El Camp Nou repunta la asistencia media con la visita del Atlético de Madrid

Los 75.727 aficionados que asistieron al Barcelona-Atlético de Madrid el pasado sábado ha permitido elevar ligeramente la media de asistencia del Camp Nou, que se encuentra actualmente en mínimos...
Los 75.727 aficionados que asistieron al Barcelona-Atlético de Madrid el 
pasado sábado ha permitido elevar ligeramente la media de asistencia del Camp 
Nou, que se encuentra actualmente en mínimos históricos.
 Los 75.727 aficionados que asistieron al Barcelona-Atlético de Madrid el pasado sábado ha permitido elevar ligeramente la media de asistencia del Camp Nou, que se encuentra actualmente en mínimos históricos.  (Foto: Notimex)
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias7 de Octubre de 2008

  • Hace 10 años era normal que el Camp Nou se llenara

Los 75.727 aficionados que asistieron al Barcelona-Atlético de Madrid el pasado sábado ha permitido elevar ligeramente la media de asistencia del Camp Nou, que se encuentra actualmente en mínimos históricos.

Ante esta situación de pérdida de aficionados, especialmente abonados que tiene pagado el asiento durante toda la temporada, el Barcelona está estudiando llevar a cabo una nueva campaña para incentivar la presencia de sus seguidores en el campo, debido a que el Camp Nou se ha mostrado como un escenario incapaz de cubrir como mínimo entre un 80 y un 90% su aforo, algo habitual en otras épocas.

Con una capacidad para albergar a 98.772 aficionados sentados, el Camp Nou no recibe un lleno como era tradicional hace diez o veinte años desde del partido del Barça contra el Manchester United, correspondiente a la ida de la Semifinal de la Champions League de la temporada anterior, cuando acudieron 95.549 aficionados, según datos oficiales.

El anterior lleno hay que buscarlo en el Clásico de la Liga, cuando el Real Madrid visitó el Camp Nou a finales del 2007, cita que reunió en el Camp Nou a 98.248 aficionados, unos 10.000 más que meses antes cuando el Atlético de Madrid jugó en el feudo barcelonista (89.976).

Ha vuelto a ser el Atlético de Madrid el equipo que ha reactivado esta temporada la media de asistencia en el Camp Nou, después que el fin de semana pasado acudiesen al estadio del FC Barcelona 75.232 seguidores, una cifra espectacular, aunque en otros tiempos hubiese sido calificada simplemente de aceptable.

El hecho es que un Barça-Atlético de Madrid de un año a otro refleja una pérdida de 14.000 aficionados, aunque la media de asistencia en este partido, cargados de emoción y tensión, está situada en los 72.389 espectadores en los últimos cuatro años, ligeramente inferior al aforo del partido del sábado (75.232).

Lo que parece imparable es la pérdida de aficionados en el Camp Nou. Por una parte, el Barcelona parece que no está teniendo excesivos problemas para vender las escasas entradas que puede poner a la venta, bien en las taquillas o a través de intermediarios, pero lo que le resulta un drama es llenar los asientos que cuentan con socios abonados, lo que representa casi el 90 por ciento del aforo del Camp Nou.

Hace años, durante el mandato de Joan Gaspart, el Barcelona impulsó el ';seient lliure'; (';asiento libre';) a partir del cual los socios abonados que no deseen ir al campo pueden poner a la venta su asiento para un partido determinado. Este negocio no ha acabado de funcionar, bien por la falta de confianza en los socios o por el desconocimiento que existe entre los aficionados de optar por esta variante. La muestras palpable es el bajo nivel de afluencia al Camp Nou.

En el inicio de temporada, las dos entradas que registró el Camp Nou en la Liga, frente al Racing (56.678 aficionados) y Betis (55.727), no era más que el reflejo de la crisis que aún arrastraba el Barça de la decepción que supuso para la masa barcelonistas las dos últimas temporadas.

Cabe recordar que en el tramo final de la temporada pasada, por ejemplo en los seis últimos partidos de Liga el Camp Nou alcanzó una media de asistencia de 56.456 espectadores, un hecho completamente desconocido en los últimos años y que resultaba de difícil explicación, mas cuando si bien en la Liga el equipo de Frank Rijkaard no andaba muy fino, en la Liga de Campeones tuvo sus opciones hasta cuatro jornadas antes de concluir la Liga.

Al final de la temporada anterior, el Barça cerró el campeonato liguero con una media de 67.296 espectadores por partido, cifra que aún ha caído más en este arranque de Liga, en la que en los tres encuentros disputados, ha bajado a 62.576.

En el FC Barcelona, la situación deportiva del primer equipo, enrachado en la Champions League y en la Liga, se espera que el Camp Nou mejore su media de asistencia ayudado por la mejora del futbol que exhibe el equipo que entrena Josep Guardiola. El partido contra el Atlético de Madrid podría ser el punto de inflexión, aunque el Barça espera apoyar con una nueva campaña la asistencia de sus seguidores al Camp Nou.

[EFE][foto: Mexsport][r/anbr]

No te pierdas