Del Bosque hace balance del papel de seleccionador tras tres meses de trabajo

El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, hizo hoy balance de sus tres meses en el cargo y habló de los valores humanos de los miembros de la absoluta, de sus objetivos, de las acusaciones de...
El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, hizo hoy balance de sus tres 
meses en el cargo y habló de los valores humanos de los miembros de la absoluta, 
de sus objetivos, de las acusaciones de violencia y racismo en las gradas 
españolas, así com
 El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, hizo hoy balance de sus tres meses en el cargo y habló de los valores humanos de los miembros de la absoluta, de sus objetivos, de las acusaciones de violencia y racismo en las gradas españolas, así com  (Foto: Reuters)
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias23 de Octubre de 2008

  • Del Bosque dejó abierta la posibilidad de llamar a Raúl

El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, hizo hoy balance de sus tres meses en el cargo y habló de los valores humanos de los miembros de la absoluta, de sus objetivos, de las acusaciones de violencia y racismo en las gradas españolas, así como de las aptitudes que debe desarrollar un entrenador.

El técnico español sacó conclusiones de su trayectoria y su etapa al frente de la Selección ante más de 300 los alumnos de la Universidad Rey Juan Carlos en la presentación de la Cátedra de Estudios e Investigación en Derecho Deportivo puesta en marcha por la institución.

Del Bosque mencionó los propósitos actuales de la Selección Española. "El objetivo más inmediato es clasificarnos para el Mundial de Sudáfrica. A medio plazo, estamos buscando la Copa Confederaciones y, a largo plazo, estamos esperando el Campeonato del Mundo, si hemos logrado clasificarnos", indicó.

El seleccionador habló abiertamente de los jugadores cuya calidad humana tiene en alta estima, como "Puyol, Senna, Xavi Alonso y Xavi, que unen su talento natural, con generosidad y orden de juego".

Asimismo habló de la posibilidad de que Raúl volviera a la absoluta y dejó una vía abierta al señalar que "hay que saber escuchar lo que quiere la gente y eso no es síntoma de debilidad", que, según dijo, se le achaca muy a menudo.

Pese a alabar a algunos, Del Bosque no quiso decantarse por ningún futbolista para el Balón de Oro. "Soy un poco descreído en estos temas. No creo en un trofeo individual porque es un deporte de equipo, pero tenemos jugadores muy buenos en el futbol español", apuntó.

No obstante, sí defendió los méritos de alguno en concreto. "Hace poco se dijo que yo le daría el premio a Xavi, pero nunca en la vida he podido yo decir eso teniendo al lado a Torres y Casillas", sentenció.

El técnico español hizo alusión a la sanción impuesta por la UEFA al Atlético de Madrid, cuyos aficionados fueron acusados de actos violentos en las gradas, y consideró que "la mejor solución sería obviar dicha sanción" pero que "hay organismos jurídicos y de sentido común" para cerrar el asunto.

Al respecto, dijo también que no cree "en absoluto" que el público español sea racista y que ha demostrado en muchas ocasiones "una convivencia sanísima" como la que se vio en el partido de ayer entre Atleti y Liverpool. "Lo importante es educar a los ultras, no echarles", apuntó.

En este sentido indicó, asimismo, que no piensa que la Federación Inglesa haya hecho un "plante" para no jugar en el Santiago Bernabéu. "Sé que Fabio Capello es un enamorado del futbol español, y de la sociedad española, y no me encaja que haya habido discrepancias. Él sabe que esto no es verdad", dijo en alusión a la acusación de racismo en el Estadio Santiago Bernabéu.

En referencia al modo de dirigir un equipo de balompié, Del Bosque consideró importante tener en cuenta "que los empleados que tienes a tu cargo no son empleados comunes, son especiales: son 25 jugadores en una plantilla, de los cuales sólo juegan once, que tienen que mantener buenas relaciones con los demás, porque hay catorce que cada día no pueden jugar; son personas muy célebres, y cobran muchísimo dinero, en la mayoría de los casos más que aquél que los manda."

Con todo esto, apuntó el seleccionador, "si las relaciones entre los jugadores y el técnico no son buenas, es muy difícil que el éxito llegue".

[EFE][foto: EFE][r/anbr]

No te pierdas