Valencia busca derrotar a los Merengues y quedar segundos en la Liga

Pablo Aimar, media punta argentino del Valencia, afirmó que el próximo sábado se juegan "algo más que tres puntos" contra el Real Madrid, un rival "más que directo" en la lucha por el segundo...
 Pablo Aimar, media punta argentino del Valencia, afirmó que el próximo sábado se juegan "algo más que tres puntos" contra el Real Madrid, un rival "más que directo" en la lucha por el segundo puesto, aunque afirmó que su equipo no da por terminada la luch

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Marzo de 2006

  • Admiten que será difícil alcanzar al Barça en la punta

Pablo Aimar, media punta argentino del Valencia, afirmó que el próximo sábado se juegan "algo más que tres puntos" contra el Real Madrid, un rival "más que directo" en la lucha por el segundo puesto, aunque afirmó que su equipo no da por terminada la lucha por el título de Liga.

El argentino, que dijo que el Valencia intentará recuperar el segundo puesto en la clasificación tras esta jornada, afirmó que, si bien una victoria el sábado no sería "definitiva" para asegurar el segundo puesto, ganar supondría dar un "paso grande" para logra ese objetivo.

"Aunque parezca contradictorio, el sábado nos jugamos más de tres puntos, porque nos enfrentamos a un rival más que directo" en la pugna por el subcampeonato, comentó Aimar.

A juicio del internacional argentino, el segundo puesto "sabe muy bien" porque es un "objetivo cumplido", pues el equipo se metería en los puestos de Liga de Campeones, e insistió en que ello "no es conformista".

No obstante, el futbolista de Río Cuarto dijo que no se puede descartar nada todavía "porque quedan muchos puntos", aunque admitió que el Barcelona "es un gran equipo que juega muy bien al fútbol y que va a ser muy difícil de alcanzar".

"Nadie da por terminada esta Liga. Está claro que el máximo favorito es el Barcelona, pero todavía no terminó y hay posibilidades de que sea algún otro. Esperemos estar nosotros ahí esperando a que se caiga y no caernos nosotros".

Respecto de cómo debe afrontar el Valencia este encuentro, el argentino afirmó que con la misma "intensidad y concentración defensiva" de siempre, pero con más gol, algo que no ha tenido el equipo en los dos últimos partidos.

En este sentido, el argentino reconoció que el equipo sufre una excesiva dependencia de que su máximo goleador, David Villa y afirmó que el Valencia debería hacer lo posible por corregir ese "defecto".

"Nosotros somos un equipo fuerte en intensidad, garra y lucha", comentó Aimar, quien afirmó que el juego de los valencianistas se fundamenta en "defender bien y luego aprovechar ocasiones", algo que, a su juicio, hay que hacer "un poco más" ante un equipo "que tiene tantas figuras de calidad como el Real Madrid".

"Deberíamos jugar todos los partidos como si nos enfrentáramos al Real Madrid o al Barcelona, pero contra estos equipos hay que hacerlo un poco más porque a lo mejor al cien por ciento no es suficiente", agregó.

Sobre el estado de forma en el que podrían llegar los madridistas, tras su esfuerzo ante el Arsenal en la Liga de Campeones, Aimar afirmó que "no se puede decir que el sábado vayan a estar más cansados por ello", por lo que abogó por "no descuidarse".

"Para nosotros hubiera sido mejor que el Madrid siguiera en la Liga de Campeones" porque es un "desgaste mayor" y además le obliga "a tener la cabeza en dos sitios", reconoció el volante argentino.

Para Aimar, el Real Madrid es de los pocos equipos "que intenta jugar de la misma forma" dentro y fuera de casa, aunque quizás cuando juegan en el Bernabéu "deja más espacios", algo que el Valencia "supo aprovechar" en el encuentro de la primera vuelta.

Aimar dijo no entender "como alguien puede pedirle más" al delantero del Real Madrid Ronaldo y, aunque afirmó que la gente "es libre de pitarle", dijo que personalmente él "no lo haría".

A propósito de un estudio aparecido esta semana en el que se decía que es el jugador del Valencia que más kilómetros recorre en los partidos, dijo que se esfuerza por hacer lo que el equipo necesita de él.

"Varias veces e intentado adaptarme a lo que el equipo necesita de mí, que es que juegue por detrás del delantero y que participe más en el juego del centro del campo", explicó.

El jugador del Valencia sentenció que en el vestuario valencianista "no hay síntomas de debilidad, porque llevamos muchos partidos sin perder y estamos muy bien y con muchas ganas de jugar el sábado ante un rival que juega al fútbol y deja jugar".

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×