Cristiano Ronaldo, presentado en el Real Madrid

Tras haberlo ganado todo con la camiseta del Campeón de la Premier, el Manchester United, el portugués Cristiano Ronaldo vio cumplido un sueño de la infancia al vestir en el Estadio Santiago...
 Tras haberlo ganado todo con la camiseta del Campeón de la Premier, el Manchester United, el portugués Cristiano Ronaldo vio cumplido un sueño de la infancia al vestir en el Estadio Santiago Bernabéu, por vez primera, los colores del Real Madrid.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -
  • Es el fichaje más caro de la historia

Tras haberlo ganado todo con la camiseta del Campeón de la Premier League, el Manchester United, el portugués Cristiano Ronaldo ha visto cumplido un sueño de la infancia al vestir en el Estadio Santiago Bernabéu, por vez primera, los colores del Real Madrid. Campeón de la elitista Premier League, "Balón de Oro" y talismán goleador de su entrenador, el internacional luso nunca ocultó sus ganas de ser jugador madridista. Firmó 42 goles en el curso 2007-2008, una estadística de vértigo que lanzó al United a la gloria tanto en este torneo como en la Champions League, los dos torneos más prestigiosos del momento. Aquella fue una campaña redonda para un jugador que mejoraba día a día. Ese verano también brilló con su Selección durante la Eurocopa, aunque su talento, su rapidez, el delirio por las bandas del imparable Ronaldo quedaron empañados por los "escarceos" que mantenía de forma paralela con el Real Madrid. Cristiano Ronaldo se incorporó tarde a la campaña 2008-2009, por una operación en un tobillo. Aún así, su nombre no ha dejado de ser noticia, bien por sus actuaciones en el terreno de juego como por sus constantes aproximaciones al Real Madrid. Arrancó esa temporada como suplente en un encuentro europeo contra el Villarreal en la Champions League -la hinchada, por cierto, le dedicó una bienvenida poco calurosa- y dos meses después firmaba su gol número 100 con la camiseta del United contra el Stoke City. Fue en noviembre del 2008. Cierto es que los coqueteos entre el club español con la estrella del Manchester han sido un filón mediático que ha provocado en varias ocasiones la ira del escocés Alex Ferguson. El jugador, mientras tanto, se dejó querer y no ocultó su deseo de fichar por la entidad blanca, un "sueño de la infancia" que hoy ha superado prácticamente el último obstáculo. Si el verano pasado se imponía la realidad contractual a los deseos de un club madrileño que entonces presidía Ramón Calderón, el Real Madrid de ahora, el de Florentino Pérez, un hombre que prometió fichajes estrella, logró salirse con la suya. Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro, "Balón de Oro", y cuyo palmarés adornan también todo tipo de premios (Jugador del Año y Jugador Joven del Año, concedidos por la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA), o el que otorga la Asociación de periodistas deportivos en Reino Unido), ya apuntaba maneras cuando era apenas un adolescente. Nacido en la isla de Madeira el 5 de febrero de 1985, empezó a jugar para el Nacional antes de incorporarse, con 17 años, en el 2002, al Sporting de Lisboa, cuna de Luis Figo o de Joao Pinto. En su fichaje por el United tuvo muchísimo que ver el irlandés Roy Keane, hoy técnico del Sunderland y entonces Capitán del Manchester. Fue precisamente el polémico Keane el encargado de convencer, durante el verano del 2003, a Ferguson para que apostara por el extremo cuando el equipo participó en la inauguración del Estadio José Alvalade XXI ante el Sporting. Las múltiples virtudes de Ronaldo, su increíble rapidez, llevaron al técnico británico a abonar 17,5 millones de euros para trasladar a aquel prodigio a Old Trafford. No decepcionó. El futbolista, cuyo precio hoy supera con creces esa cifra y que marcó 8 goles en 39 partidos disputados en su estreno en la Premier, es hoy ídolo de aficionados y referencia de la plantilla. Su estreno con la camiseta "roja" del Manchester United se produjo en una victoria ante el Bolton Wanderers, por 4-0. Fue ante la afición congregada en Old Trafford, donde jugó como suplente, reemplazando a Nicky Butt pasada una hora de partido. Su presencia se notó al instante, siendo clave en tres de los goles anotados. Su fichaje, por cierto, se sufragó con la venta del inglés David Beckham, otro de los ídolos de la entidad de Manchester, al Real Madrid. El debut de Ronaldo con la Selección Portuguesa llegó el 22 de agosto de ese año. No le costó desbancar al jugador del Atlético de Madrid Simao Sabrosa, quien tenía asegurado un puesto en la titularidad hasta que llegó su compañero. Sus goles llevaron a su Selección a la Final de la Eurocopa de Portugal en 2004, donde fue una de las grandes estrellas del torneo junto al inglés Wayne Rooney, compañero suyo en el Manchester. También brilló en el Mundial de Alemania 2006. Y fue la pieza más sólida de Alex Ferguson cuando el club ganó la Liga en la campaña 2006-2007, concluyendo como segundo máximo goleador. Lo mejor, sin embargo, estaba por llegar. En la temporada precedente, el extremo fue, simplemente, imparable, rubricando 42 goles, 31 de ellos en la Premier League. En la campaña 2008-09, el Manchester United volvió a proclamarse Campeón de la Premier por tercera vez consecutiva, aunque no logró retener la Copa de Europa. La perdió en la Final disputada ante un poderoso Barcelona, que sellaba el "trébol" de trofeos (liga y Copa del Rey españolas; y Champions). Tras el resbalón en el Estadio Olímpico de Roma, Ronaldo cumplió poco después uno de sus mayores sueños: fichar por el Real Madrid. Dejaba atrás 288 partidos y 117 goles con el Manchester. Esta noche, ante unos 80 mil aficionados, ha vestido la camiseta blanca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×