Ronaldo superó el récord de Maradona

La presentación oficial del portugués Cristiano Ronaldo como nuevo jugador del Real Madrid desató la locura del madridismo, que llenó el Estadio Santiago Bernabéu para recibir al jugador más caro...
La presentación oficial del portugués Cristiano Ronaldo como nuevo jugador del Real Madrid desató la locura del madridismo, que llenó el Estadio Santiago Bernabéu para recibir al jugador más caro de la historia.
 La presentación oficial del portugués Cristiano Ronaldo como nuevo jugador del Real Madrid desató la locura del madridismo, que llenó el Estadio Santiago Bernabéu para recibir al jugador más caro de la historia.
(Reuters) -
  • Desató la locura en Madrid

La presentación oficial del portugués Cristiano Ronaldo como nuevo jugador del Real Madrid desató la locura del madridismo, que llenó el Estadio Santiago Bernabéu para recibir al jugador más caro de la historia. Casi 80 mil personas dejaron atrás el récord del argentino Diego Armando Maradona, que logró reunir a 65 mil aficionados del Nápoles en su primera aparición como futbolista del club italiano. Parece que Ronaldo llega a Madrid para batir todos los registros. Los futbolísticos, deberán esperar. De momento, algunos ajenos a un terreno de juego ya han quedado atrás. El primero, lo logró en el minuto uno de su historia como jugador merengue. Su fichaje alcanzó la cifra mítica de 94 millones de euros. Nunca se había pagado ese dinero en la historia del futbol. Menos de un mes después del anuncio de su llegada al Real Madrid, Ronaldo también ha sobrepasado a uno de los iconos de la historia del "deporte rey". Los 65 mil "tiffossi" que pagaron hace 25 años por ver a Maradona darse un paseo por primera vez en San Paolo han sido superados por la presentación del astro luso. Casi 15 mil personas más que en 1984 han servido para superar el récord del "Pelusa". Desde primera hora de la mañana, cientos de aficionados blancos se refugiaban en las sombras de los aledaños del Santiago Bernabéu con el objetivo entrar primero; después de comer, ya eran miles, llegados de todos los puntos de España. Cinco minutos antes, las colas rodeaban el feudo madridista. Los nervios por conseguir un sitio privilegiado provocaron empujones innecesarios y cánticos para que los guardias de seguridad abrieran las puertas. En menos de 20 minutos las gradas se poblaron de jóvenes, adultos, y, sobre todo, de una legión de niños que chillarán a Ronaldo mientras permanezca en el Real Madrid. El Bernabéu corre peligro y puede convertirse en un concierto continúo de los Beatles. Pero afortunadamente, el abonado y el socio no frecuenta este tipo de actos y el estadio madridista seguirá poblado de gente más futbolera. Sin embargo, el atractivo sexual del ex jugador del Manchester entre las mujeres es indiscutible. "Me da igual el futbol, no sé ni qué es un fuera de juego. Yo he venido verle a él", explica María José, una aficionada de 17 años que viajó con su padre desde Gijón sólo para ver a Cristiano en su puesta de largo. Muchas y muchos, como está aficionada, viajaron durante mucho tiempo en carretera sólo para estar presentes en un acto que pasará a la historia. Desde Santiago, Valencia, Sevilla e incluso alguno que confiesa ser de Barcelona, viajaron a Madrid aprovechando las vacaciones. Todos tuvieron que esperar dos horas en sus asientos. Los ansiosos 120 minutos pasaron despacio. Imágenes del portugués fueron proyectadas en una pantalla gigante. Sus goles fueron coreados. También las dos presentaciones anteriores, las Ricardo Kaká y Raúl Albiol. No faltaron las olas que se hicieron famosas en 1986 durante el Mundial de Méxicoྒ. Ni la gran aclamación final, con el del anuncio por megafonía de que nadie más podía entrar el Bernabéu. Ronaldo lo había logrado. Llenó un estadio para decir cuatro frases. En la calle, miles más se agolpaban delante de una pantalla gigante instalada por el club. Antes de su aparición sobrer el escenario del Bernabéu, fueron aclamados Alfredo Di Stefano, Jorge Valdano y el gran futbolista portugués Eusebio. Y, como no, el presidente Florentino Pérez. Su aparición fue casi como la de un ser superior. Entre aclamaciones, dio paso a Cristiano Ronaldo, que dijo sus primeras frases oficiales como jugador del Real Madrid. Las crías chillaron, los jóvenes se emocionaron y todos volvieron a casa satisfechos con el espectáculo. Los 80 mil presentes podrán decir que estuvieron el día que Ronaldo batió otro récord.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×