Espanyol 0-2 Zaragoza... Los maños aún no están muertos

Zaragoza aún no está muerto. El cuadro del mexicano Pablo Barrera dio la sorpresa de la Jornada 23 de la Liga española al derrotar 0-2 al Espanyol de Héctor Moreno y de esa forma demostrar que no...
 Zaragoza aún no está muerto. El cuadro del mexicano Pablo Barrera dio la sorpresa de la Jornada 23 de la Liga española al derrotar 0-2 al Espanyol de Héctor Moreno y de esa forma demostrar que no está definido uno de los equipos que descienden.  (Foto: Reuters)
Estadio Cornellá-El Prat -
  • Héctor Moreno jugó los 90 minutos y Pablo Barrera no estuvo ni en la banca
  • Es la tercera victoria del Zaragoza en 22 partidos disputados

Zaragoza aún no está muerto. El cuadro del mexicano Pablo Barrera dio la sorpresa de la Jornada 23 de la Liga española al derrotar 0-2 al Espanyol de Héctor Moreno y de esa forma demostrar que no está definido uno de los equipos que descienden a Segunda División.   Tal parece que los "Periquitos" son un equipo que se acomoda de gran forma para el cuadro aragonés, pues de los tres triunfos que el Zaragoza ha podido rescatar hasta el momento, dos han sido frente al cuadro de Mauricio Pochettino, que con la derrota ve como se alejan las posibilidades de meterse entre los cuatro mejores de España.   Los primeros minutos del partido fueron apenas el aviso de lo que sería la primera mitad y en gran parte de las intenciones que tendrían los maños de Manolo Jiménez para el resto del partido.   Con un ritmo semilento y con la pelota en un paseo horizontal teniendo apenas unos lapsos de profundidad y verticalidad, Zaragoza fue metiendo en su juego al Espanyol sin que este último prácticamente se diera cuenta y menos hiciera algo al respecto.   Fue hasta el segundo tiempo que los visitantes comenzaron la sorpresa y no podía ser de otra forma que a balón parado.   Una vez mantenido el orden atrás, Paulo da Silva se incorporó al ataque a los 54 minutos para un tiro de esquina, el paraguayo remató picado dejando sin oportunidad a Casilla, arquero del Espanyol y poniendo el 0-1 momentáneo.   Si hasta ese momento el orden defensivo era prioridad, con el gol conseguido y lo que representaría, la muralla aragonesa ingresó al campo para defender la ventaja.   El timonel argentino de los “Periquitos” comenzó los movimientos tácticos buscando desequilibrar a la bien para defensiva de Manolo Jiménez sin mayor éxito que algunos disparos a puerta que apenas le pusieron nervio al arquero Roberto, en lo que fue una exhibición muy alejada del nivel que ha mostrado el cuadro de Barcelona.   Fue en el minuto 93 cuando Juan Carlos Pérez, quien había ingresado de cambio, sentenció el partido. Micael cobró una falta que sorprendió a la zaga del mexicano Moreno y la dejó en los pies del delantero, quien se quitó al portero Casilla para mandarla al fondo de las redes y decretar el 0-2 definitivo.   Con ello el Zaragoza llegó a 15 unidades y se puso a cuatro puntos del Sporting de Gijón en la lucha por no descender, aunque el objetivo aún se encuentra a ocho unidades, mientras que el Espanyol se mantiene en 32 puntos.   Zaragoza está más vivo que nunca y pese a la ausencia del mexicano Pablo Barrera, demuestra que está para pelear su salvación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×