Zaragoza 1-0 Granada... 'Maños' atisban la salvación

El Real Zaragoza subió al que podía ser su último tren hacia la permanencia con su triunfo ante el Granada, a pesar de seguir teniendo la salvación a cinco puntos.
 El Real Zaragoza subió al que podía ser su último tren hacia la permanencia con su triunfo ante el Granada, a pesar de seguir teniendo la salvación a cinco puntos.  (Foto: Reuters)
Zaragoza, España (Reuters) -
  • Pablo Barrera sigue desaparecido en el Zaragoza
  • El equipo de Granada se complicó en su lucha por no descender

El Real Zaragoza subió al que podía ser su último tren hacia la permanencia con su triunfo ante el Granada, a pesar de seguir teniendo la salvación a cinco puntos, en un partido que en menos de un minuto cambió su signo con los granadinos, que estrellaron en dos ocasiones el balón en la portería maña, ya metidos de lleno en el lío del descenso. Con los dos equipos todavía asentándose sobre el terreno de juego, a los cinco minutos un balón robado por Uche en el centro del campo le llegó a Dani Benítez que metió el miedo en el cuerpo a los zaragocistas al estrellar su potente remate en el larguero de un sorprendido Roberto que estaba batido. En la acción siguiente Carlos Aranda desbordó por la banda derecha a Siqueira y viendo completamente solo a Dujmovic, unos metros por detrás del punto de penalti, le envió un balón perfecto que conectó al fondo de las mallas de Julio César. El conjunto de Manolo Jiménez, tan acostumbrado en los últimos años a vivir sobre el filo de la navaja y al límite de la supervivencia, supo manejar mucho mejor que su adversario el tiempo del juego con faltas que cortaban el ritmo de un rival que tenía excesivos problemas para manejar el balón con criterio. El partido, con la acción del viento que dificultaba controles limpios del balón, entró en una fase de centrocampismo, sin acciones ofensivas de relieve. En la recta final de la primera mitad, los zaragocistas lo intentaron con un par de lanzamientos desde fuera del área por parte de Zuculini y Edu Oriol que no puso en aprietos en ningún momento a Julio César. Peor le pudieron ir las cosas a los locales cuando en la última acción antes del descanso un pase de Uche dejó un buen balón a Martins que cortó la defensa zaragocista cuando se dirigía hacia los tres palos defendidos por Roberto. Los granadinos se vieron sorprendidos por un Zaragoza que salió en tromba decidido a consolidar su ventaja. A punto estuvo de salirle bien a los maños que, con poco más de un minuto consumido, vieron como Dujmovic se plantaba prácticamente solo en el área visitante y tras un par de recortes no tuvo la inspiración de la primera parte para volver a marcar. En la siguiente acción de nuevo el croata, el hombre más incisivo de su equipo, con otro balón claro se resbaló en el borde del área cuando conectaba su remate que se fue a las nubes. Abel Resino intentó dar algo más de mordiente a su ataque con la entrada de Abel Gómez, mientras que el Real Zaragoza empezó a meter la marcha atrás dejando que su rival ganase metros sobre la portería de Roberto. El que no tuvo su tarde en la capital aragonesa fue Dani Bénitez, ya a falta de diez minutos vio como un lanzamiento de falta directo desde veinte metros se estrelló en el poste derecho y el rebote le fue a Nyom que con toda la portería vacía no encontró la manera de empujar el balón hacia el fondo de las mallas. FICHA TÉCNICA: 1-Real Zaragoza: Roberto; Álvarez, Da Silva, Paredes (Lanzaro, min.83), Abraham; Zuculini, Dujmovic, Rubén Micael; Lafita, Edu Oriol (Obradovic, min.60); y Aranda (Postiga, min.72). 0-Granada: Julio César; Nyom, Mainz, Gómez, Siqueira, Uche, Moisés (Abel Gómez, min.51), Martins (Ighalo, min.80), Mikel Rico, Bénitez y Álex Geijo (Franco Jara, min.57). Goles: 1-0. Min.5, Dujmovic. Árbitro: Del Cerro Grande. Amonestó con cartulina amarilla por el Granada a Álex Geijo, Nyom y Franco Jara y por el Real Zaragoza a Álvarez, Da Silva y Paredes. Expulsó con tarjeta roja directa al local Rubén Micael en el minuto 92. Incidencias: partido correspondiente a la jornada 34 de Primera División disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza, ante unos 30 mil espectadores con terreno de juego en buen estado y tarde primaveral con fuerte viento. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del jugador del Livorno Piermario Morosini.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×