Morientes demuestra que el Valencia sí puede disfrutar de un 9

Fernando Morientes, que logró tres de los cuatro goles de la victoria (2-4) del Valencia ante el Olympiakos, ha demostrado en sólo cuatro partidos que el conjunto de Mestalla sí puede tener un 9...
 Fernando Morientes, que logró tres de los cuatro goles de la victoria (2-4) del Valencia ante el Olympiakos, ha demostrado en sólo cuatro partidos que el conjunto de Mestalla sí puede tener un 9 en sus filas, a pesar de los fracasos de los delanteros cent

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Septiembre de 2006

  • Morientes consiguió su primer “hat-trick” europeo
  • Señala que los goles sirven quitarte presión en un equipo nuevo

Fernando Morientes, que logró tres de los cuatro goles de la victoria (2-4) del Valencia ante el Olympiakos, ha demostrado en sólo cuatro partidos que el conjunto de Mestalla sí puede tener un 9 en sus filas, a pesar de los fracasos de los delanteros centro que han pasado por el equipo en los últimos años.

Una de las imágenes del partido del martes fue la despedida de Morientes con el balón bajo su camiseta tras haber conseguido su primer “hat-trick” con el Valencia en la que, además, fue la primera victoria de un club español en un partido de competiciones europeas disputado en tierras griegas.

La imagen puede resultar insólita, pero es esperanzadora, tras más de una década en la que jugadores de las características de Morientes apenas han tenido cabida en el Valencia.

Morientes ha llegado con 30 años para jugar de delantero centro con el bagaje de sus 43 partidos con la Selección Española y una dilatada trayectoria por el futbol europeo, ya que ha sido jugador del Albacete, Real Zaragoza, Real Madrid, Mónaco y Liverpool.

En apenas cuatro encuentros ha logrado ofrecer una nueva opción para el juego de ataque del Valencia, que casi nunca se había basado en el trabajo de un 9 clásico, un tipo de jugador sacrificado habitualmente en favor de un futbol de cohesión, empuje y buena defensa.

El Valencia ha disputado cinco encuentros de competición oficial en lo que va de Temporada y Morientes ha marcado otros tantos goles en los cuatro partidos en los que ha participado.

El entrenador del Valencia, Quique Sánchez Flores, decidió no utilizar al delantero cacereño el pasado sábado ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, como si lo reservara para que el goleador valencianista resolviera el encuentro de Atenas.

Morientes marcó en Mestalla ante el Red Bull Salzburg el primero de los tres goles de la remontada de su equipo en el partido de vuelta de la fase previa de la Champions League y logró el primer tanto de la actual edición de la Liga española. Abrió el marcador del Valencia-Betis que su club ganó por 2-1.

Tras descansar ante el Atlético de Madrid, Morientes se ha dado un atracón en Atenas. Primero resolvió en la línea de gol un excelente pase de Villa y, poco después, aprovechó un rechace del portero griego Nikopolidis a tiro de Angulo.

En el instante final del partido remató de manera impecable un corner lanzado por Regueiro al más puro estilo del delantero centro clásico, de Mundo, Zarra o Santillana.

Por primera vez en muchos años, el Valencia, con este atacante que ya ha superado los 200 goles en sus 13 años en el futbol de elite, ha ampliado el repertorio de formas para ganar sus partidos con un nuevo recurso: el futbol directo, lo que provoca optimismo tras una etapa en la que este tipo de futbolistas no han triunfado.

La historia reciente de los jugador que lucieron el 9 del Valencia no ha sido fácil. Patrick Kluivert protagonizó el último fracaso, pero con anterioridad jugadores como los brasileños Viola o Leandro, los italianos Lucarelli y Corradi, el argentino Ariel Ortega, el uruguayo Diego Alonso o españoles como Salva no triunfaron con ese número a la espalda.

Incluso en la campaña 2003-2004, en la que el Valencia se proclamó Campeón de Liga, el dorsal ni siquiera fue utilizado y los jugadores que en los últimos años han marcado los goles del Valencia como Claudio López, Juan Sánchez, John Carew, Ricardo Oliveira, Miguel Ángel Ferrer “Mista” o David Villa evitaron ese número, un número que se ha recuperado con la llegada de Morientes al campo de Mestalla.

MORIENTES CONSIGUIÓ SU PRIMER “HAT-TRICK” EUROPEO

Fernando Morientes que consiguió marcar tres de los cuatro tantos en la victoria de su equipo por 2-4 ante el Olympiakos griego, en la primera Jornada de la Champions League, logró de esta manera el primer “hat-trick” de su carrera deportiva en competición europea.

El atacante cacereño, llegado esta Temporada al Valencia procedente del Liverpool inglés, había conseguido, hasta el momento, varios “dobletes” -dos tantos en un mismo partido- pero nunca tres.

En cinco ocasiones se quedó Morientes a un solo gol del “hat-trick”: con el Real Madrid en tres ocasiones, ante el Sporting de Lisboa (4-0), Sparta Praga (2-3) y Wisla Cracovia (0-2), una con el Mónaco, con el AEK de Atenas (4-0) de rival, y otra con el Liverpool, frente al CSKA de Sofía (3-1).

De esta forma, el delantero internacional, de 30 años, acumula 37 goles en competición europea, conseguidos en 95 partidos con las camisetas de Real Zaragoza, Real Madrid, Mónaco, Liverpool y Valencia.

SEÑALA QUE LOS GOLES SIRVEN PARA QUITARTE PRESIÓN EN UN EQUIPO NUEVO

Fernando Morientes que en Grecia marcó tres de los cuatro goles de su equipo ante el Olympiakos, señaló hoy que marcar siempre permite a un atacante quitarse presión cuando llega a un equipo nuevo, como ha sido su caso, tras dejar el Liverpool para volver a la Liga española.

"Los goles sirven para quitarte presión, sobre todo cuando llegas a un equipo nuevo y en una demarcación en la que todos se fijan en los goles que metes más que en otra cosa. Los tantos te permiten trabajar más tranquilo", indicó.

El delantero extremeño quiso dar más importancia a la victoria conseguida por su equipo en un campo tan complicado como el del Olympiakos que a su destacada actuación personal.

"Más que con los tres goles hay que quedarse con la victoria trabajada del equipo. Fue un partido bonito y, sobre todo importante, porque era el primero de Champions. Tenía muchas ganas de empezar con buen pie, porque es una Liga que conozco, el idioma, las costumbres, el ambiente. Parece fácil pero hay que trabajar mucho. Cuando las cosas salen bien los beneficiados somos todos", agregó

A pesar de la euforia que ha despertado en el entorno del club y la afición el buen arranque en la Liga y el gran debut en la Champions League, Morientes recordó que la Temporada acaba de empezar y que hay que ser prudentes y seguir trabajando.

"Llevo mucho tiempo en esto y sé que no es oro todo lo que reluce. Hay momentos buenos y malos y hay que estar a las duras y las maduras. Es importante tener los pies en el suelo porque todavía no se ha hecho nada. No siempre todo va a ser igual de bonito, aunque ahora la sensación del equipo es buena", explicó.

Morientes, que ha marcado cinco goles en los tres últimos encuentros que ha disputado, parece haber acabado con la “maldición” que parecía perseguir a los delanteros que elegían el dorsal número nueve en el Valencia.

"Tardasteis poco en recordármelo pero no soy persona que crea en maldiciones y esas cosas. Es una responsabilidad llevar el nueve en cualquier equipo. Pero siempre ha sido el dorsal que más me ha gustado junto con el diez y el que he lucido en todos los equipos menos en el Liverpool que llevaba el diecinueve", argumentó

Respecto a su posible vuelta a la Selección, el ariete señaló: "no me quita el sueño de momento. Pero sé que para abrir la puerta de la Selección hay que hacer un buen trabajo en tu club".  [EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×