Real Madrid 4-3 Mallorca...Robinho le dio la victoria al Real Madrid 4-3...

-Sigue la Liga Española en Medio Tiempo
 -Sigue la Liga Española en Medio Tiempo

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Noviembre de 2007

  • Robinho anotó dos y puso un pase

-Sigue la Liga Española en Medio Tiempo

Un partido espectacular de Robinho mantuvo la firmeza del líder en el Estadio Santiago Bernabéu, que acabó rendido a la calidad del brasileño, en un duelo que premia al fútbol ofensivo de Bernd Schuster y Gregorio Manzano, con un Real Mallorca digno a su papel de protagonista.

Llegaba a terreno del líder Gregorio Manzano con la llave del sufrimiento del Bernabéu en su bolsillo. Recientes en la retina del aficionado blanco están paseos bermellones y momentos de angustia, que como en el último precedente acabaron en fiesta con la consecución del título de la pasada Liga.

Cinco meses después un Real Madrid radicalmente diferente y con dos bajas claves, Sergio Ramos y Guti, se encontraban con un Mallorca valiente, dispuesto a intercambiar golpes.

Nació el partido con ocasión perdida de Pereyra y Van Nistelrooy, que no llegó por milímetros al pase de la muerte de Raúl. Y con penalti de Heinze por una mano dentro del área que se le escapó a Fernández Borbalán.

La ausencia de Ramos restaba un puñal ofensivo por la diestra. La de Guti cambió el estilo de juego. El Real Madrid abusó del balón largo en el primer acto y sólo Robinho asumió el peso del equipo para protagonizar las acciones ofensivas de peligro.

El brasileño fulminó de un plumazo la sequía goleadora de los dos últimos partidos y Schuster sigue recogiendo los frutos del mimo con el que trató la indisciplina de Robinho en su último viaje a Brasil.

Cuando el partido esperaba la aparición de un actor principal surgieron dos: Robinho y Varela. El madridista con una marcha más de velocidad que el resto, desbordó en todo momento y desequilibró. A los 12 minutos inventaba una conexión con sabor brasileño. Su pared con taconazo a Marcelo, acababa en pase picado del lateral y cabezazo a la red para abrir una tarde repleta de goles.

La sospecha planeaba sobre Manzano por el descarte del argentino Jonás, que se perfilaba como un arma clave en su duelo con Marcelo. La bala de la recámara era Valera que tiene cogida la medida al Bernabéu.

Como hace unos meses, apareció dos minutos después del tanto de Robinho, para aprovechar un error de Marcelo en la salida de la defensa al fuera de juego, recortar la salida de Iker Casillas y marcar a puerta vacía. Era sólo el inicio, lo mejor estaba por llegar.

La ausencia de fútbol de altos quilates se compensó con goles. Robinho disfrutaba de su tarde recibiendo regalos. Una carambola tras pase de Sneijder le dejó sólo y con tranquilidad, definió bien ante Lux.

Había encontrado la estabilidad defensiva Schuster con la irrupción de Heinze como solida pareja de Cannavaro. Sin embargo, reaparecieron los errores de concentración a balón parado. En uno de ellos Nunes avisó de que el Mallorca quería lucha, rematando sólo al larguero. Lo confirmaba Varela, a ocho del descanso, con el gol de la jornada. Lanzó un misil a la escuadra de Casillas desde 35 metros.

En la reanudación, el futbol directo de los dos equipos se incrementó aún más. Salió el Real Madrid volcado en busca del triunfo. Sneijder, desaparecido en combate cuando debía asumir el rol de Guti, perdonó el tercero con todo a su favor.

Nadie tenía ni rastro de Guiza ni Raúl. La novedad de Luis Aragonés y la gran ausencia no habían aparecido pero los goleadores tienen esas cosas. El primer balón franco que recibieron en la zona de peligro lo transformaron en gol.

Guiza celebraba su condición de internacional adelantando en el marcador al Mallorca, aprovechando un error de Diarra para definir pegado al palo, imparable para Casillas. Raúl lo hacía rindiéndose al desequilibrio de Robinho, que tras una jugada de regates y engaños, regaló el tanto al Capitán.

Con el brasileño crecido y Héctor pasando el peor día de su carrera, Robinho se superaba en cada acción con un nuevo regate. Rozó su tercer gol pero la remontada blanca llegó con una jugada que se ha repetido en varios encuentros. Raúl vio el desmarque de Van Nistelrooy que, en carrera, chuto cruzado para sellar el triunfo.

El Mallorca acabó encerrando al Real Madrid, Casillas salvó un disparo de Varela y Pepe, que reapareció tras su lesión, se impuso en todos los balones aéreos antes del final del festival goleador en un partido que deja la duda de acierto goleador o desacierto defensivo, pero a que buen seguro dejó un buen gusto en el paladar de los aficionados.

ALINEACIONES

Real Madrid: Iker Casillas; Torres, Cannavaro (Pepe, m.46), Heinze, Marcelo; Gago, Diarra; Robinho (Drenthe, m.87), Sneijder (Higuaín, m.75); Raúl y Van Nistelrooy.

Real Mallorca: Lux; Héctor,Nunes, Ballesteros, Navarro; Varela (Víctor, m.89), Pereyra (Borja Valero, m.52), Basinas, Arango (Webó, m.77); Ibagaza y Guiza.

ARBITRAJEFernández Borbalán. Mostró cartulinas amarillas a Diarra e Higuaín por el Real Madrid y a Varela por el Real Mallorca.

Incidencias: partido correspondiente a la décimo segunda jornada de Liga, disputado en el estadio Santiago Bernabéu repleto, con 79.500 aficionados en las gradas.

-Sigue la Liga Española en Medio Tiempo

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×