La Real Sociedad fue temerosa y se alejó de Europa

Un doloroso pero justo empate fue el que consiguió la Real Sociedad al igualar 2-2 ante un Celta de Vigo que jugó todo el segundo tiempo con un hombre menos, pero que fue mucho más que el...
Un doloroso pero justo empate fue el que consiguió la Real Sociedad al igualar 2-2 ante un Celta de Vigo que jugó todo el segundo tiempo con un hombre menos, pero que fue mucho más que el precavido estilo del equipo de Arrasate.
 Un doloroso pero justo empate fue el que consiguió la Real Sociedad al igualar 2-2 ante un Celta de Vigo que jugó todo el segundo tiempo con un hombre menos, pero que fue mucho más que el precavido estilo del equipo de Arrasate.  (Foto: Reuters, )
Vigo, España -
  • Carlos Vela fue titular y disputó los 90 minutos con una discreta actuación
  • Real Sociedad se quedó a ocho puntos del Athletic de Bilbao y a dos del Sevilla

Un doloroso pero justo empate fue el que consiguió la Real Sociedad al igualar 2-2 ante un Celta de Vigo que jugó todo el segundo tiempo con un hombre menos, pero que fue mucho más que el precavido estilo del equipo de Arrasate. La Real Sociedad salió a la cancha fiel a su estilo y todo el primer tiempo cumplió con esa irregularidad que ha caracterizado al equipo de Arrasate. Dominaron los primeros minutos, consiguieron el gol con un gran zurdazo de Sergio Canales que batió al portero Yoel. Los visitantes tuvieron la opción de ampliar el marcador con un par de cabezazos de Iñigo Martínez, pero ante la pasividad del rival y el dominio que tuvieron en los primeros minutos, la Real Sociedad optó por recular y darle vida a un Celta que poco a poco se fue metiendo al partido. Khron Dehli avisó con un disparo, mientras Claudio Bravo se batió para evitar el empate que al final fue inevitable. Martínez, quien ya había sido amonestado por una falta, se jugó su estadía cuando cometió un penal sobre Bermejo que fue polémico, pero que el árbitro no dudo en marcar. Nolito cobró raso y fuerte a la izquierda de Bravo, lo que hizo inútil en lance del portero chileno y devolvió la paridad al marcador. Poco le duró el gusto a los locales. Apenas cinco minutos más tarde Agirretxe le bajó la pelota a Griezmann, quien no se acomodó en primera instancia pero resolvió todo con una media vuelta que le permitió prender la pelota de aire y ponerla de “campana” en las redes locales. El panorama parecía aclararse más para el cuadro “txuri urdin” cuando Aurtenetxe se hizo expulsar en el comienzo del segundo tiempo al patear en el estómago a Carlos Vela, pero en realidad afectó demasiado a los visitantes que decidieron tirarse atrás y defender la ventaja. Vinieron los cambios del Celta y ahí ingresó Santiago Mina. Los locales comenzaron a ser mucho más con 10 hombres que el temeroso cuadro de Arrasate, por lo que agobiaron a la Real y la metieron en su propia área hasta que al minuto 82 consiguieron el empate con un buen tiro de Santiago Mina que hizo inútil el lance de Bravo. Arrasate pagó cara su decisión de defender la ventaja y tras el 2-2 del Celta decidió hacer los cambios que resultaron más precipitados que pensando en una modificación táctica.

No te pierdas