Asegura 'Marigol' que muchos aún no reconocen méritos de mujeres

Orgullosa de su género, de haber superado varios obstáculos en su vida y trayectoria, la futbolista mexicana, Maribel Domínguez, aseveró que aun cuando hay muchas personas que no quieren reconocer...
Orgullosa de su género, de haber superado varios obstáculos en su vida y trayectoria, la futbolista mexicana, Maribel Domínguez, aseveró que aun cuando hay muchas personas que no quieren reconocer los logros de las mujeres, éstos son  palpables.
 Orgullosa de su género, de haber superado varios obstáculos en su vida y trayectoria, la futbolista mexicana, Maribel Domínguez, aseveró que aun cuando hay muchas personas que no quieren reconocer los logros de las mujeres, éstos son  palpables.

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Marzo de 2008

  • "Me encantaría ser entrenadora, preparadora física y también estudiar"

Orgullosa de su género, de haber superado varios obstáculos en su vida y trayectoria, la futbolista mexicana, Maribel Domínguez, aseveró que aun cuando hay muchas personas que no quieren reconocer los logros de las mujeres, éstos son  palpables.

La atacante del equipo Euromat UE L';Estartit de Girona, de la Segunda División del balompié femenil de España, indicó que los obstáculos superados y los retos alcanzados la han hecho crecer en el plano humano y futbolístico.

"Yo estoy muy contenta de ser mujer porque últimamente nosotras estamos logrando muchas cosas. Destacamos en muchas áreas, llámese deportes, política, en todo, y siento que mucha gente no lo ve, pero pienso que hemos sobresalido en todos los ámbitos", dijo la también llamada "Marigol".

Nacida el 18 de noviembre de 1978, la menor de nueve hermanos reconoció que las mujeres mexicanas y de otras partes del mundo han crecido por alcanzar los sueños que se han trazado.

A quienes se muestran incrédulos de los avances del género femenino en la sociedad con resultados, indicó que dichos logros demuestran que "las mujeres somos fuertes y que si tenemos algún sueño lo podemos alcanzar con sacrificio, mucha motivación y muchas ganas".

La jugadora del Euromat, escuadra que marcha en séptimo lugar general con 25 puntos, y antes del Barcelona de la Superliga Femenil española, ha sido la futbolista mexicana más destacada de los recientes diez años, y con sus anotaciones se ganó el sobrenombre de "Marigol".

Para escalar hasta el lugar que ocupa hoy día, Maribel debió sortear varios obstáculos. De inicio, la oposición de sus padres a jugar este deporte, habitualmente sólo practicado por hombres, a quienes imitaba y seguía como a sus ídolos Gonzalo Farfán y el brasileño Antonio Carlos Santos, ambos de las Aguilas del América, porque no había mujeres a seguir.

"Creo que de todo, al principio de mi carrera el primer obstáculo que te encuentras es la familia. Por ejemplo, mi madre (decía) que a mi padre no le gustaba que jugara al futbol siendo mujer o una niña por miedo a que me dieran un golpe, que como los hombres eran más fuertes me podían lastimar".

Afortunadamente para ella esa resistencia se convirtió en apoyo total, aunque al empezar a practicarlo y hacerlo forzosamente con compañeros del género masculino, llegaron muchos comentarios como "este deporte es sólo para hombres, eres un marimacho".

Pero Maribel no se rindió, estos comentarios la marcaron en su vida para bien porque "con ganas, fuerza y motivación, le demuestras al mundo que este deporte no es sólo para hombres, el futbol (femenil) es ya reconocido en México y en el mundo".

Sin embargo, también debió hacer muchos sacrificios para llegar a cumplir sus sueños y superar retos personales, entre ellos el mayor, que era "estar en la Selección, representar a mi país en el máximo circuito como es un Mundial (Estados Unidos 1999) y unos Juegos Olímpicos (Atenas 2004), creo que eso es de lo más difícil".

Otro aspecto que debió dejar de disfrutar y gozar fue la convivencia con sus seres queridos. "Despegarme de mi familia como a los 17 años, estar viajando con la selección a varios lugares. Hubo una concentración en San Diego en la que me despegué por primera vez de ellos tres meses, y después las concentraciones que duraban 15 días o un mes fuera de México".

Sin arrepentirse de vivir dichas experiencias no vivió al máximo el cariño de su familia ni de los amigos, y dejó de hacer muchas cosas también de su interés.

"Pero a final de cuentas siembras la semilla para recibir los frutos, por eso ahora cada vez que estoy con mi familia trato de estar más con ellos, disfrutar más los momentos que se puede".

Acudir a la Copa del Mundo de Estados Unidos 1999, a los Juegos Olímpicos Atenas 2004, más tres torneos de Copa Oro, así como las dos campañas en el Barcelona de la Superliga Femenil en España, son varios de los máximos logros futbolísticos de Maribel Domínguez.

En diciembre de 2004 el Celaya de Primera División "A" buscó contratar como refuerzo a la delantera, ante lo cual la Federación Mexicana de Futbol debió acudir ante la FIFA para solicitar permiso y el máximo organismo del balompié denegó la solicitud.

Domínguez Castelán es recordada por varios de sus goles, en especial tres de ellos, el único que logró el Tri femenil en la Copa del Mundo Estados Unidos 1999 (ante Brasil) y el par que marcó a Canadá en el preolímpico de Costa Rica para darle a México su primer pase a unos Juegos Olímpicos.

A casi una década de distancia de aquel campeonato del mundo, Maribel rememoró que la participación mexicana fue "una novatada, porque era nuevo para nosotros, era el primer Mundial al que asistíamos, era una Selección con gente joven".

"Y aquél gol nunca lo voy a olvidar, fue el 1-1 contra Brasil desde media cancha, y tan no lo voy a olvidar, que después nos metieron otros siete, pero ese tipo de cositas me llenan de emoción como mujer que soy".

En el plano humano hay otros frutos cosechados como "estar con mi familia para ya no despegarme de ella, ayudar a mi madre que nunca voy a terminar de pagar lo que ella me dio cuando era yo pequeñita, aparte de la vida misma, el apoyo, el dinerito que se ganaba con sus manos lavando ropa ajena para poder salir adelante con sus hijos".

"El poder hacerle su casa a mi madre, tener mi propio departamento, y otras tantas cosas, ayudan a ver la vida desde otro punto de vista, valoras muchas más cosas, la cultura de tu país, a tu familia, tus amigos. Aprecias más esas cosas que a lo mejor a la edad que inicias ni siquiera te dabas cuenta de lo que iba a pasar".

Sobre el crecimiento del futbol femenil en México, Maribel recapituló e indicó que "antes teníamos 18 jugadoras y eran con las que íbamos al primer torneo que teníamos, no había mucho material humano, no había oportunidad de hacer visorías a todos los estados para ver a otras chicas, y ahora ya tenemos en cada posición a cinco reservas más".

Esta situación llena de motivación al grado de asegurar que el "Tri" femenil "volverá a ir a Juegos Olímpicos (en Beijing 2008), vamos a calificar, y además creo que hemos mejorado bastante nuestro nivel".

Con 29 años de edad cumplidos a fines del año anterior, el paso ascendente de "Marigol" no se detiene, aunque ya vislumbra su futuro, sus nuevos sueños y objetivos.

"Mi meta en lo personales es seguir en mi deporte, seguir ayudando a mi gente, y sobretodo, no desligarme del futbol. Me encantaría ser entrenadora, preparadora física y también estudiar porque nunca es tarde para hacerlo", externó la sobresaliente atacante.

Por ejemplos como ella, es que el próximo 8 de marzo muchas personas pueden celebrar con gusto el Día Internacional de la Mujer, un reconocimiento que inició en 1910 a propuesta de la alemana Clara Zetkin -miembro del Sindicato Internacional de Obreras de la Confección-, durante el Congreso Internacional de Mujeres Socialistas que se realizó entonces en Copenhague, Dinamarca.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×