El Atlético defiende mañana su inocencia ante la UEFA

El Comité de Apelación de la UEFA examinará mañana las alegaciones del Atlético de Madrid contra las sanciones de dos partidos de clausura del Vicente Calderón y de suspensión al entrenador...
El Comité de Apelación de la UEFA examinará mañana las alegaciones del 
Atlético de Madrid contra las sanciones de dos partidos de clausura del Vicente 
Calderón y de suspensión al entrenador mexicano Javier Aguirre, impuestas por el 
organismo europeo
 El Comité de Apelación de la UEFA examinará mañana las alegaciones del Atlético de Madrid contra las sanciones de dos partidos de clausura del Vicente Calderón y de suspensión al entrenador mexicano Javier Aguirre, impuestas por el organismo europeo  (Foto: Reuters, )
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias30 de Octubre de 2008

  • Aguirre declarará mañana ante el Comité de Apelación

El Comité de Apelación de la UEFA examinará mañana las alegaciones del Atlético de Madrid contra las sanciones de dos partidos de clausura del Vicente Calderón y de suspensión al entrenador mexicano Javier Aguirre, impuestas por el organismo europeo tras el encuentro ante el Olympique de Marsella.

En la audiencia, que comienza a las 13.30 horas en la sede del organismo en Nyon (Suiza), estarán Miguel Ángel Gil Marín y Clemente Villaverde, Consejero Delegado y Gerente de la entidad madrileña, respectivamente, además del técnico rojiblanco, que se perderá el entrenamiento de este día de su equipo, el último antes del choque de Liga frente al Mallorca, y que declarará por sus supuestos insultos a Mathieu Valbuena, jugador del conjunto francés, durante ese partido.

Tras la concesión de la suspensión cautelar para el pasado duelo de Champions League contra el Liverpool, que finalmente se disputó en el Vicente Calderón con un comportamiento ejemplar de los aficionados, el club afronta mañana un día clave para defender su inocencia y dejar sin efecto la sanción, impuesta el pasado 14 de octubre por el Comité de Control y Disciplina de la UEFA.

Ese día, la entidad rojiblanca fue castigada por los incidentes en el partido ante el Marsella, disputado el 1 de octubre, con tres encuentros de cierre de su estadio, aunque el tercero a expensas del comportamiento del club y sus aficionados en cinco años.

Además, la UEFA impuso también la obligación de disputar los dos choques de sanción en algún lugar a más de 300 kilómetros de distancia de Madrid y sancionó con una multa económica de 150.000 euros al Atlético por comportamiento impropio de los seguidores, en referencia a supuestos gritos racistas a jugadores del Marsella.

Al mismo tiempo, el entrenador mexicano Javier Aguirre fue suspendido por dos partidos por insultos a futbolistas del conjunto francés durante ese encuentro, en concreto a Mathieu Valbuena, al que, según la resolución de la UEFA, llamó "hijo de puta y cabrón".

Ahora, el Atlético espera la anulación de ese castigo con la presentación de sus alegaciones, en las que responde, apoyado en imágenes del partido y en los informes policiales y de la Delegación del Gobierno del encuentro, a las causas por las que fue sancionado.

Entre ellas está la falta de organización, a la que el Atlético se remite a los informes positivos de los delegados de la UEFA en ese partido, o los incidentes en el fondo de los aficionados del Marsella tras la retirada de una pancarta, que según el club contenía un símbolo prohibido, por parte de la Policía Nacional.

El Atlético, en ese sentido, denunció la actitud violenta de algunos seguidores visitantes y respaldó la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que, según la entidad rojiblanca, respondieron ante las agresiones de los hinchas del Marsella.

El club también se defiende de la acusación de gritos racistas con los informes de los delegados de la UEFA y del acta arbitral, que no reflejan comentarios en ese sentido, además del video del encuentro, en el que se hace hincapié en que ';Kun, Kun, Kun'; es un grito de ánimo habitual al delantero argentino Sergio Agüero.

En las alegaciones también responde a la denuncia de los jugadores del Olympique de Marsella Mandanda y Niang, que afirmaron que escucharon gritos racistas en los minutos 10, 20 y 30, aunque el Atlético aclara que el vídeo demuestra que no se escucha ningún insulto de ese tipo en esos momentos ni en todo el encuentro.

Otra causa de la sanción, según la resolución, fue el maltrato a minusválidos franceses. En su defensa, el club rojiblanco ofrece fotos, que muestran a algunos de ellos de pie y con sillas de ruedas vacías, y testimonios de aficionados, que denuncian los gestos obscenos y provocadores de algunos de ellos.

El Atlético, que entiende además que la sanción se basó sólo en la versión del club francés, cuyo escrito, según la entidad rojiblanca, llegó fuera de plazo a la UEFA, también ha recurrido la suspensión de dos partidos a su entrenador, Javier Aguirre, que declarará mañana ante el Comité de Apelación y que niega haber insultado a Valbuena, jugador marsellés.

[EFE][foto: EFE][r/anbr]

No te pierdas