El arquitecto del Barça en México, habló de los proyectos blaugranas

El arquitecto y empresario poblano Pedro del Cerro convirtió su amistad con el Presidente del Barcelona, Joan Laporta, en la base para catapultar los proyectos del equipo azulgrana en México.
 El arquitecto y empresario poblano Pedro del Cerro convirtió su amistad con el Presidente del Barcelona, Joan Laporta, en la base para catapultar los proyectos del equipo azulgrana en México.

MEDIOTIEMPO | Agencias10 de Mayo del 2006

  • Está latente la posibilidad de que el Barça femenil regrese a México
  • Aseguró que Márquez atrajo a más seguidores blaugranas

El arquitecto y empresario poblano Pedro del Cerro convirtió su amistad con el Presidente del Barcelona, Joan Laporta, en la base para catapultar los proyectos del equipo azulgrana en México.

"Mi primer cliente cuando hace seis años llegué a Barcelona fue Laporta: él fue mi abogado y yo fui su arquitecto", surgiendo así una relación de amistad que ha dado frutos deportivos y empresariales, explicó Del Cerro, quien ejerce su cargo de manera honorífica.

Cuando Laporta llegó a la presidencia del club catalán en 2003, le encomendó "cuidar todos los temas del Barcelona con México, y no sólo los cuido sino que también los exploto", comentó el arquitecto.

Responsable también de la representación del gobierno del central estado de Puebla en Barcelona, Del Cerro fue el "artífice" de la gira que el cuadro donde milita el zaguero michoacano, Rafael Márquez, hizo a México en 2003.

Su aportación fue también clave en el próximo regreso a la nación latinoamericana, en agosto próximo, del combinado culé, con "craks" como Ronaldinho Gaúcho y Samuel Eto"o, dentro de una gira que incluirá amistosos en Estados Unidos.

Reveló también que incluso existe la posibilidad de que el Barça femenil, donde militan las mexiquenses Maribel Domínguez y Patricia González, repita gira en México -paralela a la del Barça masculino-, luego de su arrollador éxito en 2005.

El regreso del Barcelona a México tras la gira de 2003, a más de 30 años sin que una delegación del primer equipo blaugrana viajara esa nación, es un ejemplo de los especiales del vínculos del actual Barça con México.

La filosofía del Barça, que ha asumido y potenciado la Directiva de Joan Laporta en sus casi tres años de gestión, se basa no sólo en lograr éxitos deportivos sino en difundir una serie de valores que van más allá de lo futbolístico.

Del Cerro describió que la función del cargo honorífico que le concedió Laporta es la de "crear un vínculo entre el Barcelona y nuestro país, y para ello se hacen más cosas que lo estrictamente deportivo".

Es aquí donde surgen las tres escuelas de fútbol que el Barça ha abierto en la norteña ciudad de Monterrey así como en la central San Luis Potosí y la occidental Guadalajara, más las dos que este año prevé inaugurar en la capital del país y en la oriental Puebla.

La escuela infantil mixta de balompié del Barcelona en la capital mexicana tendrá capacidad para unos 600 alumnos, similar a la de Monterrey, y la de Puebla se asemejará a la de San Luis Potosí por tendrá 300 plazas, mientras que en Guadalajara serán 450.

La gestión de Del Cerro ha permito que México haya sido incluido en las acciones de la Fundación Barcelona, creada en 1994, consistentes en intercambios culturales y proyectos sociales.

"El triángulo que se forma entre la representación estatal de Puebla en la Ciudad Condal, la Fundación del Barcelona y nuestro país, es un marco de trabajo en proyectos sociales muy importantes más allá de lo deportivo",  destacó.

Del Cerro precisó que México "no es un gran mercado de negocio para el Barça como lo son China, Japón o Estados Unidos, pero la entidad catalana sabe que en esa nación es recibido con los brazos abiertos y con mucha ilusión".

A diferencia de otros grandes clubes que también tienen escuelas de fútbol para niños, como por ejemplo la Juventus italiana o el River Plate argentino, "las del Barça están arraigando más entre la población mexicana", indicó Del Cerro.

Mientras que aquellas centran sus centros de formación de jóvenes "en usos económicos o como venta de marca, van perdiendo arraigo entre los mexicanos, mientras que las del Barça, que son menos elitistas", están calando más, agregó.

Además del "tirón" obvio del Barça en México, ligado a que el capitán de la Selección Mexicana, Rafael Márquez, es un "fijo" en el "11" titular de Rijkaard, se multiplican los aficionados y niños mexicanos que sienten los colores "blau y grana".

El puente entre ambos lados del Atlántico es Pedro Del Cerro, "una persona excepcional, que se ha convertido en el auténtico embajador barcelonista" en México, afirmó el periodista del diario Mundo Deportivo de Cataluña, José Castillo Junior.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×