El Villarreal cierra un ciclo tras la marcha de varios jugadores emblemáticos

El traspaso del delantero uruguayo Diego Forlán al Atlético de Madrid acentúa la sensación de que el Villarreal quiere cerrar un ciclo para comenzar otro, ya que son varios los jugadores...
El traspaso del delantero uruguayo Diego Forlán al Atlético de Madrid acentúa la sensación de que el Villarreal quiere cerrar un ciclo para comenzar otro, ya que son varios los jugadores emblemáticos del equipo en las últimas temporadas que han abandonado
 El traspaso del delantero uruguayo Diego Forlán al Atlético de Madrid acentúa la sensación de que el Villarreal quiere cerrar un ciclo para comenzar otro, ya que son varios los jugadores emblemáticos del equipo en las últimas temporadas que han abandonado

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Julio de 2007

  • Todavía se busca acomodo para Juan Román Riquelme

El traspaso del delantero uruguayo Diego Forlán al Atlético de Madrid acentúa la sensación de que el Villarreal quiere cerrar un ciclo para comenzar otro, ya que son varios los jugadores emblemáticos del equipo en las últimas temporadas que han abandonado la entidad.

Si significativa es la marcha del máximo goleador en la historia del Villarreal en Primera, no lo es menos la de otros jugadores como el argentino Rodolfo Martín Arruabarrena, el Capitán Quique Álvarez o el internacional boliviano Juan Manuel Peña.

A estos futbolistas se unirá el que ha sido el buque insignia del equipo en las últimas temporadas, el argentino Juan Román Riquelme, quien ya fue cedido a mediados de la última campaña al Boca Juniors, y a quien el club ya ha reconocido públicamente que no seguirá la entidad.

La marcha de Riquelme supone un cambio radical en los planes del club, que en las anteriores campañas había construido el equipo entorno a este jugador.

Sin embargo este proceso será menos traumático después de que el internacional argentino, debido a sus problemas de indisciplina, ya fuera cedido al Boca Juniors los últimos cuatro meses, y el equipo haya encontrado una nueva identidad, tras la crisis de resultados y juego que provocó la marcha de Román.

Las ocho victorias consecutivas con las que cerró el Villarreal la temporada y que le auparon a la quinta plaza de la clasificación, reafirman el final de un ciclo, ya que en este último tramo de la temporada el técnico Manuel Pellegrini apenas contó con jugadores que hasta este año habían sido fundamentales.

Ese fue el caso del lateral zurdo Rodolfo Arruabarrena, titular indiscutible en el equipo desde que llegó al Villarreal procedente del Boca Juniors en la temporada 00-01, y que hace dos temporadas fue el héroe del equipo en su histórica participación en la Champions League, donde alcanzaron las Semifinales, al marcar goles decisivos ante el Glasgow Rangers y el Inter de Milán.

El fichaje del joven Jose Enrique y sus buenas prestaciones acabaron por apartar al lateral argentino de las alineaciones, por lo que éste, que acaba contrato este año, decidió cambiar de club y probar suerte en el fútbol griego.

Una situación similar vivió el otro capitán del equipo, Quique Álvarez, quien también defendió los colores del Villarreal en las siete últimas campañas, pero que esta pasada temporada perdió la titularidad en favor de dos recién llegados, el argentino Fabricio Fuentes y el francés Pascal Cygan.

Su pareja en el eje de la defensa fue habitualmente el boliviano Peña, otro de los damnificados con la llegada de nuevos centrales al equipo, y que también ha abandonado el club.

El último clásico de las últimas temporadas que dejará en breve la entidad castellonense será el delantero andaluz Jose Mari Romero, que llegó como un refuerzo de lujo el año 2003, pero que poco a poco ha ido perdiendo peso dentro del equipo y este último año, con numerosos problemas físicos apenas ha participado.

El club ya ha comunicado al futbolista, al que le resta un año de contrato, que no cuenta con él para la próxima temporada por lo que se tendrá que buscar otro club.

Más sorprendente ha sido la marcha de Forlán que acabó de manera excepcional la temporada, con trece goles en sus doce últimos partidos, aunque las importantes ofertas llegadas por el jugador, han motivado que el club diera por concluida su etapa, tras tres años de gran rendimiento, y ante el importante beneficio económico que supone su marcha, ya que el jugador costó tres millones de euros y lo han traspasado por veintiuno.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×