Schüster y su experiencia en los Derbis

Bernd Schüster, técnico alemán del Real Madrid, tiene marcado desde el principio de temporada ciertas fechas en su calendario. La visita al Estadio Vicente Calderón es una de ellas. Como la del...
Bernd Schüster, técnico alemán del Real Madrid, tiene marcado desde el 
principio de temporada ciertas fechas en su calendario. La visita al Estadio 
Vicente Calderón es una de ellas. Como la del Camp Nou. Su personalidad acapara 
el protagonismo para
 Bernd Schüster, técnico alemán del Real Madrid, tiene marcado desde el principio de temporada ciertas fechas en su calendario. La visita al Estadio Vicente Calderón es una de ellas. Como la del Camp Nou. Su personalidad acapara el protagonismo para  (Foto: Notimex)
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias17 de Octubre de 2008

  • Schüster disfrutó más los Derbis con el Atlético que con el Real

Bernd Schüster, técnico alemán del Real Madrid, tiene marcado desde el principio de temporada ciertas fechas en su calendario. La visita al Estadio Vicente Calderón es una de ellas. Como la del Camp Nou. Su personalidad acapara el protagonismo para un Derbi al que llega con bajas importantes.

Anda preocupado Schüster en la previa del Derbi por la ausencia de Mahamadou Diarra. La baja de José María Gutiérrez ';Guti'; no es menos importante, pero como ocurrió la pasada temporada, el Real Madrid no pierde cuando no está su 14 sobre el campo. Cosas del futbol.

Sin embargo, sin Diarra y con el argentino Fernando Gago recién recuperado, sus opciones en el medio centro se ven reducidas. No es una posición en la que cuente con Rubén De la Red, al que prefiere más adelantado. Así, su tercera baza es Javi García, al que ve alejado de la madurez necesaria para asumir el peso del equipo en un momento importante. Gana enteros Gago.

Debe decidir en un instante en el que el Derbi acapara el protagonismo. Nunca han gustado a Schüster los encuentros tras partidos internacionales. Considera que la mente del jugador no llega a la cita como lo haría tras una semana centrado en un partido. Pensando sólo en un triunfo que dará que hablar en uno de los encuentros que marcan cada temporada.

En la última ocasión volvió a asociarse a la polémica. Tal y como ha sucedido desde que Schüster pisó España, todo lo que procede del alemán hace ruido. Ocurrió sobre el terreno de juego y sigue en el banquillo, principalmente por sus declaraciones. Por tanto, no es de extrañar que la suya sea una de las presencias que más atención demanda en el Derbi Madrileño.

La acusación a Sergio Ramos de una infiltración, que no fue tal, manchó el regreso de la última participación de la Selección. No ocurrirá en la vigilia de un Derbi, en el que Schüster no tocará su planteamiento habitual.

Ha instalado un sistema que sus jugadores ya conocen de memoria. Lo repetirá en el Estadio Vicente Calderón. Un ambicioso 4-3-3, con la velocidad en el contragolpe como un arma principal, junto a la pegada de su tridente ofensivo (Higuaín, Van Nistelrooy y Raúl).

No es Schüster partidario de cambios ni pruebas en días importantes. Ni de rotaciones. Y eso que esta temporada demuestra haber aprendido de los errores que dejaron la pasada campaña a su equipo tocado en un momento clave, en los Octavos de Final de Champions League. Por eso, ahora mide esfuerzos, escucha consejos de sus ayudantes, concede importancia a Walter Di Salvo en el estudio personalizado de cada jugador para la prevención de lesiones.

Trece temporadas como futbolista y camino de la quinta como entrenador, le permiten hablar con experiencia de los derbis.

Y reconoce, que los disfrutó más como jugador del Atlético de Madrid por las ganas que siempre tenían al Real. En la casa blanca, están un escalón por encima de rivalidad los duelos ante el Barcelona. Su rebeldía marcó su futuro, cuando en aquella final vestido de azulgrana en Sevilla en 1986, se marchó del estadio cuando fue sustituido. Fue el inicio de una etapa en el Real Madrid, en la que trasladado al presente, como técnico ha ganado una Liga en su primer año y la Supercopa de España en su segundo, en el que tiene marcado el gran reto de la décima Copa de Europa.

[EFE][foto: Mexsport][r/anbr]

No te pierdas