El Atlético de Madrid se acerca a la Champions al vencer 3-1 al Celta

-Sigue toda la Liga Española por Medio Tiempo
-Sigue toda la Liga Española por Medio Tiempo
 -Sigue toda la Liga Española por Medio Tiempo

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Enero de 2006

  • Fernando Torres anotó en dos ocaciones

-Sigue toda la Liga Española por Medio Tiempo

El Atlético de Madrid mostró en Balaídos su mejor cara y derrotó con facilidad al Celta de Vigo (1-3), que sólo puso en peligro a los de Aguirre en la última media hora de juego.

El equipo gallego, excesivamente nervioso, acusó demasiado el primer tanto rojiblanco y prolonga su mala racha de resultados que lo dejan en una situación complicada en la clasificación.

Fernando Torres volvió a ser el de las mejores noches y marcó la diferencia en un partido que el Atlético encarriló en los primeros veinte minutos de juego.

Las dudas que pudieran existir sobre qué Atlético de Madrid se vería en Vigo se disiparon en veinte minutos. Bastó con que el "Niño" Torres entrara en juego en un par de ocasiones para demostrar que no se le ha olvidado marcar.

En el minuto once Torres forzó un penalti, por derribo del rumano Gabi Tamas, que él mismo se encargo de lanzar, y aunque el meta José Manuel Pinto adivinó el lanzamiento del delantero rojiblanco, la suerte se alió con el Atlético, ya que el rechace favoreció al goleador del conjunto visitante que en el segundo intento batió al cancerbero local.

El gol desarboló al Celta, que desapareció del choque. El entrenador celeste, Fernando Vázquez, había apostado por alinear al internacional Borja Oubiña como único mediocentro, pero tras el tanto colchonero su táctica se vino abajo, pues su rival encontró demasiados espacios en el centro del campo que le permitieron jugar como más le gusta: al contraataque.

En cuatro minutos el equipo del mexicano Javier Aguirre gozó de más oportunidades que en sus dos últimos enfrentamientos. En el minuto 17, un mal control del argentino Kun Agüero dentro del área celeste le impidió quedar sólo en el mano a mano ante Pinto, un minuto después era Galleti quien lo intentaba con un disparo desde el borde del área que se marchó ligeramente desviado.

Segundos más tarde fue el portugués Maniche, que volvía al equipo tras el castigo de Aguirre por presentarse tarde a un entrenamiento, quien probó a Pinto con un tiro cruzado que despejó, tras una espectacular estirada, el meta del Celta.

Al cuarto intento llegó el segundo tanto rojiblanco. La conexión Agüero-Torres volvió a evidenciar que cuando tiene espacios es letal. Bastó un toque magistral del argentino para que Torres, después de ganar en velocidad a la zaga viguesa, sacara un potente disparo cruzado que hizo inútil la estirada de un desesperado Pinto.

El segundo tanto del máximo goleador del Atlético, el séptimo en lo que va de Liga, le dio la tranquilidad suficiente a un conjunto visitante que se replegó todavía un poco más y siguió buscando el juego de contragolpe.

Además, a la eficacia ofensiva se unió que el equipo funcionó como un reloj en tareas defensivas pese a que faltaba el internacional español Pablo Ibáñez, por lo que el portero Pichu, sustituto del lesionado Leo Franco y debutante en la portería rojiblanca como titular en Liga, fue un espectador más en el primer período.

El equipo de Aguirre estaba muy cómodo sobre el terreno de juego, y en el minuto veintisiete pudo incrementar su ventaja, pero esta vez el remate del "Kun", que había ganado en velocidad a la retaguardia celeste, se marchó demasiado cruzado.

El Celta sólo apareció en los últimos minutos de la primera parte, aunque sin demasiado peligro. Únicamente un disparo lejano del ex atlético Jorge Larena y un remate fallido de Antonio Guayre fueron el bagaje ofensivo de los locales en el primer tiempo.

En la reanudación, al conjunto de Fernando Vázquez no le quedaba otra que arriesgar, por lo que se vio obligado a descuidar su defensa y asumir mayores riesgos, pero enfrente tenía al peor rival para dejarle espacios, pues éste Atleti juega de maravilla al contraataque.

Como se encargó de demostrar a los cincuenta y tres minutos la dupla de atacantes Torres-Agüero. En esta ocasión, se cambiaron los papeles y fue el internacional español quien dio el pase de la muerte para que el "Kun" sólo tuviese que empujar el esférico al fondo de la red.

Con el encuentro prácticamente sentenciado, Javier Aguirre, quizás pensando en el choque de Copa ante Osasuna, decidió reservar al "Niño" y metió en el campo a Mista en su sitio.

El Atlético se conformó con el resultado y se limitó a dejar pasar los minutos. Y lo pudo pagar caro el equipo rojiblanco, pues en el minuto 69 el brasileño Nené recortó la desventaja y volvió a enganchar a un Celta que encerró al Atlético en su campo y empezó a creer en la remontada.

Sólo dos minutos de marcar, de nuevo Nené, en una acción similar a la del gol, pudo meter todavía más presión al conjunto madrileño, pero esta vez se encontró con un extraordinario Pichu bajo palos, que acabó con cualquier esperanza de los gallegos, que sumaron su séptima jornada consecutiva sin ganar.

Alineaciones:

Celta de Vigo: Pinto; Jonathan Aspas, Tamas, Lequi, Placente; Borja Oubiña; Guayre (Perera, 70), Jorge Larena (Gustavo López, 46), Canobbio, Nené; y Baiano.

Atlético de Madrid: Pichu; Seitaridis, Zé Castro, Perera; Antonio López; Galleti (Jacobo, 90), Luccin, Maniche, Jurado; Kun Agüero (Costinha, 70) y Fernando Torres (Mista, 58).

Goles: 0-1, (12): Fernando Torres. 0-2, (20): Fernando Torres. 0-3, 53: Agüero. 1-3, (69): Nené.

Árbitro: Turienzo Álvarez. Mostró tarjeta amarilla a Jonathan Aspas (22) por el Celta de Vigo; y a Luccin (25), Antonio López (45), Pichu (51) y Seitaridis (74) por el Atlético de Madrid.

-Sigue toda la Liga Española por Medio Tiempo

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×