Rijkaard respeta al Arsenal, su rival en la Final de la Champions

Optimista ante el próximo encuentro ante el Arsenal en la Final de la Liga de Campeones de Europa, el técnico del Barcelona, Frank Rijkaard, aseguró que el actual equipo tiene que buscar y...
Optimista ante el próximo encuentro ante el Arsenal en la Final de la Liga de Campeones de Europa, el técnico del Barcelona, Frank Rijkaard, aseguró que el actual equipo tiene que buscar y alcanzar su propia gloria.
 Optimista ante el próximo encuentro ante el Arsenal en la Final de la Liga de Campeones de Europa, el técnico del Barcelona, Frank Rijkaard, aseguró que el actual equipo tiene que buscar y alcanzar su propia gloria.

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Mayo del 2006

  • Asegura que el Barça está preparado en todos los aspectos

Optimista ante el próximo encuentro ante el Arsenal en la Final de la Liga de Campeones de Europa, el técnico del Barcelona, Frank Rijkaard, aseguró que el actual equipo tiene que buscar y alcanzar su propia gloria.

En una entrevista en el periódico El Mundo, Rijkaard subrayó, ante el próximo encuentro, en el que estará el mexicano Rafael Márquez, que "el optimismo vive dentro de mí".

Consideró que el Arsenal es un equipo muy interesante, "un buen conjunto sin duda" y es un equipo que está capacitado para jugar más o menos de forma ofensiva con el balón, pero siempre siendo fiel a su ideario táctico.

"Tiene una buena organización defensiva, trabaja como un conjunto, y tiene jugadores con una gran calidad individual, pero sobre todo quiero destacar su organización y su capacidad para sacar la pelota", puntualizó.

Reconoció que conforme se acerca el momento del encuentro con el Arsenal, contra quien disputará el próximo miércoles 17 la final de la Liga de Campeones, surge más tensión entre sus jugadores.

"Es lo más natural, significa que el equipo se está preparando a tope física y mentalmente, así que es algo que sólo puede ser positivo", aseveró el técnico holandés.

Cuestionado sobre si tiene una plantilla para hacer historia, recalcó que "entiendo que haya mucha gente que esté pensando en las cosas de la historia, pero yo por supuesto que no. Sólo vivo el momento presente".

"Nos llena de orgullo y sentimos esa responsabilidad que nos toca para llevarnos la Final, pero antes de un partido no podemos pensar en calificativos como `histórico" o cosas similares, ya que son cosas que nos pueden perjudicar", señaló.

Agregó que un equipo tiene que jugar con madurez en todas sus líneas, y eso lo ha demostrado el Barcelona en varios momentos puntuales de esta temporada. "Es la gran diferencia respecto al año pasado, aunque entonces tuvimos varias lesiones que quizá nos condicionaron".

Sobre si habrá algún cambio en la plantilla del Barcelona para la próxima temporada, el técnico dio a conocer que "no estoy preocupado porque la mayoría de los jugadores tiene contrato en vigor, pero si que habrá algún retoque".

En otra entrevista publicada este lunes por La Vanguardia, Frank Rijkaard reconoció que lo que le gusta del Barcelona es "lo que no se puede ver, la dinámica" de sus pupilos dentro y fuera de la cancha y, que es lo que permite las grandes actuaciones del Barça.

"Esta energía que transmite el grupo de jugadores en el campo, que es fruto de la relación que tienen ellos en el vestuario, esto me gusta muchísimo", afirmó el técnico azulgrana.

Añadió que lo que le agrada del cuadro catalán es: "lo que es visible, las grandes actuaciones del equipo y de algunos jugadores como Ronaldinho Gaúcho, algo que da algo extra a todo el barcelonismo".

En relación sobre su "fórmula" para el éxito luego de tres campañas al frente del banquillo culé (dos Ligas consecutivas, una Supercopa de España en 2005 y una final de la Champions), el "Míster" destacó el trabajo "del grupo".

"Yo digo siempre que solo no se consigue nada, yo tampoco. Mis colegas entrenadores, los recuperadores, los médicos, los físicos, los directivos (.) todo el mundo que trabaja para el Barça lo ha conseguido".

"Uno no consigue nada solo, es la unidad que ha conseguido el club, el Barça. Esto sí se puede decir que es una buena cosa, porque no es fácil, lo sabemos por la historia. Hay más unidad y más respeto, por eso el club está siendo más fuerte".

Rijkaard, quien aseveró que no es un "soñador", reiteró que para lograr el objetivo París: conquistar la segunda "orejona" en la historia del Barça, no hay que olvidarse de "cada día, porque cada momento es importante".

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×