Raúl agradeció el buen trabajo de los médicos madridistas que lo sanaron

Raúl González, capitán del Real Madrid y la Selección Española, agradeció públicamente y ante Alfonso Del Corral, Jefe de los servicios médicos del club, el trabajo y el esfuerzo que han realizado...
Raúl González, capitán del Real Madrid y la Selección Española, agradeció públicamente y ante Alfonso Del Corral, Jefe de los servicios médicos del club, el trabajo y el esfuerzo que han realizado todos los médicos, fisioterapeutas y recuperadores para re
 Raúl González, capitán del Real Madrid y la Selección Española, agradeció públicamente y ante Alfonso Del Corral, Jefe de los servicios médicos del club, el trabajo y el esfuerzo que han realizado todos los médicos, fisioterapeutas y recuperadores para re

MEDIOTIEMPO | Agencias23 de Febrero de 2006

  • "He vuelto a sentirme futbolista”

Raúl González, capitán del Real Madrid y la Selección Española, agradeció públicamente y ante Alfonso Del Corral, Jefe de los servicios médicos del club, el trabajo y el esfuerzo que han realizado todos los médicos, fisioterapeutas y recuperadores para reducir su grave lesión a tres meses.

Raúl compareció orgulloso y agradecido con Del Corral a su derecha en los primeros minutos de la conferencia de prensa. Ante todo quiso dar las gracias a las personas que han colaborado en su recuperación.

"He vuelto a sentirme futbolista y quiero agradecer Del Corral y todo su equipo, Hernández, Serratosa, Chueca, Juan, Álvaro, Dani, San Martín, Santi. Les doy las gracias por ser las personas de mi confianza que me han hecho volver a sentir futbolista".

"Ahora seguimos con la misma prudencia de hace tres meses. En estos dos partidos que he podido jugar unos minutos la rodilla marcha muy bien pero hay que seguir trabajando con muchas ganas para prepararla para cuando los esfuerzos sean mayores", explicó.

Mientras, Del Corral dejó claro que la recuperación ha sido tan corta por el carácter y la perseverancia de Raúl. "Junto a los médicos del club han colaborado una serie de colaboradores como doctores de la selección o la Fraternidad a los que agradecemos su dedicación y ayuda", dijo.

"Todos sabíamos que era una lesión maligna de rodilla y que antes el porcentaje de rodillas que volvían a jugar era bajo. Ahora con cirugía es mayor, pensábamos que había un diez por ciento de evitarla pero con un luchador como Raúl todo es diferente. Ha trabajado más de lo que pueden imaginar en tres meses mañana y tarde", manifestó.

Raúl recordó su peor momento tras lesionarse ante el Barcelona en el Estadio Santiago Bernabéu. "El único día que lo pasé mal fue el de la resonancia. No me esperaba imágenes tan graves. En una reunión al día siguiente había una pequeña posibilidad de evitar el quirófano y me puse las pilas para trabajar".

"Nunca hubo retrocesos y la motivación subía. Ahora estoy contento porque he vuelto a jugar pero hay que ver cuando los excesos sean mayores y con partidos más continuos. Vuelvo a sentirme futbolista y ahora quiero ganarme un puesto en el equipo. La meta es estar estos dos meses e intentar llegar al Mundial lo mejor posible", reconoció.

El capitán madridista admitió que el día que le practicaron la resonancia magnética que confirmaba la gravedad de su lesión pensó que "estaba fuera del Mundial" y lo único que quería era recuperarse bien. Ahora dice que le "falta ritmo y chispa" y que es "como si volviese a empezar a jugar al futbol".

"Me tenía que marcar retos y el del Mundial estaba ahí. Es una carrera corta y no puedo desaprovechar la oportunidad de jugarlo. Tenía que hacer todo lo posible y si todo va bien llegaré en las mejores condiciones en las que he podido llegar a un campeonato"

En su progresivo regreso al equipo, Raúl no sabe cuando estará para jugar los noventa minutos de cada partido y elevó el bien del equipo al suyo. "Lo más importante no es Raúl sino el equipo y voy a trabajar al máximo, dar todo en cada minuto que tenga para ir ganándome un puesto".

El delantero del Real Madrid destacó la fuerza que le ha dado su familia y seres más queridos en los momentos duros, y la visión que ha tenido de todo desde fuera del día a día del fútbol.

"No ha sido todo malo, es una experiencia ver el fútbol desde otra perspectiva y ha sido positivo. Con mi familia mi estado de animo fue muy positivo siempre. Intenté no alejarme del vestuario, convivir y compartir alegrías y decepciones aunque no pudiese participar. Todos los compañeros se han volcado conmigo, les agradezco todo su apoyo", dijo.

El miedo que tiene cualquier futbolista al regresar de una grave lesión fue descrito por Raúl, que piensa que lo va perdiendo en cada minuto que juega en cada partido.

"El sábado, en mi primer día, estuve con más precaución, pensando mucho más en los gestos que hacía con la rodilla. No es lo mismo entrenando que en un partido con agresividad y contacto, en el que nadie me va a regalar nada. Están hechas las pruebas que demuestran que la rodilla puede soportarlo y cada día voy cogiendo confianza y olvidándome de las sensaciones de la rodilla", describió.

Por eso, el objetivo inmediato de Raúl es vivir "una noche mágica en Londres" y dar la vuelta a la eliminatoria europea contra el Arsenal y en la Liga seguir luchando hasta el final por el título.

"Mi motivación ahora mismo es encontrar mi mejor nivel de juego y ayudar a mi club en los meses importantes. Todos los partidos desde ahora son como finales, no podemos cometer más errores y espero que las cosas salgan bien".

"Hay opciones para ganar la Liga pero está claro que tenemos que hacer dos visitas que van a marcar la temporada si antes no perdemos en otros partidos. Valencia y Barcelona es donde tenemos que dar un golpe de autoridad. Sin ganar en esos dos estadios será complicado meternos en la lucha por el campeonato", concluyó.  [EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×