Proyecto Laporta: 137 millones en 21 fichajes y 24 millones por traspasos

Veintiún fichajes en cuatro temporadas. Un total de 137 millones gastados en traspasos y únicamente 24 ingresados en concepto de ventas. Este es el balance económico, por lo que respecta a la...
Veintiún fichajes en cuatro temporadas. Un total de 137 millones gastados en traspasos y únicamente 24 ingresados en concepto de ventas. Este es el balance económico, por lo que respecta a la lista de altas y bajas, del Barça de Joan Laporta.
 Veintiún fichajes en cuatro temporadas. Un total de 137 millones gastados en traspasos y únicamente 24 ingresados en concepto de ventas. Este es el balance económico, por lo que respecta a la lista de altas y bajas, del Barça de Joan Laporta.

MEDIOTIEMPO | Agencias21 de Junio de 2007

  • 2 Ligas y una Champions League respaldan sus decisiones

Veintiún fichajes en cuatro temporadas. Un total de 137 millones gastados en traspasos y únicamente 24 ingresados en concepto de ventas. Este es el balance económico, por lo que respecta a la lista de altas y bajas, del Barça de Joan Laporta.

En la primera temporada del "círculo virtuoso", la 2003-2004, el Cuerpo Técnico inició una profunda renovación de la plantilla e invirtió un total de 44,4 millones de euros en siete incorporaciones.

Ronaldinho (PSG, 27 millones), Quaresma (Sporting de Lisboa, 6), Luis García (Atlético de Madrid, 4), Mario (Valladolid, 2,4), Rustu (Fenerbahce, carta de libertad) y Gio (cedido por el Arsenal) llegaron al Camp Nou en verano, y Davids (cedido por el Juventus), aterrizó en Enero para reforzar el equipo.

Sin embargo, el Barça no ingresó un euro con los doce jugadores que dejan de pertenecer a la plantilla azulgrana: Bonano (Murcia), Christanval (Olympique de Marsella), Enke (Fenerbahce), Nano (Atlético de Madrid) y Dani (Espanyol) se marcharon tras conseguir del club la carta de libertad.

Frank de Boer (Galatasaray) concluyó contrato, Fernando Navarro (Albacete), Geovanni (Benfica), Riquelme (Villarreal) y Rochemback (Sporting de Lisboa) se marcharon cedidos; Mendieta regresó al Lazio tras su cesión y tampoco se ejerció la opción de compra por Sorín, que finalmente recaló en el PSG.

En la campaña 2004-2005, el capítulo de bajas se elevó a dieciséis, aunque el Barça sólo logró ingresar nueve millones de euros por el traspaso de Luis García al Liverpool.

El conjunto azulgrana no llegó a un acuerdo con Davids, que se marchó al Inter de Milán; Luis Enrique se retiró; Overmars también dejó el futbol renunciado al año que le quedaba de contrato; Mario volvió al Valladolid; Cocu no renovó y fichó por el PSV Eindhoven; a Kluivert se le dio la carta de libertad para que fichara por el Newcastle y Patrick Andersson se fue al Malmö.

El traspaso de Ricardo Quaresma al Oporto sirvió para abaratar en 6 millones de euros el fichaje de Deco; Reiziger se marchó con la carta de libertad al Middlesbrough; Rustu también regresó libre al Fenerbahce; Saviola se fue cedido al Mónaco, Sergio García, al Zaragoza, Oscar López, al Lazio, Ros al Numancia y Santamaría al Alavés.

El cuerpo técnico completó la renovación de la plantilla gastándose 61,5 millones de euros en otras nueve caras nuevas: Eto';o (Mallorca, 24 millones), Deco (Oporto, 12 millones + Quaresma), Edmílson (Olympique de Lyon, 8 millones), Giuly (Mónaco, 6,7 millones), Belletti (Villarreal, 3,6 millones + Reina), Sylvinho (Celta, 1,5 millones) y Larsson (llego del Celtic de Glasgow con la carta de libertad). En el mercado de invierno se fichó a Maxi (River Plate, 5,7 millones) y a Albertini (cedido por el Atalanta).

Con el proyecto ya asentado, el Barcelona decidió no gastarse un euro la temporada 2005-2006, en la que se incorporaron sólo dos jugadores con la carta de libertad -Van Bommel (PSV) y Ezquerro (Athletic de Bilbao)- y Messi subió definitivamente al primer equipo.

El capítulo de bajas también se vio reducido. Albertini se retiró del futbol, Damiá se fue cedido al Racing de Santander, Navarro al Mallorca, y Gerard, que finalizaba contrato, fichó por el Mónaco.

El Barça, eso sí, obtuvo 7 millones de euros al Villarreal por la compra definitiva de Riquelme, al que había cedido al club castellonense dos temporadas antes.

Esta temporada (la 2006-2007), el club catalán ingresó 6 millones por el traspaso de Van Bommel al Bayern Munich, mientras que el resto de bajas no reportaron dinero alguno a las arcas del club: Larsson se fue al Helsinborg al acabar su contrato, Gabri al Ajax con la carta de libertad, Maxi cedido al Mallorca y Mario fichó por el Recreativo de Huelva.

La inversión, en cambio, volvió a ser muy superior, pues el club se gastó 31 millones en tres jugadores: Gudjohnsen (Chelsea, 12 millones), Zambrotta (14 millones) y Thuram (5 millones).

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×