Zaragoza 3-3 Espanyol... La conexión entre Diego Milito y Oliveira rescata...

La conexión entre Diego Milito y Ricardo Oliveira, que consiguió dos goles en cuatro minutos, rescató al Real Zaragoza de la derrota frente al Espanyol, que no supo cerrar el encuentro cuando tuvo...
La conexión entre Diego Milito y Ricardo Oliveira, que consiguió dos goles en cuatro minutos, rescató al Real Zaragoza de la derrota frente al Espanyol, que no supo cerrar el encuentro cuando tuvo la oportunidad al jugar toda la segunda parte con un hombr
 La conexión entre Diego Milito y Ricardo Oliveira, que consiguió dos goles en cuatro minutos, rescató al Real Zaragoza de la derrota frente al Espanyol, que no supo cerrar el encuentro cuando tuvo la oportunidad al jugar toda la segunda parte con un hombr

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Diciembre de 2007

  • "Poco dura la alegría en casa del pobre"

La conexión entre Diego Milito y Ricardo Oliveira, que consiguió dos goles en cuatro minutos, rescató al Real Zaragoza de la derrota frente al Espanyol, que no supo cerrar el encuentro cuando tuvo la oportunidad al jugar toda la segunda parte con un hombre más por la expulsión del local Peter Luccin.

Un empate que al conjunto catalán, a pesar de aumentar su racha triunfal sin perder a once encuentros, le supo a derrota mientras que a los aragoneses les pareció un triunfo, a pesar de llevar cinco jornadas sin ganar.

El conjunto maño estuvo durante la mayor parte del partido en estado de descomposición y solo una reacción final con la entrada en el campo del brasileño Ricardo Oliveira le salvó de la derrota y maquilló otro horrible encuentro.

Frente al conjunto "periquito", y a pesar de iniciar el partido como todo entrenador desea, con un tempranero gol, volvió a rememorar el partido de la pasada jornada contra el Recreativo en el que también se adelantó y acabó perdiendo.

Las debilidades defensivas, especialmente, del equipo maño que cometió dos clamorosos errores en el primer y tercer tanto, parecía que le abrían las puertas del triunfo al conjunto de Ernesto Valverde, que le endosó al propietario del terreno tres goles en siete minutos.

El Espanyol se vio favorecido por la expulsión temprana, en la segunda mitad, del francés Peter Luccin lo que evitó que sufriera el acoso local en toda la segunda mitad hasta que apareció Oliveira como un huracán para complicarle la vida a los barceloneses.

Con uno menos el Zaragoza lo intentó, e incluso mejoró su juego porque el Espanyol se dejó dominar, aunque si el equipo maño está mal atrás su situación en la delantera no es mucho más boyante.

El comienzo del encuentro fue un huracán de emociones porque en apenas un cuarto de hora los espectadores de La Romareda habían presenciado cuatro goles.

En la primera oportunidad que tuvo el conjunto maño, en el minuto 6, D';Alessandro, con un gran pase dejó solo a su compatriota Diego Milito ante Carlos Kameni al que batió por bajo.

Las cosas no se le podían poner más de cara a un equipo necesitado de victorias aunque como dice el refrán "poco dura la alegría en casa del pobre" y así ocurrió porque dos minutos después en grave un error de marcaje en el saque de una falta dejó solo a Raúl Tamudo que puso el balón en la escuadra de la meta de "César" Sánchez.

En el minuto 11 Albert Riera realizó una gran jugada para dejar solo a Valmiro López "Valdo" que, viendo adelantada al cancerbero local, lanzó una vaselina que ponía el 1-2 en el marcador.

Cuatro minutos después, una nueva excelente acción de Riera, después de que Sergio García hubiera fallado una ocasión clarísima que hubiera supuesto el empate, permitió a Pablo Zabaleta, sólo al borde del área pequeña, marcar el 1-3.

Un Zaragoza con más ganas que claridad de ideas buscó acortar distancias frente a un conjunto catalán que cada vez de montaba una contra daba muestras de su peligrosidad.

Aún así, el equipo de Víctor Fernández tuvo una ocasión muy clara en el minuto 33 aunque Kameni frustró el disparo de Diego Milito y el Espanyol pudo cerrar la contienda definitivamente cuando moría el primer periodo en un remate de cabeza de Tamudo que, con todo a su favor, lo envió fuera.

La expulsión de Luccin en el minuto, 48 tras una acción absurda llevando además una tarjeta amarilla del primer periodo, pareció cerrar cualquier posibilidad de pensar en una remontada.

El Espanyol controló el balón cuando pudo y lo tocó para dejar pasar el tiempo y cuando lo perdía se replegaba con orden y rapidez ante un equipo local que quería pero no podía.

Tuvo una gran ocasión Milito en el minuto 56 en un contraataque, pero su disparo lo sacó milagrosamente con el pie Kameni, y el 2-3 marcado por Ricardo Oliveria a pase de Diego Milito en el 85 hizo renacer la esperanza de lograr al menos el empate.

Este llegó en un nuevo pase del argentino para el brasileño que en el minuto 89 logró el empate a tres ante el delirio de La Romareda, que aún vivió la posibilidad de la victoria en una nueva opción de marcar, y la de la derrota en un tanto anulado al Espanyol en el último suspiro.

Ficha técnica:

3 - R. Zaragoza: César; Diogo (Oliveira, min.74), Sergio García, Ayala, Paredes; D';Alessandro (Oscar, min.69), Luccin, Zapater, Aimar (Celades, min.69); Sergio García y Diego Milito.

3 - R.C.D. Espanyol: Kameni; Zabaleta, Lacruz, Torrejón, Clemente Rodríguez; Valdo, Moisés (Lola, min.63), Angel, Riera (Moha, min.85); Luis García y Tamudo (Coro, min.78).

Goles: 1-0. min.6. Diego Milito; 1-1. min.8. Tamudo; 1-2. min.11. Valdo; 1-3. min.15. Zabaleta; 2-3. min.85. Oliveira; 3-3. min.89. Oliveira.

Árbitro: Lizondo Cortés, del C. Valenciano. Expulsó por doble amonestación al zaragocista Luccin (min.48). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Zapater, D';Alessandro, Aimar y Ayala y a los españolistas Riera, Moisés y Luis García.

Incidencias: partido correspondiente a la decimoquinta Jornada de Liga disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 28.000 espectadores.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×