El madridista Raúl Bravo fue multado con 500 euros por insultos a policías

El futbolista del Real Madrid Raúl Bravo ha sido condenado a pagar una multa de 500 euros por una falta de respeto a agente de la autoridad por insultar a 2 policías locales de Sevilla cuando la...
El futbolista del Real Madrid Raúl Bravo ha sido condenado a pagar una multa de 500 euros por una falta de respeto a agente de la autoridad por insultar a 2 policías locales de Sevilla cuando la grúa se llevaba el coche con el que el jugador se había desp
 El futbolista del Real Madrid Raúl Bravo ha sido condenado a pagar una multa de 500 euros por una falta de respeto a agente de la autoridad por insultar a 2 policías locales de Sevilla cuando la grúa se llevaba el coche con el que el jugador se había desp

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Mayo de 2006

  • Según el informe de la policía local, Raúl Bravo intentó evitar que se llevaran su auto

El futbolista del Real Madrid Raúl Bravo ha sido condenado a pagar una multa de 500 euros por una falta de respeto a agente de la autoridad por insultar a 2 policías locales de Sevilla cuando la grúa se llevaba el coche con el que el jugador se había desplazado a un céntrico bar sevillano.

Los incidentes ocurrieron en la Cuesta del Rosario de Sevilla en la noche del 13 de Diciembre de 2004, cuando el futbolista estaba tomando una copa después de un partido, junto a unos compañeros, y se percató de que la grúa municipal se disponía a retirar el coche marca Porsche del también futbolista Carlos Reina Aranda, con el que ambos se habían desplazado.

Según el informe de la policía local, Raúl Bravo intentó evitar que se llevaran el vehículo con una "actitud agresiva y chulesca", les dijo frases como "estáis para dar por culo", y se refirió a la posible multa diciendo "tengo para pagar lo que me pongan y mucho más" porque "en el Real Madrid gano 100 veces más", entre otros comentarios.

Fuentes de la acusación particular dijeron que la sentencia del Juzgado de instrucción 17 de Sevilla ha acogido sus tesis y las del Fiscal y ha impuesto al futbolista una multa de 10 días con una cuota diaria de 50 euros, lo que equivale a 500 euros, por una falta de respeto a agentes de la autoridad.

En el juicio, el futbolista negó haber insultado a los agentes y manifestó que sólo pretendía evitar que la grúa se llevara el coche y pagar allí mismo el importe, con objeto de no quedarse sin medio de transporte.

Bravo dijo a la Juez que le llamó la atención que en la misma calle había otros coches mal aparcados pero la grúa pretendía retirar "el más llamativo y bonito", y añadió que sólo quiso "dialogar dentro de la educación".

Según su testimonio, no le gusta "hacer ostentación" y "en ningún momento" mencionó "el tema del dinero".

Carlos Reina Aranda -ex jugador del Sevilla FC ahora adscrito al Albacete- ratificó en su declaración como testigo la versión de Bravo y aseguró a la Juez que "nunca se dijo y nunca se dirían" los insultos denunciados por los policías.

Pese a ello, la sentencia da más credibilidad a la versión de los 4 agentes de la Policía Local que testificaron, los 2 que actuaron con la grúa y otros 2 que acudieron en su apoyo.

La acusación particular que ejercieron los agentes también pidió una multa de 500 euros y su letrado aseguró que, además de estar mal estacionado, el coche carecía de seguro, por lo que la Policía no tuvo más remedio que actuar para evitar que siguiese circulando.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×