Barcelona recuperó memoria y echó al Atlético

Con la autoridad y la paciencia como mejores argumentos, el Barcelona venció 2-3 (4-2 en el global) al Atlético de Madrid.
Con la autoridad y la paciencia como mejores argumentos, el Barcelona venció 2-3 (4-2 en el global) al Atlético de Madrid.
 Con la autoridad y la paciencia como mejores argumentos, el Barcelona venció 2-3 (4-2 en el global) al Atlético de Madrid.  (Foto: Reuters, )
Estadio Vicente Calderón, Madrid. España. -
  • Barcelona espera al ganador de la serie entre Getafe y Villarreal en Semifinales
  • Raúl Jiménez está borrado del Atlético, ni necesitando tres goles ingresó a la cancha

Con la autoridad y la paciencia como mejores argumentos, el Barcelona venció 2-3 (4-2 en el global) al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón y de paso selló su pasaporte para instalarse en las Semifinales de la Copa del Rey en donde ya espera por el Getafe o por el Villarreal de los hermanos Dos Santos que de por sí ya enfrentará el próximo fin de semana por la Liga española.

Preocupante resulta que el mexicano Raúl Jiménez esté completamente borrado del cuadro "colchonero", pues ni necesitando tres goles para avanzar, el DT argentino echó mano de él y lo dejó en el banquillo de suplentes.

Atlético de Madrid intentó repetir la dosis con la que eliminó al Real Madrid al ponerse en ventaja apenas a los 30 segundos del partido con un golazo del “Niño” Torres que le rompió la cintura a Javier Mascherano para luego cruzar a Ter-Stegen e igualar momentáneamente el global.

El equipo de Luis Enrique no perdió la paciencia y poco a poco fue haciéndose del partido hasta que llegó la opción para que Neymar convirtiera el empate que le devolvía el pase a los blaugranas después de un relampagueante contragolpe que Messi llevó y definió el brasileño.

Los "colchoneros" se fueron al frente con todo y por momentos metieron a los culés en su área hasta que prácticamente forzaron que el árbitro se equivocara al marcar una inexistente pena máxima por una supuesta falta de Mascherano a Juanfran que encima era fuera del área.

Raúl García no desaprovechó y mandó la pelota al fondo de la portería para poner el 2-2 global que aún le pedía un tanto más a los del “Cholo” Simeone, pues el tanto de visita le daba el pase a la visita que de nueva cuenta sorprendió por la paciencia que mostró para no perder la cabeza y seguir intentando hasta conseguir el empate.

Como si se tratará del karma, el Barcelona logró el empate en una pelota parada. Vaya que extrañaron a Diego Godín. Sergio Busquets se levantó para rematar y cuando la pelota se iba afuera se encontró con Miranda, que mostró su falta de técnica al quitarse de encima la pelota pero sólo para mandarla al fondo de su propia portería.

El Calderón no terminaba de reponerse del empate y de su nueva necesidad de marcar dos goles cuando Griezmann disparó dentro del área, la pelota le pegó en la mano a Alba y a partir de ahí se generó un contragolpe que sepultó el Calderón.

Messi llevó el balón mientras Jordi Alba corrió de área a área para convertirse en el hombre que asistió sobre línea de fondo para Neymar quien se quitó al portero Oblak y solo empujo el balón.

El silencio inundó el estadio y la rabia a los jugadores rojiblancos que tuvieron en Arda Turán a uno de sus exponentes al aventar un zapato al abanderado, Gabi se fue expulsado desde la banca y después Mario Suárez vio la roja en un segundo tiempo que no tuvo más para contar.

 

No te pierdas