El Barça sucumbió en el fuerte de San Mamés

El Barcelona sucumbió ante el Athletic (1-0) en el fuerte en que ha convertido el conjunto bilbaíno el nuevo San Mamés, lo que permite al Atlético de Madrid alcanzarle en la cima de la...
El Barcelona sucumbió ante el Athletic (1-0) en el fuerte en que ha convertido el conjunto bilbaíno el nuevo San Mamés, lo que permite al Atlético de Madrid alcanzarle en la cima de la clasificación y al Real Madrid situarse a tres puntos.
 El Barcelona sucumbió ante el Athletic (1-0) en el fuerte en que ha convertido el conjunto bilbaíno el nuevo San Mamés, lo que permite al Atlético de Madrid alcanzarle en la cima de la clasificación y al Real Madrid situarse a tres puntos.
Estadio San Mamés, Bilbao, España (Reuters) -
  • Los de “Tata” Martino fueron incapaces de recuperarse tras el tanto en contra

El Barcelona sucumbió ante el Athletic (1-0) en el fortín en que ha convertido el conjunto bilbaíno el nuevo San Mamés, lo que permite al Atlético de Madrid alcanzarle en la cima de la clasificación y al Real Madrid situarse a tres puntos. Tras el golpe sufrido en el Amsterdam Arena en la Champions League, el conjunto de Gerardo “Tata” Martino culminó su primera semana negra con la segunda derrota seguida y primera del curso liguero. No se pudo recuperar el Barcelona en uno de los clásicos del futbol español que reavivó la lucha por el título, ya que el Atlético de Madrid de Diego Simeone, que ganó el sábado en Elche (0-2), es segundo igualado con el Barcelona, y el Real Madrid, que goleó al Valladolid (4-0), está ya a sólo tres puntos. Los culés tuvieron un inicio de partido esperanzador, pero se quedó en un espejismo porque el Athletic hizo un trabajo infatigable en la presión que ahogó a los hombres de Martino y se hizo acreedor a un gran triunfo con un tanto del internacional español Sub-21 Iker Muniain (71’). El encuentro, no obstante, tuvo otra jugada clave. Una acción de Ander Iturraspe sobre Neymar al borde del área en el minuto 58 sancionada por el árbitro pero sin expulsar al centrocampista vizcaíno. Comenzó imponiéndose la presión con la que buscaba el Athletic al Barcelona y ello le dio una buena opción a Susaeta tras un centro desde la izquierda de Muniain que no supo despejar bien Adriano. Al extremo local se le echó encima un balón que no esperaba, pero que era de oro. Llegando al primer cuarto de hora empezó a carburar como acostumbra el Barça, que se pasó un buen rato con todo el equipo en campo rival. Inició esa fase de dominio un remate de Neymar un poco más atrás del pico del área pequeña al que respondió Iraizoz con una gran intervención, en el minuto 11, y un disparo fuera desde la frontal de Iniesta. De nuevo muy pitado en San Mamés. Una segunda oportunidad rojiblanca levantó al Athletic de su letargo ofensivo y tuvo una oportunidad desperdiciada casi de manera increíble por Muniain. El extremo se encontró con un balón franco en el área pequeña, pero no acertó al rematar. Un remate de cabeza desviado de Toquero, a centro de Susaeta desde la izquierda, completó el cupo de ocasiones de un primer tiempo muy dinámico, intenso y sin un dueño claro en el choque. El Barça intentó hacerse con la posesión a través de la pausa y combinaciones a balones largos en busca de sus extremos, Alexis y Neymar, apagados, y el Athletic incomodar alBarcelona con una fuerte presión hasta Pinto. El portero gaditano, fiel a su costumbre, ofreció una pisada de balón en su área ante Herrera propia de otros magos de su equipo, aunque menos vistosos antes de la llegada del descanso. Que se alcanzó sin goles, pero con diversión en San Mamés. Un nuevo cabezazo de Toquero avisó a vuelta de vestuarios de que el choque quería seguir por el mismo camino y el primer cuarto de hora de la continuación estuvo pleno de interés. Sobre todo por las apariciones de Neymar. En la primera, una ruptura a pase de Xavi, controló bien con el pecho pero remató mal, y la segunda resultó una jugada muy polémica. Una falta al borde del área, tras fallo de Laporte en la salida del balón, por derribo de Iturraspe. Con esa jugada en la cabeza de todos, el Athletic intensificó la presión, le hizo pasar unos minutos malos al Barça y además se adelantó en el marcador. Iraola peleó un balón divido, se lo llevó y lo abrió para Susaeta, que centró para que Muniain abriese el marcador. Acusó el golpe el Barcelona y se creció el Athletic que tuvo otras dos ocasiones para ampliar diferencias. Sendos cabezazos de Toquero y Laporte. Al primero de ellos respondió Pinto con un paradón y el segundo se fue alto por poco. De ahí al final, los locales se apoyaron en San Mamés para aguantar el último estirón barcelonista. Aunque el juego llegó a amenazar más el 2-0 del Athletic que el 1-1. Además, la victoria instaló al cuadro de Ernesto Valverde en la Champions League, un punto por encima del Villarreal, premio tan importante como merecido por la capacidad de trabajo de todo el bloque, desde el meta Gorka Iraizoz al delantero Gaizka Toquero.

No te pierdas