José Antonio Camacho fue presentado como técnico del Real Madrid

El nuevo entrenador del equipo de futbol Real Madrid, José Antonio Camacho, aseguró que "no quedará ni un minuto de tiempo" en su ejercicio al frente de este club para llevar al sitio mundial que...
 El nuevo entrenador del equipo de futbol Real Madrid, José Antonio Camacho, aseguró que "no quedará ni un minuto de tiempo" en su ejercicio al frente de este club para llevar al sitio mundial que merece.

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Mayo de 2004

El nuevo entrenador del equipo de futbol Real Madrid, José Antonio Camacho, aseguró que "no quedará ni un minuto de tiempo" en su ejercicio al frente de este club para llevar al sitio mundial que merece.

El técnico español fue presentado hoy por el presidente del club, Florentino Pérez, y por el director deportivo, Jorge Valdano en la sala de prensa del estadio Santiago Bernabéu, donde ofreció su primer rueda de prensa.

Camacho, que hasta ayer fue entrenador de Benfica, de la liga portuguesa, firmó contrato hasta el 30 de junio de 2006 con el Real Madrid, en lo que es su segundo paso como técnico de este club.

"Vuelvo a mi casa, a la que vine cuando era niño. Vengo con ilusión, con ganas de trabajar en momentos en que la necesidad es que el Real Madrid sea el número uno", afirmó al presentarse.

"Vamos a intentar ser ejemplo en España, y en el mundo, y que no quede ni un minuto de mi tiempo para llevar al Real Madrid a donde estaba. Ahora estoy en mi casa y con todos los madridistas", afirmó.

Añadió que todos los equipos salen siempre a ganar todo, y que su objetivo por tanto será "ganar cada partido y el próximo y luego sumar para tener un título, o dos o tres".

"Lógicamente que hay prioridades: la Liga española y la Liga de Campeones, por que los calendarios que tienen así lo ponen", aseveró.

Camacho dijo ser consciente de la forma en que este equipo terminó la liga 2003-2004, y rechazó hacer cualquier crítica a su antecesor, el portugués Carlos Queiroz, de quien dijo "hizo lo que todos tratar de sacar lo mejor de los jugadores".

Aseguró que no viene el Real Madrid con un látigo, y que su forma de dirigir es la que muchos de los jugadores a los que tuvo con la selección española de futbol ya le conocen.

"No vengo con el látigo ni poniendo ejemplo de nadie. Cada uno tiene su responsabilidad que hacer y yo ser capaz de sacar lo mejor de todos lo jugadores, el máximo de ellos, y reconocer que la entidad tiene dimensión mundial", recalcó.

Expuso que no se puede personalizar el mal cierre de la temporada pasado en una sola figura o jugador, y destacó ante el estado anímico de muchos de los jugadores va ser necesario subir al nivel de exigencia "igual para todos".

Sobre los planes con este equipo, dijo que es pronto para definir una línea completa pero que es consciente del plazo del 10 de agosto cuando el Real Madrid debe jugar la eliminatoria para pasar a la Liga de Campeones.

Además, aclaró que los movimientos de jugadores y las necesidades las verá directamente con Jorge Valdano y con Florentino Pérez, y que este verano se sabrá cómo se conformará la plantilla.

Respecto a la posible salida de algunos jugadores, como la del brasileño Roberto Carlos, indicó que "se quiere a los que quieran estar aquí, y el que esté que sea cien por ciento del Real Madrid".

Por lo pronto, David Beckham, tiene asegurado su participación en su equipo al destacar de él su "polivalencia jugando en el medio como lo hizo esta temporada o por la derecha como lo ha hecho con la selección inglesa".

Camacho consideró que ante la información de la vida privada de los jugadores que se manejó en los últimos meses en la prensa española, "no se puede poner a todos en el mismo saco, pero sí el club tiene una imagen que debe ser deportiva".

Rechazó decir si Ronaldo está gordo, aunque dijo que es un jugador importante "que deberá hacer goles, a correr y a jugar como todos los demás".

Camacho jugó en el Real Madrid de 1974 a 1989, año en el que se hizo cargo de un equipo juvenil de este club, para más tarde pasar al Rayo Vallecano, al Espanyol de Barcelona y al Sevilla.

Su primer paso como entrenador del primer equipo del Real Madrid fue del 17 de junio al 9 de julio de 1998, y debido a una polémica con su contrato decidió abandonar el club, para en septiembre de ese año hacerse cargo de la selección española.

De 1998 a 2002 dirigió a la llamada "Furia Roja", tuvo 48 partidos de los que ganó 28, perdió siete y empató nueve, mientras que el último año y medio lo pasó con el Benfica de Portugal con el que este año consiguió la "Taça" de Portugal. [ntx]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×