Getafe 3-2 Sevilla... Salda las cuentas el Getafe con el Sevilla

Un cabezazo del rumano Cosmin Contra en el tiempo de descuento dejó la victoria en el Coliseum Alfonso Pérez, que explotó de euforia y recobró el ánimo hundido cuando dos minutos antes el serbio...
Un cabezazo del rumano Cosmin Contra en el tiempo de descuento dejó la victoria en el Coliseum Alfonso Pérez, que explotó de euforia y recobró el ánimo hundido cuando dos minutos antes el serbio Ivica Dragutinovic pareció arrebatar un triunfo que el Getaf
 Un cabezazo del rumano Cosmin Contra en el tiempo de descuento dejó la victoria en el Coliseum Alfonso Pérez, que explotó de euforia y recobró el ánimo hundido cuando dos minutos antes el serbio Ivica Dragutinovic pareció arrebatar un triunfo que el Getaf

MEDIOTIEMPO | Agencias19 de Enero de 2008

  • Lejos de aplacarse, la reacción local fue contundente

Un cabezazo del rumano Cosmin Contra en el tiempo de descuento dejó la victoria en el Coliseum Alfonso Pérez, que explotó de euforia y recobró el ánimo hundido cuando dos minutos antes el serbio Ivica Dragutinovic pareció arrebatar un triunfo que el Getafe tuvo en su mano gracias a una reacción encomiable y una estupenda puesta en escena.

El partido se tambaleó en los últimos minutos y fue víctima de un vaivén frenético. Con el partido ganado, el balcánico empató a dos a falta de un minuto. En el descuento, el rumano, que salió desde el banquillo para sustituir a Pablo Hernández, dejó la victoria en el recinto del Getafe, que recuperó la sensación victoriosa como local.

La mejor versión del Getafe irrumpió en el Coliseum coincidiendo con el arranque de la segunda vuelta. Lejos del grisáceo aspecto que deparó en las visitas del Villarreal y Valladolid, que salieron victoriosos con comodidad, el equipo de Michael Laudrup dio la pinta de ese conjunto respondón que incomoda a los grandes.

Suele crecerse ante conjuntos llamativos. Sus partidos de lustre fueron ante el Real Madrid y el Barcelona. También, de visitante, contra el Atlético de Madrid.

Viejas cuentas guardaba, además, con el Sevilla. El más reciente, el de la final de la Copa del Rey del pasado curso. El gran sueño de la entidad de Ángel Torres.

Pero poco tiene que ver el Sevilla con el que encandiló hace un año. Salió, sin embargo, imponente. Intentando borrar lo antes posible una primera vuelta gris con bagaje exiguo como visitante. Sólo cinco puntos. Un triunfo, en Levante, y empates contra el Valladolid y Osasuna.

De hecho, su buen comienzo tuvo premio. Al cuarto de hora una falta lanzada por Dani Alves, no atajada por el Pato Abbondanzieri, fue aprovechada por Luis Fabiano para batir, de cabeza, al internacional argentino.

Lejos de aplacarse, la reacción local fue contundente. Acto seguido Esteban Granero remató al palo. Y un cabezazo de Rubén de la Red en un lanzamiento de córner, fue sacada bajo palos por un zaguero visitante.

El ritmo se enloqueció y se encontró con un estado de agitación consecuencia de la tensión y el fútbol excesivamente trabado. Salió beneficiado el Getafe. A la media hora, Francisco Javier Casquero rentabilizó un rechace. Desde fuera del área sacó un zapatazo que, por toda la escuadra, sorprendió al italiano Morgan de Sanctis y estableció el empate.

En plena euforia local, Granero tuvo la posibilidad de agrandar el premio para su equipo. Pero su remate de cabeza fue adivinado por el meta sevillista. Un aislado remate de Adriano que detuvo Abbondanzieri alimentó la exigua relación de ataques andaluces antes del intermedio.

La vuelta de vestuarios estimuló más al Getafe. Casquero otra vez puso a prueba a De Sanctis. Hasta que a la hora de partido, un centro de Pablo Hernández adelantó al cuadro de Laudrup. El uruguayo Juan Ángel Albín ridiculizó al serbio Ivica Dragutinovic. Se adelantó con pillería al zaguero y, de cabeza, sorprendió al meta transalpino.

Para ese momento, Manolo Jiménez ya había dado entrada al italiano Enzo Maresca en lugar del brasileño Renato Dirnei. Y enseguida echó el resto en su apuesta con la puesta en escena de Diego Capel, primero y del uruguayo Ernesto Chevantón.

Manu del Moral tuvo la sentencia definitiva si hubiera culminado un contraataque iniciado por Pablo Hernández. Un tres para uno que resolvió sin decisión y que mantuvo vivo al Sevilla volcado decididamente ante la portería de Abbondanzieri.

El partido entró en la locura en el tramo final. Dragutinovic empató de cabeza tras rematar un córner. De la Red desperdició un contraataque. Pero Contra, con determinación, dejó el triunfo en el Coliseum en el tiempo de descuento.

Ficha técnica:

3 - Getafe: Abbondanzieri; Cortés, Cata Díaz, Mario, Licht; Casquero, De la Red; Pablo Hernández (Contra, m.82), Albín (Celestini, m.76), Granero (Gavilán, m.70) y Manu del Moral.

2 - Sevilla: De Sanctis; Alves, Mosquera (Chevantón, m.63), Escudé, Dragutinovic; Jesús Navas, Poulsen, Renato (Maresca, m.46), Adriano (Diego Capel, m.53); Kerzhakov y Luis Fabiano.

Goles: 0-1, m.15: Luis Fabiano; 1-1, m.31: Casquero. 2-1, m.59: Albín. 2-2, m.89: Dragutinovic; 3-2, m.92: Contra.

Árbitro: Rodríguez Santiago, del comité Castellano Leonés. Mostró tarjeta amarilla a Pablo Hernández, del Getafe y a Poulsen y Escude, del Sevilla.

Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésima jornada de Primera División disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante unos 13.000 espectadores.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×