Tres visiones del puesto de Director Técnico en Francia, Brasil y Argentina

El puesto de Director Técnico que desde hoy asume oficialmente en la Federación Española, Fernando Hierro, es un cargo con larga trayectoria en Brasil, Argentina y Francia, que han tenido...
 El puesto de Director Técnico que desde hoy asume oficialmente en la Federación Española, Fernando Hierro, es un cargo con larga trayectoria en Brasil, Argentina y Francia, que han tenido experiencias de distinto signo:

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Septiembre de 2007

  • Han existido experiencias de distinto signo

El puesto de Director Técnico que desde hoy asume oficialmente en la Federación Española, Fernando Hierro, es un cargo con larga trayectoria en Brasil, Argentina y Francia, que han tenido experiencias de distinto signo:

- FRANCIA

Llegada de Houllier a la Dirección Técnica gala augura tensión con Domenech

La llegada de Gérard Houllier a la Dirección Técnica Nacional (DTN), la instancia que dirige la política deportiva de la Federación Francesa de Futbol augura tensión con el seleccionador, Raymond Domenech, con quien las relaciones no son buenas.

Ambos técnicos han protagonizado peleas dialécticas sonadas, sobre todo, desde que el ex entrenador del Lyon se quejó de la obligación de tener que ceder los jugadores de su club, principal vivero de "Les Bleus", a la Selección.

Los dos técnicos se intercambiaron, a través de la prensa, un cruce de críticas que, ahora, podrá volver a ponerse de actualidad.

El nuevo patrón de la DTN sustituyó en el puesto a Aimé Jacquet, quien a su vez había recogido el testigo de Houllier en 1998, cuando dejó el banquillo de la Selección tras ganar el Mundial.

Houllier y Jacquet eran enemigos declarados, una guerra que puede renacer ahora, puesto que Domenech es muy próximo a Jacquet.

Éste dejó la Dirección de la DTN porque alcanzó la edad límite, pero antes decidió prolongar dos años su estancia al frente de la institución para cerrar el paso de Houllier, que se postulaba al cargo tras dejar el banquillo del Liverpool.

La principal función de la DTN es dirigir la política deportiva de la Federación, la formación de jóvenes y todas las selecciones, incluida la absoluta.

Tradicionalmente, Francia suele alternar un seleccionador procedente de la Dirección Técnica Nacional con uno originario del exterior.

Houllier fue seleccionador francés entre 1992 y 1993, etapa que se saldó con un sonado fracaso, al no clasificar al equipo para el Mundial de Estados Unidos.

Entre 1989 y 1898 dirigió la DTN, puesto que compartió con el de seleccionador y el de técnico de las categorías inferiores, una función que ocupó en detrimento de Domenech.

Houllier se ha apresurado a decir que no tendrá problemas con el seleccionador, pero éste avisó antes de su nombramiento que no le parecería bien que pusieran en el puesto a cualquiera que no fuera el adjunto de Jacquet, Jean-Pierre Morlans, el único candidato junto con Houllier.

BRASIL

Entrenadores "a la sombra", fórmula que no siempre da resultado

La sombra de Mario Jorge Lobo Zagallo en la Selección que Carlos Alberto Parreira condujo al título Mundial de 1994 no volvió a tener la misma importancia en los sucesivos experimentos hechos por la Confederación Brasileña de Futbol (CBF).

El "viejo" Lobo se estrenó como entrenador del equipo "canarinho" pocas semanas antes del mágico Mundial de 1970 y a su lado, en el banco, se sentaba en silencio el joven Preparador Físico Parreira.

Debieron pasar 24 años de sequía de títulos mundiales desde la conquista del "Tri" para que la CBF desempolvara, como si fuera la lámpara de Aladino, de nuevo la fórmula Zagallo-Parreira.

Sólo que para el Mundial de Estados Unidos, el principio activo fue Parreira como seleccionador y el revulsivo Zagallo como Coordinador Técnico.

Así quedaba garantizado el equilibrio de una Comisión Técnica que necesitaba blindarse con un Zagallo pasional para dejar trabajar con tranquilidad, lejos de las presiones, a un Parreira racional y frío.

Tras la conquista brasileña de su cuarto título mundial, Parreira volvió a sus cuarteles de invierno y Zagallo recibió el testigo para encarar la preparación para el Mundial de 1998 en Francia.

Ni de lejos pasó por su cabeza la idea de que el poder sería dividido con alguien ajeno a su círculo íntimo, pero tan ídolo como él: Arthur Antunes Coimbra "Zico".

En público, Zagallo declaró estar feliz con la decisión de la CBF y por poder contar con Zico como Coordinador Técnico. Garantizó que la experiencia sumada sería fundamental para la conquista del quinto título brasileño, esta vez en el Parque de los Príncipes, de París.

Pero Zagallo tuvo que pasar horas respondiendo a preguntas incisivas, irónicas o maliciosas sobre quién tenía el poder.

"Él (Zico) es el Coordinador Técnico y yo soy el técnico. Quien convoca soy yo. Podemos dialogar sobre jugadores, pero la decisión siempre será mía, igual que como ocurría con Parreira", solía decir en tono de cansina letanía.

Pero las primeras grietas quedaron expuestas 10 días después de la designación del máximo ídolo del Flamengo.

Zagallo desautorizó públicamente a Zico, que anunció como primera medida en el cargo la prohibición de apuestas de dinero en juegos de cartas durante las concentraciones del equipo "verdeamarelho".

Argumentó que los futbolistas "no son hijos de monjas" y que él mismo apostó dinero como jugador, técnico y Coordinador en las victoriosas campañas mundialistas de 1958, 1962, 1970 y 1994.

"Necesitamos seguir jugando (barajas) en 1998 para ser pentacampeones. Si fuimos Tetracampeones jugando "biriba" (una suerte de canasta) es señal de que eso nunca ha perjudicado a Brasil", manifestó entonces.

Nueve años después de la derrota ante Francia por 0-3, el ex futbolista Zico confesó su arrepentimiento por haber aceptado la Coordinación Técnica de la Selección de Zagallo, a quien acusó de falta de liderazgo en situaciones cruciales, como la alineación de Ronaldo, pese a las convulsiones que sufrió antes del juego final.

"El médico tenía que vetar la alineación de Ronaldo, pero la culpa también fue de la CBF porque no había nadie para decidir", dijo con sarcasmo en claro mensaje a Zagallo, quien sólo se enteró de la crisis del goleador al llegar al estadio y pese al escándalo que los otros jugadores habían armado en la concentración.

Por culpa de ese cargo, el actual entrenador del Fenerbahçe turco también ha cargado como alma en pena el sambenito de la exclusión de Romario antes del debut en el Mundial francés.

Tras el decepcionante resultado en Francia ';98, ya que en Brasil ser segundo es lo mismo que ser último, la CBF designó al moderado Antonio Lopes como Coordinador Técnico.

Discreto, nada polémico, tan religioso como supersticioso, el ex Comisario de policía vio pasar por el banco a Vanderlei Luxemburgo, José Cándido Soto Maior, "Candinho", y Emerson Leao hasta la llegada de Luiz Felipe Scolari, el hombre del milagro del "Penta" en 2002.

Con inocultable malicia, algunos sectores de la prensa apodaron a Lopes "arroz blanco", porque acompañaba bien cualquier plato, aunque él seguramente siga pensando que su buen desempeño en el cargo tuvo que ver con la raída camisa verde que siempre le dio la suerte desde los tiempos que dirigió al Vasco da Gama.

Zagallo reapareció como técnico "a la sombra" de Parreira para la campaña de Alemania ';06. Pero ni su sombra en Estados Unidos ';94 fue.

Con la llegada de Dunga, en Julio de 2006, la CBF designó a Jorginho, compañero de generación, como cabeza de su sanedrín.

- ARGENTINA

En Argentina, mientras duró la experiencia, el rótulo para el cargo de José Pekerman mientras Marcelo Bielsa era seleccionador no alcanzó a ser el de Director Deportivo, porque se lo identificaba simplemente como coordinador de selecciones.

La prensa argentina nunca tuvo en claro cuál era la función de Pekerman, presuntamente promocionado después de haber organizado las selecciones juveniles y haber obtenido con ellas títulos importantes como entrenador.

En algún momento, y debido a que las relaciones entre Julio Grondona, Presidente de la Asociación del Futbol (AFA), y Bielsa no eran buenas, Pekerman era una especie de enlace entre ambos.

Cuando Bielsa dimitió durante las Eliminatorias del Mundial de Alemania 2006, su cargo lo ocupó Pekerman, que nunca había dirigido a futbolistas profesionales. Fue seleccionador de las juveniles y de la absoluta, pero la tarea que cumplió entre ambos períodos no tuvo relevancia.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×