Barcelona 0-0 Espanyol: Deslucido Clásico Catalán

El Barcelona le hizo un nuevo favor al Real Madrid, al que abrió una vez más la puerta para pelear por la Liga. Dejó escapar otra oportunidad para minar la moral de su rival, que sólo necesita una...
El Barcelona le hizo un nuevo favor al Real Madrid, al que abrió una vez más la puerta para pelear por la Liga. Dejó escapar otra oportunidad para minar la moral de su rival, que sólo necesita una pequeña excusa para dejar de lado la Liga y aferrarse a la
 El Barcelona le hizo un nuevo favor al Real Madrid, al que abrió una vez más la puerta para pelear por la Liga. Dejó escapar otra oportunidad para minar la moral de su rival, que sólo necesita una pequeña excusa para dejar de lado la Liga y aferrarse a la

MEDIOTIEMPO | Redacción1 de Marzo de 2005

El Barcelona le hizo un nuevo favor al Real Madrid, al que abrió una vez más la puerta para pelear por la Liga. Dejó escapar otra oportunidad para minar la moral de su rival, que sólo necesita una pequeña excusa para dejar de lado la Liga y aferrarse a la Champions, donde deposita (casi) todas sus ilusiones.

A estas alturas de la temporada un empate resulta pobre, más cercano a la derrota que a la victoria, y así se marchó el público del Camp Nou, con la extraña sensación de haber perdonado con todo a su favor.

Las circunstancias eran propicias para prolongar su dominio en los ‘Clásicos Catalanes’, pero el partido empezó mal para el Barça. El público no respondió y el ambiente resultó extremadamente frío. Para tratarse de un clásico, no tiene ni las apariencias. Tampoco acompañó la alineación de Frank Rijkaard, que decidió hacer pruebas en el momento menos oportuno. El holandés reservó a Belletti, con molestias desde el partido ante el Numancia y, sin el brasileño ni Giuly, renunció a la banda derecha. Maxi López se dejó caer por ese costado, pero su lugar está en el área. Tampoco prestó demasiada atención al centro del campo. El holandés devolvió a Rafael Márquez a la defensa y entregó la organización del juego a Gerard. El Barcelona no tuvo empuje, ni llegada. Eso sí, pudo adelantarse en el marcador antes de que se cumpliera del primer minuto. Eto’o desaprovechó un yerro de la zaga del Espanyol y se encontró con Kameni, que dio inicio a su recital de paradas inverosímiles. El resto de la primera parte transcurrió sin sobresaltos, con el Barcelona tratando de dominar el juego pero sin ideas, velocidad ni tensión. No tuvo nada del equipo que avasalló en el primer tramo de la Liga, y apenas le quedaron dosis de la solvencia que ha lucido en los últimos partidos. Orden y concentración le bastaron a los ‘Periquitos’.

Rijkaard recapacitó tras el descanso y recompuso el once con Belletti e Iniesta, que dieron otro aire al equipo. El Barcelona recuperó la banda derecha, Iniesta amplió el horizonte ofensivo y el Espanyol empezó a sufrir. Retrasó su posición en el campo, regaló el balón y se entregó a buscar el empate. Pero el Barcelona no estaba atinado y, a pesar de la mejoría, tuvo problemas para encontrar espacios en la maraña defensiva blanquiazul. Ronaldinho lo intentó con un par de llegadas, pero el brasileño escenificó mejor que nadie la pérdida de ritmo que experimenta el Barça. Belletti también se ofreció como alternativa por la derecha, y tampoco. El único que estuvo atinado fue Iniesta, pero se topó con Kameni.

El camerunés se lució con dos paradas esplendorosas que, a la postre, significaron el empate. El primer vuelo fue ante un disparo de Iniesta, que entró al balón con todo y se encontró con una mano rapidísima de Kameni. La segunda fue similar, pero esta vez ante Eto’o, que eligió mal el destino de su cabezazo. El Barcelona, presa de la impotencia, recibió una dosis de oxígeno, como ocurrió hace una semana ante el Chelsea. El Espanyol se quedó con diez por una dura entrada de Jarque sobre Márquez y todo hacía presagiar que no aguantaría el empuje azulgrana. Pero nada más lejos de la realidad. El ambiente no se caldeó, Lotina reorganizó a su equipo con acierto y Kameni hizo el resto. Veinte años después, el orden y la disciplina le alcanzó al Espanyol para saborear un empate en el Camp Nou. Y mientras, el Barcelona sigue dando muestras de debilidad y agotamiento mental.

ALINEACIONES

Barcelona: 1 Víctor Valdés, 23 Oleguer, 5 Puyol, 4 Márquez, 12 Van Bronckhorst (16 Silvinho 74’), 6 Xavi, 20 Deco (amonestado al 44’), 14 Gerard (2 Belleti 45’), 9 Eto’o, 10 Ronaldinho (amonestado al 82’) y 11 Maxi López (24 Iniesta 45’) DT: Frank Rijkaard

Espanyol: 13 Kameni, 2 Ibarra, 4 Lopo (amonestado al 52’), 5 Soldevilla, 3 David García (amonestado al 24’), 21 Jarque (expulsado al 66’), 15 Fredson, 14 Ito (amonestado al 44’), 10 Maxi Rodríguez (8 Morales 87’), 28 Óscar Serrano (amonestado al 44’ y salió por el 18 Domi 63) y 19 Dani (20 Coro 78’)DT: Miguel Ángel Lotina

EL ARBITRAJE

Corrió a cuenta de Miguel Ángel Pérez Lasa (Colegio Vasco). Tuvo un buen trabajo ya que en ningún momento el partido le exigió demasiado.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×