Maxi me confesó que ni Luis ni Basile querían jugar: Javier 'Vasco' Aguirre

El mexicano Javier Aguirre, entrenador del Atlético de Madrid, declaró hoy que Maxi Rodríguez, que estará seis meses de baja tras lesionarse en el amistoso entre Argentina y España, le confesó que...
 El mexicano Javier Aguirre, entrenador del Atlético de Madrid, declaró hoy que Maxi Rodríguez, que estará seis meses de baja tras lesionarse en el amistoso entre Argentina y España, le confesó que ni Luis Aragonés ni “Coco” Basile querían jugar el partido

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Octubre de 2006

  • "Maxi se había convertido en un referente”

El mexicano Javier Aguirre, entrenador del Atlético de Madrid, declaró hoy que Maxi Rodríguez, que estará seis meses de baja tras lesionarse en el amistoso entre Argentina y España, le confesó que ni Luis Aragonés ni “Coco” Basile querían jugar el partido de anoche por el mal estado del césped.

"Se levantaba mucho la hierba, mucha tierra. El propio Maxi me confesaba que tanto Luis (Aragonés) como el “Coco” (Basile) querían no jugar ese partido. Aparentemente, el día anterior ni habían entrenado ahí por cómo estaba el campo. Nos tocó a nosotros, le tocó al pobre Maxi", advirtió.

"Hay que poner buena cara. Maxi está animado, está pensando que le viene la parte más complicada, pero es así el futbol. Cuando menos te lo esperas te salta la liebre por cualquier parte", añadió el técnico, que calificó la lesión como una "desgracia".

Aguirre recalcó que, cuando conversó hoy con Maxi, le "sorprendió su conducta": "Yo esperaba verlo abatido, desganado, física y anímicamente hecho polvo. Él estaba bien, hablé con él en privado y me sorprendió gratamente su actitud. Es un chaval sensacional".

El entrenador consideró que los partidos como el de anoche son parte de la preparación de las selecciones nacionales y explicó: "Fue una desgracia que nos tocó a nosotros, que puede pasar en cualquier partido o entrenamiento y ya está. No le quiero dar más vueltas, porque no ganamos nada".

"Sinceramente desearle lo mejor a Maxi, como persona primero y luego como jugador. Y esperarlo pronto para tenerlo entre nosotros. Es un chaval extraordinario", continuó el técnico, que reconoció que cuando ve un partido de futbolistas de su equipo con la Selección siempre está "pendiente de ellos y de que no les pase nada".

De la acción de anoche en la que cayó lesionado el futbolista argentino, Aguirre señaló que fue una jugada "fea, porque fue un gesto...": "Me sorprendió gratamente que volviera al terreno de juego y dije menos mal... Después, cuando me manda el Médico el mensaje, sabía que era algo grave y se confirmó mi predicción".

"Siempre estoy pendiente de los jugadores. Me gusta que sean internacionales y que vayan con sus selecciones, que jueguen al futbol y nos gusta que orgullosamente defiendan sus camisetas, porque vienen muy animados y muy contentos. Nos tocó esta vez y ya está. No hay mucho más que hablar, porque insisto puede pasar en cualquier momento", agregó.

Para él, la ausencia del futbolista por los próximos seis meses es una "baja importantísima para el equipo". "Maxi se había convertido en un referente. Los propios jugadores así lo consideraban y, sin duda, lo vamos a extrañar", dijo.

Aguirre desveló que su "primera opción" para sustituir a Maxi Rodríguez en el partido del próximo sábado es Luciano Galletti. "Está en plena forma, con muchas ganas y es una muy buena opción. Está trabajando mejor que nunca. Estoy muy contento con él y muy entusiasmado", comentó.

"Seguramente le brindaremos el partido (del próximo sábado frente al Recreativo de Huelva) a Maxi. Estaremos muy pendientes de él, de su rehabilitación y el equipo se va a dejar la piel en el campo", apuntó el técnico.

Aguirre admitió que las lesiones graves dejan tocado al vestuario del Atlético de Madrid. "Cuando se nos rompieron Miguel, Gabi o Maxi nos duele mucho. Son tres desgracias en tres meses. No estamos teniendo mucha fortuna al respecto, pero el vestuario queda tocado cuando ve a un compañero caer en combate", indicó.

"Cuando se lesiona un compañero de gravedad nos duele mucho a todos, porque, quieras o no, forma parte de ti de alguna manera. Los ves todos los días y hay vínculos afectivos importantes. Espero que sea la última ya", añadió.

El próximo sábado, entre tanto, el Atlético se enfrenta al Recreativo de Huelva en el Estadio Vicente Calderón. "Aquí todo el mundo nos da como favoritos amplios. Y esto no es así. El Recreativo ha sabido jugar muy bien con sus cosas, con su sistema de juego muy bien definido, muy organizado y con una gran actitud", advirtió.

"Vi los dos partidos que ganó fuera de casa y lo hizo bastante bien, No va a ser fácil. No hemos podido preparar este partido. Estamos a jueves, mañana nos reuniremos todos por primera vez. Y, además, está el tema de Maxi", analizó el técnico, que dijo que será un "partido trampa, de esos que hay que meter más de lo común".

El entrenador mexicano también consideró que el encuentro del próximo sábado es de esos que necesitan "hablar más con los jugadores" para la motivación. "Lo que pasa es que este grupo es muy consciente de sus capacidades individuales y de lo que nos estamos jugando. Me da la impresión que cada vez voy a necesitar hablar menos en ese aspecto de motivación y actitud", afirmó.

"Este equipo se motiva de manera natural y va partido a partido. Tiene muy claro el pasado, el presente y entonces juegan con eso. Tienen una gran conducta. El otro día me gustó el equipo en el Bernabéu, ojalá mantengamos esa línea de juego. La actitud ha sido muy buena en los otros partidos, luego no hemos jugado muy bien al futbol", reconoció.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×