Villarreal vuelve a poner la mente en América Latina para triunfar en Europa

El Villarreal ha vuelto a centrar su atención en el mercado sudamericano de fichajes para afrontar con éxito la nueva temporada, en la que volverá a la Champions League, competición a la que ha...
 El Villarreal ha vuelto a centrar su atención en el mercado sudamericano de fichajes para afrontar con éxito la nueva temporada, en la que volverá a la Champions League, competición a la que ha accedido de forma directa al proclamarse subcampeón de Liga l

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Julio del 2008

  • Guillermo Franco fue adquirido por ellos

El Villarreal ha vuelto a centrar su atención en el mercado sudamericano de fichajes para afrontar con éxito la nueva temporada, en la que volverá a la Champions League, competición a la que ha accedido de forma directa al proclamarse subcampeón de Liga la pasada temporada.

El club ha confirmado seis fichajes para el nuevo periodo liguero: el estadounidense Jozy Altidore, el brasileño José Edmilson, los argentinos Ariel Ibagaza y Damián Escudero y los uruguayos Robert Flores y Sebastián Eguren, los cinco últimos procedentes de países de América del Sur, mercado al que más ha recurrido en las ultimas temporadas, excepto en la pasada campaña.

Sin embargo, tanto Damián Escudero como Robert Flores han sido cedidos al Real Valladolid y River Plate argentino, respectivamente, una situación que comparten con otros jugadores que el club fichó tiempo atrás como el chileno Matias Vidangossy, el argentino Leo Sigali o el brasileño Felipe Manoel Gonçalves.

La entidad que preside Fernando Roig ya tiene cerrada una plantilla en la que tiene en nómina a veinticinco jugadores, de los cuales once son americanos y el resto europeos, con una clara mayoría de españoles.

Diego López, Juan Carlos Sánchez, Ángel López, Joan Capdevila, Javi Venta, Bruno Soriano, Rubén Gracia ';Cani';, Santiago Cazorla, José Joaquín Moreno ';Josico'; y Joseba Llorente, son los diez jugadores españoles del club castellonense, a los que se unen los franceses Pascal Cygan y Robert Pires, el italiano Giusseppe Rossi y el turco Nihat Kahveci, como europeos.

En el caso de Josico, al futbolista se le ha comunicado que no entra en los planes del técnico Manuel Pellegrini aunque se le permitirá realizar la Pretemporada con el resto de la plantilla.

El delantero Jozy Altidore es el único futbolista norteamericano, mientras que los diez futbolistas restantes proceden básicamente de tres países sudamericanos -Argentina, Brasil y Uruguay-, ya que sólo el centrocampista Matías Fernández es chileno, si bien Guille Franco tiene pasaporte mexicano pero es de origen argentino.

Además de Matías Fernández y Guille Franco, los argentinos Fabricio Fuentes, Gonzalo Rodríguez y Santiago Ibagaza, los uruguayos Sebastián Viera, Diego Godin y Sebastián Eguren, los brasileños Edmilson Gomes y Marcos Senna -pasaporte español-, forman parte de la plantilla villarrealense.

Desde que el Villarreal ascendiera por vez primera a Primera en 1998, la cifra de veintisiete fichajes extranjeros sudamericanos -sin contar los que fichó y luego cedió sin debutar en el equipo español-, se encuentra a las puertas de doblar a los quince futbolistas españoles que a lo largo de estos diez años se han incorporado a las filas de la entidad.

En el año de su debut en Primera, el Villarreal contaba con una plantilla eminentemente nacional, pero para la ocasión ya reforzó el equipo con cuatro jugadores internacionales, de los que solo uno, Walter Gaitan, procedía de América del Sur.

La pasada temporada fue el único año en el que los fichajes españoles superaron a los internacionales, ya que la vuelta de Santiago Cazorla, y los fichajes de Ángel López, Joan Capdevila, Diego López y el canterano Bruno Soriano, conformaron un refuerzo para la plantilla de marcado carácter nacional.

Además, con las bajas de jugadores como los argentinos Rodolfo Arruabarrena, el boliviano Juanma Peña y el uruguayo Diego Forlán, el Villarreal redujo a ocho el numero de jugadores sudamericanos, ambos factores dieron como resultado que el numero de futbolistas europeos fue superior al de sudamericanos tras varias temporadas a la inversa.

De hecho, entre la Temporada 2002-03 y la campaña 2006-07, el Villarreal se mantuvo fiel a una política de fichajes centrada en el mercado sudamericano y a lo largo de estos cinco años llegaron figuras como Guille Franco, Marcos Senna, los argentino Fabricio Coloccini o Román Riquelme.

En este sentido, la temporada más destacada fue la campaña 2004-05 cuando el club cerró el periodo de fichajes con cinco nuevos futbolistas, Gonzalo Rodríguez, los argentinos Juan Pablo Sorín y Lucho Figueroa, Juan Manuel Peña y el uruguayo Diego Forlán, todos ellos procedentes de sudamérica.

El Villarreal realizó, durante el verano de 2001, su política de fichajes más equitativa, pues de los cuatro jugadores que en ese momento se incorporaron al club, dos fueron nacionales y dos internacionales, aunque de estos últimos solo Juan Antonio Pizzi era sudamericano, si bien también llegó con pasaporte español.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×