Real Madrid (4)2-1(4) Barcelona... 'Merengues' se coronan en la Supercopa en...

En la primera serie sin él contra el conjunto Merengue, los catalanes se quedaron con las ganas de mantener la costumbre y Tito Vilanova sucumbió pese al apretón de manos que le brindó Jose...
 Higuaín corría a gritar su gol con toda la gente del Bernabéu.
Estadio Santiago Bernabéu, Madrid, España ante... -
  • El Barcelona rompió una racha de cuatro títulos de Supercopa consecutivos
  • El último fichaje del Madrid, Luca Modric, debutó en los últimos minutos
  • El error de Valdés en la Ida resultó decisivo por la ventaja Merengue en goles de visitante

Ausente, Pep Guardiola volvió a ser protagonista del primer título de la Temporada disputado por Real Madrid y Barcelona.

En la primera serie sin él contra el conjunto Merengue, los catalanes se quedaron con las ganas de mantener la costumbre y Tito Vilanova sucumbió pese al apretón de manos que le brindó Jose Mourinho antes del encuentro que terminó 2-1 a favor del equipo del portugués. El cuadro visitante pagó caro una primera mitad en la que fue irreconocible, durante la cual el Madrid aprovechó pese a las fallas de Gonzalo Higuaín, que al final no resultaron graves por el heroísmo de Iker Casillas para aguantar el 4-4 global que les dio el campeonato dada su mayor cantidad de goles como visitante, luego del triunfo del Barcelona por 3-2 en la Ida. Desde los primeros minutos, el visitante dio una imagen nunca vista al menos en los últimos años de duelos frente al conjunto madrileño. El equipo dominador que duerme a golpe de toques no aparecía en el Bernabéu, donde en cambio predominaron infames distracciones defensivas que en 21 minutos ya les habían costado dos goles. Peor aún, el par de tantos parecían un saldo barato de acuerdo a la gran cantidad de ocasiones que tuvo el cuadro Merengue y que falló, varias de ellas, por las intervenciones de Víctor Valdés. Hasta en ello era irreconcible el Barça. El portero que falló de manera infantil en la Ida y permitió la resurrección blanca ahora era el hombre clave que los mantenía en el partido. El arquero primero aguantó un disparo de Gonzalo Higuaín al 6’ tras un gran pase de Marcelo, quien evidenció por primera vez la desconcentración de la zaga, donde no apareció Carles Puyol, ya que una fractura en el pómulo le obligó a ver el juego desde la grada. En esa línea también se notó la ausencia de Dani Alves, cuya baja se dio minutos antes del partido por molestias musculares. El “Pipita” falló ese primer intento pero no perdonó al siguiente, ya que al 9’ aprovechó un error de Javier Mascherano, quien abanicó un globo que desde la zaga envió Pepe. El delantero fusiló a Valdés, que nueve minutos después volvió a padecer a sus defensas convertidos en estatuas. Esta vez, Gerard Piqué tampoco pudo con un balón a profundidad, el cual Cristiano Ronaldo se acomodó con un “taquito” elevado para definir al 18' frente a Valdés, quien poco después salvó el que parecía el tercero madridista, que habría sido el segundo de Higuaín. Cuando el Barcelona parecía hundido en una crisis de identidad, el árbitro le anuló un gol a Pepe, quien no estaba en fuera de lugar y tampoco cometió falta en el momento del cabezazo, pero sí empujó a Mascherano instantes antes para sacarlo de balance. Luego de una nueva aparición de Valdés para quedarse con un remate de Sami Khedira, el panorama se oscureció más para el Barcelona por la expulsión de Adriano por detener a Ronaldo cuando se escapaba solo hacia el arco catalán al 32’. Inexistente durante la primera hora de juego, Lionel Messi apareció para acercar al Barça y marcar el 2-1 con un golazo en tiro libre al 44'. Colocado y potente, su disparo libró la barrera y entró por uno de los pocos resquicios que dejaba Iker Casillas. CR7 y Ángel di María respondieron con disparos que zumbaron los palos. El segundo tiempo tampoco tuvo desperdicio, ya que ambos equipos contaron con varias oportunidades, en la mayoría de las cuales aparecieron los dos arqueros. Casillas salvó de manera milagrosa un disparo de Pedro al 62’, mientras que Valdés evitó un gol cantado de Khedira al 68’, además de que Sergio Ramos salvó al Madrid cuando Jordi Alba preparaba el disparo cuando el portero blanco ya estaba vencido. Vergonzosa fue la enésima ocasión fallada por Higuaín al 79’, cuando no pudo encajar pese a que se enfiló solo frente a Valdés y se dejó desviar el disparo por Mascherano, a quien le ganaron las espaldas, también en su enésimo yerro del partido. Diferente hubiera sido la historia si en vez de Higuaín hubiera aparecido Karim Benzemá, quien ingresó por el “Pipita” hasta el 81’, un par de minutos antes de que saliera Mesut Ozil para el debut de Luca Modric, que estuvo a punto de marcar su primer gol durante una compensación que resultó dramática. Además del tiro de Modric, Marcelo estuvo a punto de marcar el tercero del Madrid, pero también Montoya y Messi tuvieron el del título para el Barça, de no ser porque Casillas volvió a ser figura en el primero de estos embates catalanes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×