Fernando Hierro, el hombre talismán

Fernando Hierro, Director Deportivo de la Selección Española que se estrenará en su nuevo cargo en el partido ante Dinamarca del próximo sábado, fue el verdugo de los daneses en el año 1993,...
 Fernando Hierro, Director Deportivo de la Selección Española que se estrenará en su nuevo cargo en el partido ante Dinamarca del próximo sábado, fue el verdugo de los daneses en el año 1993, cuando un gol suyo les impidió estar en el Mundial de Estados Un

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Octubre de 2007

  • El nombre de Hierro es sobradamente conocido por los aficionados nórdicos

Fernando Hierro, Director Deportivo de la Selección Española que se estrenará en su nuevo cargo en el partido ante Dinamarca del próximo sábado, fue el verdugo de los daneses en el año 1993, cuando un gol suyo les impidió estar en el Mundial de Estados Unidos y clasificó a los españoles.

Por ello, el nombre de Hierro es sobradamente conocido por los aficionados nórdicos. De hecho, ese tanto ya forma parte de las gestas históricas de la Selección. El ex internacional dejó a los escandinavos con la "miel en los labios" y dio el pasaporte para el evento norteamericano a España. Fue un 17 de Noviembre de 1993 en un abarrotado Sánchez Pizjuán de Sevilla.

Hierro fue esa noche el talismán de la Selección y ahora vuelve a verse las caras con el mismo enemigo, aunque con otra responsabilidad. Otra vez hay mucho en juego, aunque en esta ocasión la batalla se dirimirá en territorio ajeno. En disputa está la clasificación para la Fase Final de la Eurocopa de 2008, que se celebrará conjuntamente en Austria y Suiza.

El 17 de Noviembre de 1993 España vivió una noche mágica que sus hinchas aún mantienen en la memoria. Los daneses cedieron al empuje y furia local en Sevilla y Hierro fue el encargado de poner firma al resultado con un cabezazo en la segunda mitad.

Irlanda, Dinamarca y España se plantaron en la última fecha muy igualados en el Grupo en el que estaban encuadrados. Dinamarca era líder con un punto de ventaja sobre Irlanda y dos sobre España, a la que ya había derrotado en Copenhague por 1-0.

La victoria era imprescindible para España y el partido adquirió tintes dramáticos cuando, con el paso de los minutos, el marcador no se movía.

Javier Clemente, entonces seleccionador, alineó a Zubizarreta; Ferrer, Alkorta, Nadal, Giner, Camarasa; Hierro, Bakero, Goikoetxea; Luis Enrique y Julio Salinas.

El envite se le puso muy cuesta arriba a España, pues, cuando no se llevaban ni 10 minutos de juego, Andoni Zubizarreta fue expulsado por derribar a Michael Laudrup, hoy entrenador del Getafe, fuera del área.

El cancerbero enfiló el camino de los vestuarios y dejó a su equipo con 10 hombres y la circunstancia permitió que un joven Santiago Cañizares gozase de la alternativa esa noche con el equipo español. El portero lo hizo bien y salió en su debut por la puerta grande.

Con el 0-0 en el tanteador y Dinamarca cerrada en torno a Schmeichel, a pesar de estar con un hombre más sobre el terreno de juego, se llegó al minuto 63.

En ese instante, una falta colgada al área del arquero danés fue rematada de cabeza por Fernando Hierro, quien contó con la colaboración de José María Bakero, que molestó a Schmeichel lo suficiente como para facilitar el gol.

El tanto provocó el éxtasis en la grada del Pizjuán. Los tres puntos daban el pase a España para el Mundial de Estados Unidos y los de Clemente aguantaron hasta el pitido final con sufrimiento, pero convencidos de que el objetivo estaba ya al alcance de la mano y que no se les podía escapar.

Catorce años después, Hierro se la vuelve a jugar contra Dinamarca. Esta en un cargo directivo, desde el que puede transmitir la suerte que España necesita para acometer otro duelo decisivo.

Los planes de futuro del nuevo Director Deportivo y la precipitación o no de los mismos podrían depender mucho del resultado que se de en el partido de Aarhus.

Hierro tiene ante sí la complicada misión de intentar que la Selección Española consiga de una vez por todas ser competitiva en las grandes competiciones, en las Fases Finales, donde la ronda de Cuartos ha sido tradicionalmente su bestia negra.

España necesita un título que le catapulte entre las grandes del continente, algo que el ex jugador del Real Madrid no pudo lograr en sus 89 encuentros como internacional y después de participar en los Mundiales de Estados Unidos ';94 y Corea/Japón ';02, así como en la Eurocopas de Inglaterra de 1996 y Holanda y Bélgica de 2000.

Hierro dio a España la fortuna que ésta reclamaba en 1993 y en 2007 viaja a Dinamarca con el mismo fin. Si los futbolistas de Luis Aragonés superan la difícil prueba danesa, el ex Capitán de la Selección podrá presumir de transmitir buenas vibraciones y se habrá estrenado en su nueva misión con buen pie.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×