograr este hecho y el segundo en que enfrentará a un equipo argentino por el cetro continental.
 Al ganarle al Internacional de Porto Alegre y avanzar a la Gran Final de la Copa Libertadores, Tigres se convirtió en el tercer club mexicano en lograr este hecho y el segundo en que enfrentará a un equipo argentino por el cetro continental.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Ante River, Tigres buscará coronarse en Buenos Aires en Copa Libertadores

Al ganarle al Internacional de Porto Alegre y avanzar a la Gran Final de la Copa Libertadores, Tigres se convirtió en el tercer club mexicano en lograr este hecho y el segundo en que enfrentará a un equipo argentino por el cetro continental.

En el 2001, Cruz Azul estuvo muy cerca del título; sin embargo, se quedó con las ganas en los penales, partido jugado ante Boca Juniors en La Bombonera.

La historia de la Máquina en aquella competencia es digna del recuerdo pues se rememora como la mejor participación de un club de México en el torneo de la Conmebol.

Pese a haber dado un buen partido, el juego de Ida los Cementeros lo perdieron un gol a cero en el Estadio Azteca con tanto de Marcelo Delgado, resultado que los dejó tristes pero no desmotivados en cambiar la historia en Sudamérica.

Y allá en el Cono Sur, los Azules salieron sin miedo a la presión de La Bombonera, escenario que lució con sus mejores galas y con una afición apoyando en todo momento.

El estadio fue callado por Francisco Palencia, quien marcó el gol que envió el partido a penales, antes de esto la historia pudo ser de tragedia para los xeneizes pues hubo dos balones al poste.

"Aquella fue una Final bastante pareja, muy intensa en los dos partidos, no estaba para ninguno de los dos lados, fue tan pareja que se tuvo que definir en penales.

"Me acuerdo que se calló La Bombonera cuando marqué el gol del triunfo allá, por momentos toda la pasión, el folclor y el ruido que hay en ese estadio desapareció, fue un silencio impresionante”, rememoró el Palencia en una entrevista anterior.

Desde los once pasos, la Máquina no pudo pitar, la maldición de los penales apareció y acabó con el sueño mexicano; Boca tuvo más tino y se llevó la gloria continental al vencer 3-1 a los de Cruz Azul.

A todo mexicano la Conmebol manda cerrar la instancia Final de visitante, así que si Tigres quiere conquistar una estrella más grande que todas las que ha tenido en su historia, ahí tiene el reto: vencer a River Plate en su mismísimo Monumental de Buenos Aires.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×