Real Madrid 2-0 Celta de Vigo... Un triunfo sin alardes

Ocho jornadas han transcurrido ya en la Liga de España y el Real Madrid sigue sin encontrarse con su mejor futbol. Al campeón se le siguen complicando los rivales modestos sin importar que el...
 Ocho jornadas han transcurrido ya en la Liga de España y el Real Madrid sigue sin encontrarse con su mejor futbol. Al campeón se le siguen complicando los rivales modestos sin importar que el escenario sea el Santiago Bernabéu.
Estadio Santiago Bernabéu (Reuters) -
  • Real Madrid se queda en el cuarto sitio de la tabla con 14 unidades; a cinco del Barcelona que tiene un partido menos

Ocho jornadas han transcurrido ya en la Liga de España y el Real Madrid sigue sin encontrarse con su mejor futbol. Al campeón se le siguen complicando los rivales modestos sin importar que el escenario sea el Santiago Bernabéu, prueba de ello fue la visita del Celta de Vigo, equipo al que apenas pudo doblegar 2-0; el segundo de penal por conducto de Cristiano Ronaldo.

Un temprano gol de Gonzalo Higuaín al minuto 11 ilusionaba a los Merengues para presumir una nueva goleada, pero no fue así. Las redes se estremecieron tras una inesperada jugada, el ariete argentino cayó a la banda izquierda en una acción que concluyó con un centro de zurda que se envenenó hasta acabar en la escuadra de Sergio Álvarez. El portero reaccionó tarde.

Lo que sí pudo presumir el cuadro blanco es que logró superar la plaga de bajas por el 'virus FIFA', el cual sufren los equipos a la vuelta de los partidos de selecciones y que obligó a José Mourinho a optar por un experimento que le salió bien.

El estratega luso volvió a cerrar la puerta a los que vienen de abajo. No confía en ellos. No los ve preparados. Prefirió alinear al ghanés Michael Essien, quien jugó de lateral izquierdo. Lo curioso es que brilló y fue eficaz. Sergio Ramos se vio obligado a repetir en el lateral derecho. El Celta no exigió a la defensa blanca. Solo Iago Aspas inquietó, incansable en una lucha en solitario para ser el único que probó a Iker Casillas. El balón fue del Real Madrid. Mourinho juntó a los futbolistas de más calidad de su plantilla. Dejó a Xabi Alonso solo al mando por la lesión del alemán Sami Khedira, y rodeó al centrocampista español de Modric, Özil y Kaká. La buena circulación estaba asegurada aunque se rebajó la verticalidad del fútbol de vértigo que gusta en el Santiago Bernabéu. El camino hacia el triunfo blanco estaba abierto pero le faltó precisión en los últimos metros. Ramos tuvo dos en sus subidas habituales a los saques de esquina. La primera la cabeceó rozando el poste y la segunda, tras cesión de Pepe, la enganchó arriba con su zurda. La valentía del Celta no se vio en el Bernabéu. Su habitual atrevimiento no se soltó en uno de esos días en los que hay poco que perder. No hiló bien ni los contragolpes que tuvo oportunidad de lanzar. La apuesta por el futbol de Mourinho daba una posesión abrumadora al Real Madrid. Kaká, jugador de espacios, desentonaba en ataques estáticos, y Cristiano buscaba el gol sin parar. Se suspendió en el aire tanto tiempo que remató descompensado un buen centro de Higuaín, no encontró puerta con disparos desde la frontal y la más clara la estrelló en el travesaño. En un primer acto de pocas ocasiones, Casillas sacó una mano abajo a Aspas salvadora. Cristiano se desesperaba pidiendo penalti a un centro que reclamó dio en la mano de Roberto Lago. Pudo permitirse una siesta en pleno partido el Real Madrid. Fue en la reanudación. Y eso que Mourinho retiró a Kaká y quiso abrir el campo con la presencia de Di María. El Celta no lo aprovechó. Ni en los minutos de valentía de Paco Herrera cuando por minutos apostó por juntar a Iago Aspas y Mario Bermejo. Tampoco los tuvo el Real Madrid. Tuvo que ser por la vía del penal que el cuadro Merengue pudiera incrementar la cuenta. Özi irrumpió con fuerza en el área rival y Cabral le derribó tras perder la posición. Cristiano aprovechó para convertir, engañó al guardameta, puso el 2-0 y el partido concluyó.

De esta manera, Iker Casillas volvió a dejar en ceros su portería por tercer duelo consecutivo en La Liga. El Real Madrid se quedó momentáneamente en el cuarto sitio de la tabla con 14 unidades, a cinco del líder Barcelona que aún tiene un partido pendiente. Por su parte el Celta Vigo se quedó estancado en el puesto 13 con solo nueve puntos. FICHA TÉCNICA: Real Madrid: Casillas; Essien, Varane, Pepe, Sergio Ramos; Xabi Alonso, Modric, Özil (Callejón, m.73); Kaká (Di María, m.46), Cristiano Ronaldo e Higuaín (Benzema, m.84). Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Túñez, Roberto Lago; Borja Oubiña, Alex López; Augusto Fernández (De Lucas, m.77), Bustos (Mario Bermejo, m.52), Krohn-Dehli; e Iago Aspas (Park, m.58). Goles: 1-0, m.11: Higuaín. 2-0, m.67: Cristiano Ronaldo de penalti. Árbitro: Clos Gómez (Comité Aragonés). Amonestó a Xabi Alonso (54), Casillas (69) y Ramos (76) por el Real Madrid; y a Cabral (66) y Roberto lago (78) por el Celta. Incidencias: Encuentro correspondiente a la octava jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 74.815 espectadores. Hizo el saque de honor el ciclista Alberto Contador, campeón de la última edición de la Vuelta Ciclista a España. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×