Real Madrid 1-1 Barcelona... Empate a puro penal

La única manera que encontraron Real Madrid y Barcelona para hacerse daño fue por la vía del penal, y así ambos pudieron marcar para decretar la igualada 1-1 en el Clásico del futbol español.
 Lucha intensa.
Estadio Santiago Bernabeu, ante un lleno -
  • Por tercera ocasión consecutiva el cuadro merengue no pudo ganar el Clásico en casa
  • El conjunto catalán llegó a seis juegos sin derrota contra el Madrid

La única manera que encontraron Real Madrid y Barcelona para hacerse daño fue por la vía del penal, y así ambos pudieron marcar para decretar la igualada 1-1 en el Clásico del futbol español.

El primero de los cuatro enfrentamientos que tendrán en el llamado Rally quedó sin vencedor, y lo mejor del duelo ocurrió en los últimos 10 minutos en donde las acciones se dieron en un ida y vuelta intenso y muy emocionante.

Este cotejo sirvió para que Lionel Messi por fin pudiera hacerle gol a un equipo dirigido por Jose Mourinho, y para que Cristiano Ronaldo hiciera lo propio frente al  Barcelona.

Los dos jugadores emblema del cuadro merengue y del catalán tuvieron que tomar el balón desde los 11 pasos para hacerse presentes en el marcador. Primero fue el argentino quien aprovechó la falta cometida por Raúl Albiol sobre David Villa en el área local.

El tanto de Lionel se dio al minuto 52 con un cobro a media altura que dejó sin posibilidades al arquero Iker Casillas. A partir de ahí parecía que se les iba a venir la noche encima a los madridistas debido a que se quedó con un hombre menos por la expulsión de Albiol en la jugada del penal, y porque estaba abajo en el marcador contra el mejor equipo de la Liga.

Todo apuntaba a que el visitante iba a aniquilar el asunto con su característico poderío ofensivo, pero en esta ocasión le faltó mayor determinación para acabar con su rival, y por ese motivo se le escapó el triunfo.

Albiol echó a perder un planteamiento sorpresivo, pero que hasta entonces era efectivo, por parte de Mourinho, quien apostó por el blindaje en el centro del campo con tres recuperadores como Sami Khedira, Xabi Alonso y el portugués Pepe, quien abandonó su posición natural en la defensa central para colocarse como pivote en el centro de la cancha.

La labor de los mediocampistas era secar a Xavi, Iniesta y Messi, y el trabajo iba por buen camino hasta que llegó Albiol para bajar a Villa en el área merengue, y ahí cambió el juego.

Con una primera mitad con pocas llegadas, aunque con un Madrid peligroso al contragolpe y un Barcelona con la calidad suficiente para inquietar cuando se decidía, las acciones no pasaban del 0-0 parcial.

En ese primer lapso, Casillas le ganó un mano a mano a Messi, donde el argentino intentó pasarlo por arriba y el portero estuvo atento para aguantar y quedarse con el esférico. Y después, en un zurdazo del jugado blaugrana dentro del área Iker salvó su arco con una desviada a la derecha.

Sobre el final de los primeros 45 minutos, Cristiano remató de cabeza y Adriano salvó al Barcelona prácticamente sobre la línea de gol.

Ya en el complemento tras la anotación de Messi y la expulsión de Albiol, Mourinho se vio obligado a modificar. Movió a Pepe hacia la defensa y metió a Mesut Özil, y el alemán demostró su calidad como motor del Real. También ingresó Adebayor, y se notó mayor profundidad en el ataque madridista.

Lucía inminente el sexto triunfo consecutivo para el cuadro catalán en el Clásico, pero poco a poco el anfitrión apretó y encontró un penalti a favor, muy discutido por los visitantes, cuando Dani Alves tocó ligeramente a Marcelo y el silbante Muñiz Fernández señaló la falta.

Cristiano marcó gol al Barcelona por primera vez en su carrera, al minuto 82, y entonces el Bernabéu se prendió, el juego incrementó su intensidad y las acciones cobraron mayor emotividad.

En ese lapso entre la anotación de Ronaldo y el final, cualquier equipo pudo quedarse con la victoria, hubo llegadas en ambas porterías, pero el marcador ya no se movió y el Clásico terminó en igualada.

Guardiola vio cortada su racha de cinco triunfos sobre el Madrid, y el Real por fin evitó la derrota contra los de Pep. Y apenas fue el primero de cuatro cotejos programados para los próximos 18 días. Todavía falta la Final de la Copa del Rey y las Semifinales de la Champions League. Un juego de estudio y se espera que venga lo mejor de este Rally de Clásicos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×