Schüster comienza a probar tras una de sus excentricidades

A dos días del estreno de un Real Madrid sin fichajes, con tan sólo Javi García como cara nueva, Bernd Schüster comenzó a probar con las bazas que tiene por el momento, tras sorprender por la...
A dos días del estreno de un Real Madrid sin fichajes, con tan sólo Javi García como cara nueva, Bernd Schüster comenzó a probar con las bazas que tiene por el momento, tras sorprender por la mañana con una de sus excentricidades en la salida de los campo
 A dos días del estreno de un Real Madrid sin fichajes, con tan sólo Javi García como cara nueva, Bernd Schüster comenzó a probar con las bazas que tiene por el momento, tras sorprender por la mañana con una de sus excentricidades en la salida de los campo  (Foto: Reuters)

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Julio del 2008

  • Los presenció poca prensa

A dos días del estreno de un Real Madrid sin fichajes, con tan sólo Javi García como cara nueva, Bernd Schüster comenzó a probar con las bazas que tiene por el momento, tras sorprender por la mañana con una de sus excentricidades en la salida de los campos de entrenamiento.

Sorprendió a los pocos medios de comunicación que estaban presentes en la zona mixta, un pequeño espacio de tres metros que separa la salida del recinto deportivo de las furgonetas que van subiendo a los jugadores según acaban de ducharse.

En el mismo espacio que hace dos años Fabio Capello atravesaba con su bicicleta para subir a la montaña donde se encuentra el castillo, el lujoso Hotel Schloss Pichlarn, hoy Schüster lo atravesó tapándose la cara con la parte superior de su chándal y ya en la furgoneta, ocultándose tras la ventanilla poniendo una camiseta de entrenamiento del Real Madrid.

Ninguno de los tres fotógrafos que había en ese momento había hecho ademán de retratarle. No podía sentirse molesto. Esperaban otra imagen, la del Capitán Raúl González firmando una camiseta de España y posando con una joven aficionada española que posaba con la "roja" más el dorsal de Raúl.

Fue la imagen de la mañana tras un entrenamiento de dos horas, con la primera parte en el gimnasio y la segunda con ejercicios con balón y un partido final que mostró el alto nivel de competitividad que existe en la actual plantilla madridista.

Manolo Ruiz, segundo de Schüster, lo sufrió en sus propias carnes. "Tu tranquilo Manolo, sigue pitando igual", le decía en broma Raúl cuando se dirigían a los vestuarios. Minutos antes, el ';árbitro'; de los partidos de entrenamiento, había tenido que decidir el vencedor tras un ajustado final y una polémica que concedió el gol al equipo que parecía perdedor.

Se desataron las celebraciones entre los vencedores y las quejas entre los perdedores. Los piques entre todos se suceden cada día. Sneijder se marchó mosqueado al vestuario, Julio Baptista recriminaba a Raúl y Michel Salgado, y Gabriel Heinze, que no le gusta perder ni jugando con sus hijos, protestó insistentemente a Bernd Schüster, pidiendo respuestas que no encontró.

Fue casualidad, pero en el entrenamiento vespertino Schüster tomó el mando y arbitró el primer partido serio, de diez contra diez, recortando un trozo del campo de juego. Tras la primera charla de grupo sobre el césped, en la que pidió velocidad y juego por las dos bandas, lo más destacado fue la prueba de Javi García como central.

Por un equipo jugaron Dudek, Salgado, Pepe, Jordi García (Preparador Físico), Antón, Diarra, Callejón, Sneijder, Higuaín y Raúl. En el otro Codina, Torres, Javi García, Heinze, Guti, Parejo, Robben, Baptista, Saviola y Van Nistelrooy.

El resultado final 3-2 para los primeros, con goles de Salgado, Higuaín y Diarra. También marcaron Saviola y Van Nistelrooy en un partido de alta intensidad.

En los estiramientos de los instantes finales del cuarto día de trabajo en Austria, se comprobaron las secuelas de las palizas físicas a las que se están sometiendo los jugadores madridistas. Arjen Robben mostraba en sus pies ampollas. Es un ejemplo de la larga lista de pequeños problemas musculares que resuelven a diario médicos y fisioterapeutas.

Mañana, sábado, llegará la esperada primera rueda de prensa de la temporada de Bernd Schüster. El técnico, a buen seguro que responderá a las preguntas sobre Cristiano Ronaldo y temas que marcan la actualidad de su equipo. Aún no tiene fichajes. El año pasado si los tenía y a estas alturas solicitó la llegada de Michael Ballack. Con su forma de ser, todo puede pasar en la sala de prensa.

[EFE][foto: EFE][r/osra]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×