Sporting 1-0 Almería... Tirunfo que permite respirar

Sporting de Gijón prolongó su buena racha en El Molinón ante un rival directo como Almería, que mereció más en un partido en el que los locales se mostraron muy seguros en defensa y se llevaron...
 Sporting de Gijón prolongó su buena racha en El Molinón ante un rival directo como Almería, que mereció más en un partido en el que los locales se mostraron muy seguros en defensa y se llevaron los tres puntos gracias al gol de Miguel de las Cuevas.  (Foto: Reuters)
Gijón, España (Reuters) -
  • El único gol del encuentro fue obra de Miguel de las Cuevas

El Sporting de Gijón prolongó su buena racha en El Molinón ante un rival directo como Almería, que mereció más en un partido en el que los locales se mostraron muy seguros en defensa y se llevaron los tres puntos gracias al temprano gol de Miguel de las Cuevas.

Sporting y Almería se jugaban mucho en este partido y la delicada situación que atraviesan se notó en el juego durante toda la primera parte en la que el fútbol brilló por su ausencia, pero no la incertidumbre, porque el dominio del balón estuvo muy repartido aunque las mejores ocasiones fueron para los locales.

La primera de ellas llegó cuando apenas se habían cumplido dos minutos de juego en una internada de David Barral, en posición de extremo derecho, que culminó con un centro que remató de cabeza el portugués André Castro y el balón se estrelló en el poste de la meta defendida por el brasileño Diego Alves, que se había quedado totalmente estático.

La réplica llegó en un disparo alto del argentino Pablo Piatti y posteriormente el partido entró en unos minutos de constantes pérdidas por parte de los dos equipos, que apenas eran capaces de enlazar tres pases seguidos, ya que el Sporting perdía los balones y Almería trataba de jugarlos directos sobre la cabeza del sueco Henok Goitom, que creaba problemas a los centrales pero no situaciones de peligro.

Almería dominaba el centro del campo pero Sporting cuando robaba un balón iba directo hacia Alves, con entradas por ambas bandas, y en uno de esos robos el balón llegó a Barral, cuyo remate lo rechazó el portero del equipo almeriense dejando el balón a pies de Diego Castro, que también remató pero golpeó en un defensa y llegó a De las Cuevas quien sí acertó a marcar.

Fue una jugada embarullada y en la que el Almería reclamó mano de De las Cuevas, pero el árbitro bien situado dio validez al gol que ponía por delante a los rojiblancos y aumentaba el nerviosismo de los andaluces que se lanzaron con más corazón que cabeza a por el empate.

Éste pudo llegar en un remate de cabeza de Goitom al que respondió Juan Pablo con una buena estirada, frustrando la mejor ocasión almeriense en toda la primera parte, ya que el resto del tiempo hasta el descanso transcurrió con intentos fáciles de solucionar para las respectivas defensas.

En la segunda parte, el Almería salió dispuesto a darle la vuelta al marcador y se hizo con el control del balón hasta el punto de encerrar a los locales en su campo, pero sin crear situaciones de peligro, mientras que a los rojiblancos el balón les duraba un suspiro, ya que lo perdían prácticamente al primer pase que casi siempre era arriesgado.

El dominio visitante se hizo agobiante, lo que provocó el enfado del público con su equipo, al que sin cesar de animar también silbó en varias ocasiones, mientras que José Luis Oltra viendo que el partido estaba más para ellos que para el Sporting, sacó a toda su artillería dando entrada al argentino Leonardo Ulloa, el nigeriano Kalu Uche y el francés Sofiane Feghouli.

Todo lo contrario que Manuel Preciado que decidió reforzar el aspecto defensivo del centro del campo y cambió a Nacho Cases dando entrada al uruguayo Sebastián Eguren pero nada cambió sobre el terreno de juego e incluso Juan Pablo, seguro hasta ese momento, se unió al desconcierto local en una salida en falso que deja el balón a Goitom, que no se lo esperaba y remató alto.

El Almería siguió intentándolo y fue Alberto Rivera quien de cabeza salvó un remate de Ulloa, al que también Juan Pablo se había tirado, pero el agobio sobre la defensa local continuaba a excepción de algún contraataque que levantaba gritos en los graderíos pero que moría a pies de los defensas andaluces.

En unos de esos arreones locales el balón llegó a Nacho Novo, sustituto de De las Cuevas que fue frenado en falta al borde del área pero el lanzamiento de Diego Castro fue detenido por Alves sin mayores problemas pero al menos supuso alejar el balón de las inmediaciones del área local.

Ya en el tiempo añadido el Almería en bloque reclama una mano de Eguren pero Turienzo dejó seguir, lo que provocó las iras del banquillo almeriense que tras el pitido final saltaron al campo a por el árbitro, lo que le valió la tarjeta roja a Pellerano aunque antes hasta el portero Alves subió a tratar de rematar una falta que fue sacada con contundencia por la zaga sportinguista.

El Sporting se lleva tres puntos muy importantes ante un Almería que mereció más en este encuentro y que queda muy tocado ya a seis puntos de los gijoneses que rentabilizaron muy bien una de sus pocas ocasiones en todo el partido.

Ficha técnica:

1 - Sporting: Juan Pablo, Lora, Botia, Iván Hernández, Canella, Rivera, Nacho Cases (Eguren m 70), De las Cuevas (Nacho Novo m 79), André Castro, Diego Castro (Ayoze m 88) y Barral.

0 - Almería: Diego Alves, Michel, Marcelo Silva, Carlos García, Luna, M'Bami, Bernardello, Fabián Vargas (Ulloa m 53), Piatti (Uche m 61), Crusat (Feghouli m 67) y Goitom..

Gol: 1-0: m.12: De las Cuevas.

Árbitro: Turienzo Álvarez. Mostró tarjetas amarillas a Vargas (m 28), Botía (m 31), Silva (m 54), Juan Pablo (m 75), André Castro (m 77), Ulloa (m 85).

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto de Japón. Los dos equipos saltaron al terreno de juego con camisetas de ánimo al barcelonista Abidal. 25 700 espectadores en El Molinón.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×