Real Madrid 6-1 Deportivo La Coruña... Andrés Guardado jugó los 90 minutos

El Real Madrid de José Mourinho ofreció su mejor imagen de la Temporada para golear a un Deportivo La Coruña inmerso en una crisis de identidad, que deambuló por el Estadio Santiago Bernabéu ante...
 El Real Madrid de José Mourinho ofreció su mejor imagen de la Temporada para golear a un Deportivo La Coruña inmerso en una crisis de identidad, que deambuló por el Estadio Santiago Bernabéu ante un equipo que recuperó la pegada perdida.  (Foto: Reuters)
Madrid, España (Reuters) -
  • El Real Madrid pasaba de no tener pegada a presumir de ella

El Real Madrid de José Mourinho ofreció su mejor imagen de la Temporada para golear a un Deportivo La Coruña inmerso en una crisis de identidad, que deambuló por el Estadio Santiago Bernabéu ante un equipo que recuperó la pegada perdida con goles para todos sus delanteros (6-1).

Salió del vestuario con ventaja en el marcador y la moral por las nubes el Real Madrid. El gol tempranero de Cristiano Ronaldo y un nuevo pinchazo del Barcelona en el Camp Nou, fueron incentivos de tal magnitud que la desapacible noche en Madrid en lo meteorológico no fue acompañada sobre un césped que estrenaba una inmaculada imagen. El equipo de José Mourinho fue un vendaval. El Deportivo un juguete medio roto que Miguel Ángel Lotina debe arreglar con rapidez.

Se destapa un Real Madrid que comienza a asemejarse a los deseos de Mourinho. Enchufado, agresivo, luchador y dinámico. Desatando un futbol repleto de vertiginosa velocidad, que si encuentra defensas tan blandas como la del Deportivo, golea sin piedad.

Tenían tantas ganas de dejar de escuchar la palabra ansiedad y acabar con el pobre bagaje goleador, que los jugadores madridistas no bajaron el ritmo en todo el partido. A cada gol querían uno más. Mourinho aplaudía desde la banda la actitud de sus futbolistas.

Fue el primer día de la Temporada en el que se les vio disfrutar. Estuvo a la par que el sufrimiento de los deportivistas. Ni pisaron el área de Iker Casillas en el primer acto y apenas reaccionaron con dos llegadas en la reanudación. Estaban sobrepasados por un equipo liderado por Xabi Alonso, que notó cuando Cristiano Ronaldo jugó en equipo, los momentos de magia de Özil y el cambio de marcha cada vez que entra en contacto con el balón Di María.

Nació el duelo con un cabezazo a la red de Cristiano Ronaldo, al saque de esquina botado por Özil, y acabó con un nuevo tanto del portugués en el que explotó sus cualidades ante la desesperación del Deportivo. Víctima de sus errores defensivos, su nerviosismo nació desde la primera línea.

Cometió un “suicidio” Lotina adelantando la defensa tras el gol a los tres minutos. Buscaba el balón sin éxito y el Real Madrid encontró una autopista. Cualquier intento de inquietar a Casillas lo resolvió Pepe, rápido al corte y expeditivo. La movilidad de los puntas madridistas, que no se cansaron de lanzar desmarques, hizo todo más fácil.

Es cuando aparece la visión de Özil, el autor del segundo gol cuando cambió los papeles con Di María. El pase del argentino lo agradeció el alemán. Recortó hacia adentro y su zurdazo ajustado al palo fue imparable para Manu. Intuía la noche que le esperaba.

Tuvo que intervenir a disparos de Cristiano Ronaldo y Marcelo. Nada pudo hacer ante la jugada del encuentro. Pase al hueco de Xabi Alonso, que vio el desmarque de Higuaín, quien desde el costado izquierdo sirvió un centro preciso a la cabeza de Di María. Como si de un “9” nato se tratase, remató con una excelente precisión. Pasaban 34 minutos y el Real Madrid ya igualaba su mejor registro goleador de la campaña.

No cambió el guión en la segunda parte pese a que el conjunto gallego salió con el orgullo herido. Probó a Casillas en un mano a mano en el que el Capitán aguantó al máximo para sacarle el balón a Lassad. Y Juan Rodríguez se topó con Marcelo en un remate a un metro de la línea de gol.

El Real Madrid pasaba de no tener pegada a presumir de ella. Higuaín cerraba el festín que se dieron los delanteros blancos, al culminar una jugada de equipo. Ramos dio un toque preciso a espaldas de la defensa para Di María, que regaló el gol en la conexión argentina en el minuto 53.

Y, siete después, Zé Castro se alió con la mala suerte al mandar a la red una pared de Cristiano Ronaldo con Marcelo.

Juan Rodríguez hizo el tanto del honor antes de que, al borde del final, Cristiano Ronaldo engordase sus números en una jugada que muestra sus virtudes. En carrera, con espacios, lanzó un autopase con la diestra y remató a gol con la zurda. Imparable.

Mourinho hizo debutar al canterano Juan Carlos, con Pedro León en la grada. En un Real Madrid que comienza a carburar es el único problema por solventar.

- Ficha técnica:

6 - Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo; Khedira (Lass, m.46), Xabi Alonso; Di María (Juan Carlos, m.78), Özil (Granero, m.68), Cristiano Ronaldo; e Higuaín.

1 – Deportivo La Coruña: Manu; Manuel Pablo, Zé Castro (Aythami, m.67), Lopo, Morel; Antonio Tomás, Rubén Pérez; Juan Rodríguez, Saúl (Juca, m.51), Andrés Guardado; y Lassad (Adrián, m.62).

Goles: 1-0, m.4: Cristiano Ronaldo. 2-0, m.25: Özil. 3-0, m.34: Di María. 4-0, m.53: Higuaín. 5-0, m.60: Zé Castro en propia puerta. 5-1, m.79: Juan Rodríguez. 6-1, m.90: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Iturralde González (Comité Vasco). Amonestó a Lopo (3) por el Deportivo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta Jornada de Primera División, disputado en el Estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 67 mil espectadores. Llovió durante todo el encuentro. El Bernabéu estrenó césped.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×