El Barça venció de visitante 3-2 al Celta en su debut liguero

Un gol del islandés Eidur Gudjohnsen a falta de tres minutos para el final le dio los tres puntos al Barcelona ante un Celta que mereció mejor suerte.
 Un gol del islandés Eidur Gudjohnsen a falta de tres minutos para el final le dio los tres puntos al Barcelona ante un Celta que mereció mejor suerte.

MEDIOTIEMPO | Agencias28 de Agosto de 2006

  • El partido volvió a demostrar que el Barcelona no es el de la Temporada pasada

Un gol del islandés Eidur Gudjohnsen a falta de tres minutos para el final le dio los tres puntos al Barcelona ante un Celta que mereció mejor suerte.

A pesar de la victoria, el partido volvió a demostrar que el Barcelona no es el de la Temporada pasada, ya que el Celta tuvo contra las cuerdas a su rival en varias fases del choque.

El equipo de Fernando Vázquez demostró que tenía la lección muy bien aprendida. Los celestes golpearon desde el principio hasta el fin. Vázquez sabía, muy bien, que para mantener alguna opción de victoria debía de ahogar el centro del campo del Barcelona. Obligó a su doble pivote, formado por Oubiña e Iriney Santos, a pegarse a los dos cerebros de Rijkaard, Iniesta y Deco, hasta acabar con la inteligencia y capacidad de maniobra del rival.

Ninguno de los dos fue capaz de salir de la presión del gallego y del brasileño, viéndose obligados, una y otra vez, a jugar para atrás. Si a esto le unimos la ausencia de Xavi Hernández, el sacrificado de Rijkaard del choque de Mónaco, y el trabajo incansable de Canobbio y Baiano en la presión, el potencial del Barcelona quedó reducido a la mínima expresión.

Otra de las claves del choque fue el acierto de Fernando Vázquez de situar a Gustavo López en la banda derecha. Pese a las dificultades del argentino para centrar con su pierna derecha, sus internadas fueron, durante el primer tiempo, una pesadilla para la zaga azulgrana. Por ahí llegó el peligro celeste en el primer cuarto de hora de juego, pese a que los delanteros del Celta no supieron sacar provecho del extraordinario partido de un rejuvenecido Gustavo López.

En el primer tiempo, el actual Bicampeón de Liga sólo creó peligro a balón parado, en un lanzamiento del mexicano Márquez que se marchó ligeramente desviado, y cuando Leo Messi entró en juego. La movilidad y rapidez del argentino era el único peligro para la defensa celeste.

De sus botas, nació la mejor oportunidad del partido de los azulgranas. Messi cogió descolocados a sus rivales sacando rápido una falta que permitió a Deco plantarse solo al borde del área, aunque su lanzamiento lo desvió a corner Pinto con una espectacular estirada.

Y al filo del descanso llegó la puntilla del Celta. El brasileño Nené se internó en el área, sentó al italiano Zambrotta, sacó un potente disparo raso que Víctor Valdés no pudo atajar y Baiano, más rápido que los defensas, se aprovechó del error del meta para adelantar a su equipo en el marcador.

No obstante, en el inicio del segundo tiempo los azulgrana se hicieron con el control del balón ante un Celta que retrocedió muchos metros para hacer bueno el 0-1. Y ese fue el gran pecado de los hombres de Vázquez, porque el Barça, con el balón en los pies y con metros, es un equipo muy peligroso.

En 10 minutos el equipo de Rijkaard cambió el signo del partido. Antes ya había avisado Eto´o con un disparo que se marchó ligeramente por encima del larguero. Precisamente, fue el jugador camerunés quién logró el gol del empate, tras superar a Pinto en el mano a mano, después de que Pérez Lasa no señalara un posible fuera de juego de Messi.

El gol azulgrana dejó tocado al Celta durante unos minutos, y el Barcelona lo aprovechó para darle la vuelta al marcador con un tanto de Messi que culminó un contraataque azulgrana.

Pero la alegría le duró muy poco al Bicampeón de Liga, ya que sólo cinco minutos después Gustavo López, tras un error defensivo del Barça, batió a Valdés tras rematar una falta lateral ejecutada por Nené.

A partir de ese momento, ambos equipos buscaron la victoria, pero fue el Barcelona el que se llevó el gato al agua. A falta de tres minutos para el final, el Barcelona sacó provecho de una falta táctica de Iriney Santos, que supuso su expulsión, para sumar los tres puntos gracias a un gol de Gudjohnsen, que minutos antes ya había tenido una inmejorable ocasión.

2 Celta de Vigo: Pinto; G. Lucas, Lequi, Contreras, Ángel; Iriney, Oubiña; Gustavo López (Aspas, min 83), Cannobio (Jorge Larena, min 70), Nené y Baiano (Perera, min 70).

3 FC Barcelona: Víctor Valdés; Zambrotta, Márquez, Puyol, Gio; Deco, Motta (Edmilson, min 55), Iniesta; Messi, Giuly (Gudjohnsen, min 74) y Eto´o.

Goles: 1-0 minuto 41 Baiano; 1-1 minuto 55 Eto´o; 1-2 Messi minuto 59; 2-2 minuto 64 Gustavo López; 2-3 minuto 87 Gudjohnsen.

Árbitro: Pérez Lasa (colegio vasco). Expulsó al jugador del Celta de Vigo Iriney Santos (m.84) por doble cartulina amarilla. Además amonestó a Motta (m.53) por parte del FC Barcelona.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera Jornada de Liga disputado en el Estadio municipal de Balaídos ante unos 25.000 espectadores. Presenció el encuentro desde la grada el holandés Johan Boskamp, entrenador del Standard de Lieja, rival del Celta en la primera eliminatoria de la Copa UEFA. Se guardó un minuto de silencio en memoria de "Tito", ex masajista del Celta de Vigo.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×