Quedar fuera del Mundial fue 'un palo jodido': Pablo García

Pablo García lideró este año un cambio en la política de fichajes del Real Madrid. Su juego de brega, lucha y carácter siempre ha sido del agrado del espectador del Estadio Santiago Bernabéu. Como...
Pablo García lideró este año un cambio en la política de fichajes del Real Madrid. Su juego de brega, lucha y carácter siempre ha sido del agrado del espectador del Estadio Santiago Bernabéu. Como buen charrúa, destaca por su contundencia y casta en el te
 Pablo García lideró este año un cambio en la política de fichajes del Real Madrid. Su juego de brega, lucha y carácter siempre ha sido del agrado del espectador del Estadio Santiago Bernabéu. Como buen charrúa, destaca por su contundencia y casta en el te

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Noviembre de 2005

Pablo García lideró este año un cambio en la política de fichajes del Real Madrid. Su juego de brega, lucha y carácter siempre ha sido del agrado del espectador del Estadio Santiago Bernabéu. Como buen charrúa, destaca por su contundencia y casta en el terreno de juego, algo que también alcanzó con unos inicios de joven en los que el trabajo duro en una panadería lo compaginó con el futbol. En una entrevista afirmó que la mayor desilusión de su vida deportiva fue no clasificarse para el próximo Mundial de Alemania, a la vez que destacó la gran labor realizada por Paco Casal en el futbol uruguayo.

Pablo García afirmó también que en sus inicios nunca pensó en jugar en el mejor club del mundo, "sólo en llegar de madrugada al trabajo". Destacó que la plantilla está con su entrenador, Vanderlei Luxemburgo, y que el objetivo a corto plazo es no perder más puntos respecto al Barcelona hasta navidades, cuando el equipo haya recuperado a casi todos los lesionados.

¿La eliminación del Mundial fue la mayor desilusión de su vida como futbolista?Nunca esperábamos quedar eliminados del Mundial. Teníamos mucha confianza, un buen grupo... fue un palo jodido (sic). La gente está mal en Uruguay. Se habló de que el culpable es Casal y lo que hizo por el futbol uruguayo no lo hizo nadie. Dejó la familia uruguaya con un buen porvenir económico. Ahora parece que tiene más culpa Casal que los jugadores, pero hay que estar tranquilos y esperar al próximo Mundial.

¿Dónde fallaron para quedar eliminados?Hicimos una segunda vuelta muy buena en la fase de clasificación. Estuvimos invictos jugando bien. Quizá algún partido merecimos ganar como contra Brasil o Chile, en los que sólo sumamos de a uno, pero estuvimos bien. Creo que nos faltó un gol contra Australia en Uruguay y luego la suerte en la tanda de penaltis.

En sus inicios, cuando era joven, compaginó el futbol con el duro trabajo en una panadería, algo que le obligaba a levantarse muy temprano... ¿Eso marcó su forma de jugar unido a sus raíces charrúas?Tradicionalmente el uruguayo se caracterizó por la garra y entrega. En ese sentido, es parte por eso y en parte porque tuve una vida de mucho sacrificio. Con el tiempo te va haciendo hombre, te curte... es lo que te queda, te dices que te tienes que ganar la vida como sea, con mucho trabajo, entrega y ´currar´... ´currar´ mucho.

¿Cuándo se levantaba a las 2 de la mañana para irse a trabajar a la panadería, se imaginaba que iba a jugar en el Real Madrid?Nunca, me iba a trabajar porque no me quedaba más remedio. Cuando me despertaba de madrugada la gente se iba a la discoteca a bailar. Era feo, feo, pero no había más remedio. Nunca me imaginé llegar al mejor equipo del mundo, pero estoy contento por la ventaja que me dio la vida en ese sentido.

¿En el terreno de juego le vienen a la cabeza esas imágenes?Siempre te acuerdas de esos momentos, de que hiciste una vida jodida (sic) y sacrificada. Eso es muy importante para saber de dónde viniste y lo que costó llegar. Cada día te da más fuerza para trabajar.

El pasado verano el club cambió su política de fichajes. ¿Se considera el líder de una revolución?Yo no soy el líder de nada. Han confiado en mi y sólo espero hacerlo lo mejor posible y devolver la confianza dentro de la cancha. Lo único que quiero es sumar y ayudar al club.

Sin embargo, en el Santiago Bernabéu a veces han silbado a Ronaldo, 2 veces balón de oro, y nunca a usted...No sabría decir por qué. Lo que trato es de dar el cien por cien y ganar siempre. Luego la gente opina, pero no se me va la cabeza a ponerse a pensar porqué lo hacen de una manera u otra.

¿Les molesta que digan que se entrenan poco?Es mentira. No entrenamos poco. Cuando juegas muchos partidos tan seguidos hay que descansar para el próximo porque de lo contrario no te dan las piernas. Ahora tenemos una semana para preparar el siguiente y hay que trabajar incluso en doble horario. El problema no es físico sino la suma de todo, ya que también hemos tenido muchos lesionados. También hay futbolistas nuevos y hay que tener paciencia. Las cosas irán mejorando y pronto se recuperarán los tocados.

Ahora tienen otro problema en forma de lesión de Raúl.Raúl es un ejemplo para todos. Es el capitán del Real Madrid. Le tocó pasar un bache en forma de lesión y Dios quiera que se recupere cuanto antes. Es un ejemplo cómo se entrena cada día, cómo trabaja, cómo quiere la camiseta, cómo corre en el campo... hay que mirarlo como espejo.

El otro día, contra la Real Sociedad, quedó claro que la plantilla está con el entrenador. Muchos pensaban que podían ´hacerle la cama´ y lucharon hasta el último segundo...Nadie quiere hacerle la cama. El equipo está unido y estamos con el entrenador. El otro día se vio. Tuvimos el partido controlado, varias ocasiones y todo se puso en contra con un penalti que no existió. Con uno menos y 2-0 buscamos el empate. La remontada fue buena porque eso partidos van haciendo cada vez más fuerte al grupo.

¿El próximo objetivo es no perder más puntos con el Barcelona hasta navidades?Puede ser. Tenemos 4 partidos antes de Navidad y no podemos perder puntos. Hay que ir paso a paso y pensar en el Getafe. Si conseguimos eso estaremos de vuelta peleando arriba.

Usted habla mucho en el terreno de juego...¿le cuesta más este año teniendo en cuenta los compañeros que tiene?En absoluto. El vestuario me trató muy bien desde el principio y eso da confianza para hacer lo que hay que hacer. El futbol es cosa de hombres y hay que decir las cosas claras. En el momento que entro en el partido me olvido de todo y no tengo problemas en gritar a quien sea.

¿Desde que llegó al Real Madrid alguien le ha recomendado contar hasta 100 antes de hablar?No, hablo de temas futbolísticos y siempre digo lo que pienso. En los 7 u 8 años que llevo jugando en Europa nunca he tenido problemas con nadie.

¿Desde que llegó a este club tiene carta blanca en los partidos para entrar duro a los rivales?Eso es fantasía. En todos lados pasa lo mismo. La tarjeta siempre llega. Además, no sólo en es sentido no nos han favorecido, sino también en el juego. Se ha visto en varios partidos. Podríamos hablar de muchas cosas pero sería poner excusas y el futbol no tiene memoria. Hay que pensar en el futuro.

¿Quedó claro que el Barcelona está un peldaño por encima?Hablar ahora de eso es poner excusas. Nos ganaron bien pero teníamos muchos jugadores que venían de lesiones y es difícil preparar un partido. Pero esto no termina como empieza...

¿Usted cree en premios como el Balón de Oro o el FIFA World Player?.Este año está muy bien (por esta Temporada cuyo ganador del Balón de Oro ha sido el barcelonista Ronaldinho), pero a veces no sé quién elige porque siempre sale ganador un jugador que hace goles, que define partidos, que juega bien con el balón pero nunca a un buen central o un lateral.

¿Un ejemplo claro es Paolo Maldini?Sí. Se lo merece hace tiempo. Tuve la suerte de estar con él y es un excelente profesional. Siempre está el primero en la fila corriendo.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×