Rayo sin Aquino, eliminado de la Copa del Rey

El Valencia sufrió de más para alcanzar los Octavos de Final de la Copa del Rey, tras empatar a cuatro goles con el Rayo Vallecano; Javier Aquino no vio acción.
El Valencia sufrió de más para alcanzar los Octavos de Final de la Copa del Rey, tras empatar a cuatro goles con el Rayo Vallecano; Javier Aquino no vio acción.
 El Valencia sufrió de más para alcanzar los Octavos de Final de la Copa del Rey, tras empatar a cuatro goles con el Rayo Vallecano; Javier Aquino no vio acción.
Valencia, España (Reuters) -
  • Valencia empató con un gol polémico de Rodrigo que significó el pase a la siguiente ronda de la Copa del Rey

El Valencia sufrió de más para alcanzar los Octavos de Final de la Copa del Rey, tras empatar a cuatro goles en la locura de partido que propuso el Rayo, que se fue al descanso mandando en la eliminatoria con un marcador de 1-3.

El duelo vivido en Mestalla engrandece el espíritu de esta competición. Goles, remontadas imposibles, polémica y emoción a raudales se concentraron en 90 minutos épicos.

Paco Jémez demostró que no es un técnico de medias tintas y alineó un once súper ofensivo en busca de remontar el 1-2 adverso de la Ida ante un rival que tres días antes le había goleado en la Liga por 3-0.

El Valencia salió también en busca del gol. En el primer minuto Parejo obligaba a lucirse al guardameta Cristian Álvarez y poco después Rodrigo firmó una gran jugada individual, por la banda derecha, y su disparo fue repelido por un poste, pero Alcácer, siempre atento, cazó el rechace para marcar a placer el 1-0.

El Rayo Vallecano no se descompuso y aprovechó el paso atrás que dio el Valencia para hacerse con el dominio del juego, aunque sin crear excesivo peligro. Sin embargo todo cambió en apenas dos minutos de una efectividad máxima que le permitió igualar la eliminatoria, a los 23 minutos de juego, en sus dos primeros remates a puerta.

Primero fue Jozabed quien se adelantó a los centrales valencianistas para cabecear a la red una falta lateral y posteriormente, Pozuelo enganchó un rechace en el borde del área para, a la media vuelta, batir con un tiro seco a Yoel.

En ese momento quedó al descubierto la inexperiencia del once inicial del equipo valencianista. El Rayo se vino arriba, con un juego vistoso y eléctrico que sonrojó en más de una ocasión el desastroso sistema defensivo de los locales, que fue un coladero.

El colegiado y su asistente echaron una mano al Valencia al anular un gol de Jonathan Soriano, por un fuera de juego inexistente al estar en línea con un defensa, a diez minutos del descanso.

Sin embargo, el destino fue justo con el delantero y tres minutos después le llegó un balón rechazado desde el centro del campo en posición inmejorable para internarse, batir a Yoel y poner la eliminatoria patas arriba.

El Valencia se veía obligado en la reanudación a marcar dos goles para enmendar el desastre ante el nerviosismo de un estadio de Mestalla que le despidió con pitos al descanso.

Nuno, a la vista de la situación, hizo de Paco Jémez. Realizó un triple cambio en el descanso y dio entrada a Negredo, Piatti y De Paul en busca de la remontada. Todos los jugadores ofensivos de la convocatoria estaban juntos sobre el terreno de juego. El Valencia aceptaba el intercambio de golpes.

La reacción fue fulminante y al minuto de juego un disparo de Piatti golpeaba en Morcillo y se introducía en la meta vallecana. La eliminatoria se abría de nuevo.

El Valencia buscaba el empate, pero el Rayo no renunciaba al cuarto y lo encontró por mediación de Embarba. El conjunto de Nuno encajó bien el golpe y apenas cuatro minutos después Alcácer volvió a recoger un balón repelido por el poste para marcar e inyectar nuevas dosis de emoción a la eliminatoria con 25 minutos por delante.

El Valencia logró dar un nuevo giro a un duelo enloquecido al igualar el partido y ponerse nuevo por delante en la eliminatoria, tras marcar Rodrigo Moreno, en una jugada muy protestada por los jugadores del Rayo al entender que había habido falta previa de Negredo al guardameta Cristian Álvarez.

Por si le faltaba poco al partido, el árbitro expulsó al local Rodrigo a 10 minutos del final. El Rayo se volcó con todo en los últimos minutos, pero el Valencia se defendió hasta la extenuación para sacar adelante una eliminatoria de locura.

No te pierdas