Atlético de Madrid 1-1 Mallorca... Atlético regaló un empate contra nueve

El Atlético de Madrid agrandó su herida con un empate inconcebible frente al Mallorca, en el último minuto y contra nueve jugadores, que agravó la crisis del equipo rojiblanco, incapaz de...
El Atlético de Madrid agrandó su herida con un empate inconcebible frente al Mallorca, en el último minuto y contra nueve jugadores, que agravó la crisis del equipo rojiblanco, incapaz de aprovechar su superioridad numérica durante casi una hora.
 El Atlético de Madrid agrandó su herida con un empate inconcebible frente al Mallorca, en el último minuto y contra nueve jugadores, que agravó la crisis del equipo rojiblanco, incapaz de aprovechar su superioridad numérica durante casi una hora.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -

El Atlético de Madrid agrandó su herida con un empate inconcebible frente al Mallorca, en el último minuto y contra nueve jugadores, que agravó la crisis del equipo rojiblanco, incapaz de aprovechar su superioridad numérica durante casi una hora hasta regalar un punto a su rival en el tramo final del duelo (1-1). De nada le sirvieron dos penaltis, uno fallado y otro marcado por el uruguayo Diego Forlán, ni las dos expulsiones de su contrincante ni siquiera adelantarse en el marcador, porque el partido acabó con un empate insuficiente, impensable para un equipo que partió con el objetivo de la Champions, pero que está en posiciones menores. El momento del partido no era el más apropiado para el Atlético, con peores números que la temporada del descenso, en 1999-2000, y tras dos días de locura en el club, con negociaciones sin éxito con el entrenador Michael Laudrup, con destitución de Abel Resino, con Santi Denia de técnico de transición y con la llegada de Quique Sánchez Flores, hoy en el palco para seguir a su nuevo equipo. El Atlético, con más variaciones en el once de las previstas, como la entrada en la portería de David de Gea, la suplencia de Sergio Asenjo o la titularidad del argentino Maxi Rodríguez y Pablo Ibáñez, salió enchufado al duelo, dispuesto a reencontrarse con la confianza perdida por los malos resultados. En diez minutos, el conjunto rojiblanco sondeó las habilidades del israelí Dudu Aouate en unas cuantas ocasiones, la más clara un remate de tacón del argentino "Kun" Agüero, que se marchó fuera, ante un Mallorca, de momento, inofensivo y que apenas había superado un par de veces el centro del campo con el balón controlado. Aunque creció ofensivamente el conjunto balear con el paso de los minutos, con dos disparos desviados de Webó y Castro, y el partido entró en una nueva fase de equilibrio, una acción aislada, con un penalti por mano de Josemi, expulsado además por doble amarilla (m. 26), ofreció al Atlético la oportunidad de tomar ventaja. No lo hizo, porque el uruguayo Diego Forlán, muy lejos de su mejor versión y de su efectividad de anteriores cursos, lanzó fuera la pena máxima, la segunda seguida que falla el atacante en este inicio de Liga, para tranquilidad del Mallorca, con un hombre menos pero aún con el empate sin goles en el Estadio Vicente Calderón. Ni con esos datos a favor fue el Atlético capaz de encarrilar el choque antes del descanso, pero no sólo eso, sino que incluso sufrió algún susto en su área, casi todos protagonizados por Webó, que, tras un saque de su portero, se plantó solo ante De Gea, pero con tanta lentitud que Paulo Assuncao le arrebató el balón por detrás. No lo vio claro el equipo rojiblanco, en el que Santi Denia dio entrada a Jurado en el inicio de la segunda mitad para dar más fluidez al juego, hasta que un nuevo penalti por mano en el área del Mallorca, otra vez con expulsión incluida, esta vez de Ramis por doble amarilla en el minuto 50, allanó el camino del Atlético, sobre todo porque, ahora sí, Forlán batió a Aouate desde los once metros. Con nueve jugadores y un gol en contra, la misión del conjunto balear de conquistar su primer triunfo a domicilio de esta campaña de Liga ya pareció cuanto menos muy difícil. Ya había sufrido antes el Atlético, aunque fuera contra nueve rivales, que le metieron en un estado de nervios y en una sensación de temor por un posible empate castigada en el último minuto, en un lanzamiento de falta, cazado por Nunes en el área hasta servir el gol a Borja Valera (1-1). Ficha técnica: Atlético de Madrid: De Gea; Ujfalusi, Pablo, Domínguez, Antonio López; Maxi Rodríguez (Reyes, m. 64), Assuncao (Jurado, m. 46), Raúl García, Simao; Forlán y "Kun" Agüero (Cléber Santana, m. 75). Mallorca: Aouate; Josemi, Ramis, Nunes, Ayoze; Julio Álvarez, Mario Suárez, Borja Valero, Castro (Rubén, m. 57); Víctor Casadesús (Corrales, m. 29) y Webó. Goles: 1-0, m. 52: Forlán, de penalti. 1-1, m. 90: Borja Valera, desde dentro del área. Árbitro: César Muñiz Fernández (C. Asturiano). Expulsó a Josemi (m. 26) y Ramis (m. 50), del Mallorca, ambos por doble amarilla. Amonestó a los visitantes Corrales (m. 34) y Mario Suárez (m. 68). Incidencias: partido correspondiente a la octava jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 45,000 espectadores. Los futbolistas del Atlético de Madrid saltaron al campo con una camiseta con el lema "Bienvenido Tano" (Pernía), que se ha incorporado esta semana al trabajo con el equipo, tras el accidente de tráfico sufrido el pasado 7 de julio. Quique Sánchez Flores, nuevo entrenador del Atlético, presenció el partido desde el palco.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×