Van der Vaart tras los pasos de Sneijder

Rafael Van der Vaart esta emulando el estreno en el Real Madrid de su compatriota holandés, Wesley Sneijder, con unos registros goleadores que le encaraman a liderar la clasificación de artilleros...
Rafael Van der Vaart esta emulando el estreno en el Real Madrid de su compatriota holandés, Wesley Sneijder, con unos registros goleadores que le encaraman a liderar la clasificación de artilleros de la Primera División Española, con cuatro tantos en cuat
 Rafael Van der Vaart esta emulando el estreno en el Real Madrid de su compatriota holandés, Wesley Sneijder, con unos registros goleadores que le encaraman a liderar la clasificación de artilleros de la Primera División Española, con cuatro tantos en cuat  (Foto: Reuters)
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Septiembre de 2008

  • Buena adaptación ha tenido Van der Vaart en el Madrid

Rafael Van der Vaart esta emulando el estreno en el Real Madrid de su compatriota holandés, Wesley Sneijder, con unos registros goleadores que le encaraman a liderar la clasificación de artilleros de la Primera División Española, con cuatro tantos en cuatro encuentros, que demuestran su rápida adaptación.

Si Sneijder era la pasada campaña el máximo goleador de Primera División a estas alturas, en gran parte gracias a su exhibición anotadora en El Madrigal, Van der Vaart que lo bordó ante el Sporting de Gijón, lo es de la actual campaña, junto al delantero del Atlético de Madrid el francés Sinama Pongolle.

Sneijder comenzó la última Liga marcando en el triunfo ante el Atlético de Madrid (2-1), con doblete en la goleada a domicilio ante el Villarreal (0-5) y sentenciando el triunfo de la tercera jornada contra el Almería (3-1).

El estreno esta campaña del único fichaje del Real Madrid, Van der Vaart no ha sido peor. Después de comenzar en el banquillo la Liga en Riazor, en la derrota ante el Deportivo, marcó su primer gol en la segunda jornada, el tanto que adelantaba al conjunto blanco ante el Numancia (4-3), y ayer, en la cuarta jornada, firmaba tres goles de bella factura al Sporting de Gijón (7-1).

El balón del recital blanco se lo llevó firmado por todos sus compañeros Van der Vaart. El Real Madrid de Schüster marcó por segunda vez siete goles en partido oficial. Lo había hecho el 10 de febrero pasado, ante el Real Valladolid en el Bernabéu, para asestar un golpe definitivo a la Liga y encaminarse a reeditar el campeonato.

Desde el 12 de noviembre de 2006, cuando Van Nistelrooy le hizo cuatro goles a Osasuna, ningún jugador madridista había marcado más de dos tantos en encuentro oficial.

Así que, la carta de presentación de Van der Vaart ante la afición madridista no ha podido ser mejor. Se ha mostrado como un jugador de clase en el último pase, con buen disparo lejano y una llegada letal desde segunda línea.

Las lesiones de Sneijder, Fernando Gago y José María Gutiérrez ';Guti';, le han permitido recibir continuidad y han facilitado una adaptación más veloz. El regreso de tres centrocampistas importantes en el esquema de Bernd Schuster y la ausencia de fichajes ofensivos, podrá variar en el futuro la demarcación de Van der Vaart.

En el sistema 4-3-3 del técnico alemán, encajaría a la perfección en la línea de delanteros, en la demarcación como extremo que ocupa su compatriota Arjen Robben, como tercer punta.

Los siete goles blancos al Sporting aupan al Real Madrid a ser el equipo más goleador, catorce tantos en cuatro partidos, y sirven para devolver la confianza a ';depredadores del área'; como Raúl González. El Capitán, que no marcaba en partido oficial desde el 7 de mayo, ante el Barcelona, recuperó la mejor de sus imágenes y firmó un doblete.

Era esperada su celebración y varió. No hubo señal de sus pulgares al dorsal 7 y su nombre, como hacía la pasada campaña como mensaje directo al por entonces seleccionador, Luis Aragonés, según unos, y como respuesta a la petición de sus hijos, según el protagonista. En cambio, lanzó sus brazos al aire y lo celebró por todo lo alto con su afición. En el inicio del debate de su decadencia y la introducción de la suplencia en su carrera, el capitán necesitaba volver a sentir la explosión de júbilo del goleador.

[EFE][foto:EFE][r/anbr]

No te pierdas