Real Madrid 1-0 Racing... Los Merengues alcanzaron la cima

El Real Madrid solventó a duras penas la visita del Racing, el trámite ante un equipo agobiado por su propia situación, agitado por el reciente cambio de técnico, que puso en evidencia el difícil...
 El delantero argentino Gonzalo Higuaín, que marcó el tanto que supuso el triunfo del Real Madrid ante el Racing (1-0), se mostró feliz "por volver a marcar" y auguró tiempos mejores para el cuadro blanco, "aún en proceso".
(Reuters) -
  • La semana próxima jugarán en la Champions
  • Llegarán como líderes ante Barcelona

El Real Madrid solventó a duras penas la visita del Racing, el trámite ante un equipo agobiado por su propia situación, agitado por el reciente cambio de técnico, que puso en evidencia, sobre todo al final, al conjunto del chileno Manolo Pellegrini, que afronta una semana competitivamente trascendente y que terminó pidiendo la hora frente un rival que no disparó a puerta. El parón competitivo propiciado por el reclamo de las selecciones internacionales pasó por alto la eliminación copera del Real Madrid ante el Alcorcón. En el reencuentro con su afición el recuerdo del fracaso llegó frío. Más sonora fue, tal vez, la nueva ausencia del once titular del Capitán, Raúl González. Ha dejado de ser noticia su presencia entre los suplentes. Pero no la confirmación de que su estatus en el campo ya no sea relevante. Si un partido parecía propicio para la presencia del 'siete' en el césped, éste era el del Racing. En el Santiago Bernabéu, con tres puntos previstos en las cuentas y después de haber quedado desplazado del once inicial en los últimos encuentros. El del Racing fue el tercero consecutivo en la suplencia para Raúl, que solo figuró entre los iniciales en la Copa ante el Alcorcón. Uno de los cinco recientes. El túnel se oscurece para Capitán en víspera de choques de enjundia. Como el del Zurich en Champions League y, sobre todo, el del domingo en el Camp Nou. En la rotación, Manuel Pellegrini sí contó con otros 'olvidados'. Esteban Granero, el argentino Ezequiel Garay o el holandés Royston Drenthe. En parte, forzado por las bajas. La de Sergio Ramos, sancionado, o la de Raúl Albiol, 'tocado' tras el encuentro con la Selección Española. Por vez primera restó músculo a su centro del campo el preparador chileno. Ni el francés Lass Diarra, ni el malí Mamadou Diarra. Ni el argentino Fernando Gago. Sólo Xabi Alonso. El Racing, acuciado por la sombra de los puestos de descenso, no comenzó incómodo en la nueva era abierta con Miguel Ángel Portugal en el banquillo. Cinco meses atrás pertenecía aún a la Secretaría Técnica del Real Madrid. Ahora, afronta su segunda aventura en el banquillo cántabro. Subido con el tren en marcha para sustituir a Juan Carlos Mandiá. De hecho, fue Luis García el que a los diez minutos lanzó un aviso con un disparo por encima de Iker Casillas. Los cartuchos de fogueo los empleó el Madrid en otro tiro de Esteban Granero, fuera y de Xabi Alonso, más serio, repelido por el palo derecho de la meta de Toño. El portero del Rácing se empleó mucho más en un lanzamiento del brasileño Kaká desde el vértice del área. En parábola. Lleno de intención. Con magia y pinta de gol. Despejado a córner. Una devolución del larguero a un envío de Álvaro Arbeloa, muy activo y más cómodo en la derecha, evidenció que el Real Madrid apretaba el acelerador. Tanto, que pasados los veinte minutos Gonzalo Higuaín terminó con la resistencia de Toño cuando remachó en el área un centro de cabeza de Garay. El Madrid pudo sentenciar. Pero se dio un respiro. El burundés Mohammed Tchité abusó del balón y desperdició una acción individual. También Luis García lanzó alto una buena opción en pleno letargo blanco que se alargó hasta el intermedio. Un fuera de juego evitó el segundo tanto del Real Madrid. Y la tranquilidad. Del cuadro blanco y de Karim Benzema, que culminó de tacón una buena jugada y un centro de Granero. Portugal buscó alternativas y aire fresco con la entrada, al tiempo, del brasileño Henrique Adriano y del joven Sergio Canales. Aprovechó Pellegrini entonces para sacar al campo a Raúl, con media hora por delante, en lugar del francés Benzema. Higuaín tuvo el segundo en sus botas en pleno correcalles. Drenthe ejecutó un esprint impensable para arrebatar el balón a la zaga cántabra. Dejó solo al atacante argentino. Remató sin oposición pero Toño evitó el tanto. El único tiro entre los tres palos de los visitantes resultó un gol anulado. El joven Canales, que dio otro aire al equipo, batió a Casillas. Pero el árbitro no lo concedió por fuera de juego de un compañero. Para entonces el Real Madrid ya llevaba tiempo jugando con riesgo. Desordenado y sin llegada. Donde sólo sobresalía el espíritu de Drenthe y la autoridad de Pepe. En plenas dudas, el Racing careció de convicción. Cuando creyó en el premio era tarde. Nunca inquietó a Casillas. Y aún así, llenó de incertidumbre a la grada en el último tramo. - Ficha técnica: 1 - Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Pepe, Garay, Drenthe, Granero (Diarra, m.85), Xabi Alonso, Marcelo, Kaká (Van der Vaart, m.88), Higuaín y Benzema (Raúl, m.60). 0 - Racing: Toño, Pinillos (Henrique, m.60), Torrejón, Christian, Morris (Canales, m.60), Colsa, Lacen, Munitis, Serrano, Luis García y Tchité (Geijo, m.69). Goles: 1-0, m.22: Higuaín Árbitro: Rafael Ramírez Domínguez, del Comité Andaluz. Mostró tarjeta amarilla a Morris (m.53), a Munitis (m.71) y Lacen (m.90), del Racing y a Xabi Alonso (m.75) y Garay (m.77), del Real Madrid. Incidencias: Encuentro correspondiente a la undécima jornada de Liga de Primera División disputado en el Estadio Santiago Bernabeu ante unos 75 mil espectadores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×