La Real obtuvo un agónico triunfo ante Sevilla

Aún sin Carlos Vela, quien se recupera de una operación, la Real Sociedad obtuvo un agónico triunfo sobre el Sevilla.
Aún sin Carlos Vela, quien se recupera de una operación, la Real Sociedad obtuvo un agónico triunfo sobre el Sevilla.
 Aún sin Carlos Vela, quien se recupera de una operación, la Real Sociedad obtuvo un agónico triunfo sobre el Sevilla.  (Foto: Reuters, )
Estadio de Anoeta, San Sebastián, España (Reuters) -
  • El conjunto de David Moyes vino de atrás y obtuvo un importante resultado

La Real Sociedad se impuso en el último minuto por 4-3 al Sevilla, en un partido loco y espectacular, pleno de alternativas y buen fútbol, y el mejor que han realizado los donostiarras esta temporada en la liga española.

El Sevilla puso en jaque a la defensa local desde el primer minuto, y bien asentado en su campo y con fulgurantes salidas a la contra estuvo a punto de hacer el 0-1 a los diez minutos, en una acción de Aleix Vidal a la que no llegó por centímetros Deulofeu.

El público de Anoeta no veía nada claro que la Real pudiera dominar al conjunto de Unai Emery, que llegaba a San Sebastián con importantes bajas, pero con la moral muy alta tras su triunfo europeo el jueves y la goleada al Córdoba la pasada jornada.

Imanol Agirretxe, que ha marcado en los dos partidos anteriores, salió al rescate de los vascos y desatascó el partido con un gran gol, a servicio de Zaldua y ante la pasividad defensiva sevillista, que dejó solo al ariete blanquiazul para que batiera bajo y desde lejos a Rico.

Tenía el conjunto que prepara David Moyes el encuentro donde quería, obligaba al Sevilla a dejar espacios para buscar el empate y Chory Castro y Canales se encargaban de que no le entrara la camisa por el cuello a los defensores andaluces cada vez que se descuidaban.

Tuvo la Real a diez minutos para el descanso su mejor oportunidad para dejar encarrilado el choque, en un fulgurante contraataque de Chory Castro que dejó sólo y con metros a Canales ante Sergio Rico, pero el guardameta sevillano desbarató con su pie el inocente remate del cántabro que parecía el 2-0.

Anoeta se aprestaba a despedir con aplausos la marcha a vestuarios de sus jugadores, premiando lo que había sido el mejor fútbol de la temporada, cuando en el 42 llegó el empate del Sevilla, tras un córner botado por Deulofeu que peinó Kolo ante el despiste general realista y coló el balón en la portería de Rulli.

Recién iniciada la segunda mitad llegó el segundo gol realista, obra del infalible Xabi Prieto desde el punto de penalti, después de una acción pueril de la defensa sevillista en el saque de un córner delante del árbitro en el que hubo faltas a Canales y a Ansotegi.

Dio bríos este tanto a los guipuzcoanos que, cómodos bajo un copioso chubasco que caía en Anoeta, mantenían el buen tono de la primera mitad, mientras Emery se desgañitaba para que sus consignas calaran como la propia lluvia en sus jugadores.

El último tercio de partido fue claro para el Sevilla, sin embargo no era su día y así Arribas estrelló un balón en el larguero y el portugués Carriço en el poste, remates que pudieron haber cambiado antes el signo del partido.

Finalmente encontró el camino del gol en la portería de Rulli el conjunto andaluz y lo hizo en un balón parado, auténtica cruz para los realistas esta mañana, que el colombiano Bacca culminó de cabeza antes de ser sustituido por lesión.

Con la Real en plena descomposición, algo que se repite en las segundas partes, logró el Sevilla el tercero a 13 minutos para el final, de penalti convertido por Gameiro tras una mano de Iñigo Martínez.

Cuando parecían disfrutar ya de los 3 puntos los sevillistas todo cambió y llegó el gol en propia portería de Arribas que permitió el empate y el éxtasis posterior en el minuto 90 con el gol de cabeza de un Xabi Prieto que puso en pie Anoeta.

No te pierdas