El Madrid necesita un sicólogo

El Real Madrid necesita un sicólogo. Todos están deprimidos. Desde el entrenador a los jugadores, la Directiva, el utillero y la afición. Nadie se salva del quema.
 El Real Madrid necesita un sicólogo. Todos están deprimidos. Desde el entrenador a los jugadores, la Directiva, el utillero y la afición. Nadie se salva del quema.
Madrid, España (Reuters) -
  • A la hora de buscar culpables, algunos medios cuestionan la labor del técnico chileno
  • Hoy no existen las figuras del Real Madrid. Nadie escribe perfiles de Raúl, de Guti, de Benzemá, de Marcelo

El Real Madrid necesita un sicólogo. Todos están deprimidos. Desde el entrenador a los jugadores, la Directiva, el utillero y la afición. Nadie se salva del quema. Nadie quiere mirar el marcador del partido con el Alcorcón de la Copa del Rey. Derrota por 4-0 ante un "modestísimo" club de la Segunda División "B", un equipo adscrito al futbol no profesional convertido ahora en un humilde David futbolístico que ha vapuleado al sobrado Goliat galáctico. Los jugadores del Madrid salieron anoche al campo del Alcorcón, miraron a sus rivales por encima del hombro y apostaron por una rotunda victoria, un paseo. Previeron un 0-4 y se despertaron con un 4-0 tras un baño en toda regla que tiene pocos precedentes en los duelos entre dos equipos de divisiones tan dispares. El mundo al revés a 30 kilómetros del Santiago Bernabéu y el segundo proyecto de Florentino Pérez -nada menos que 250 millones de euros de inversión, la mayor en la historia del futbol- en entredicho. Hacen bien los "deprimidos" en pedir perdón a los hinchas, conmocionados tras la noche horrible que les tocó vivir, asustados ante la visión de unos ídolos que no se ayudaban entre sí, que no controlaban el balón, que temblaban como flanes cuando el rival atacaba. Lo ha pedido uno detrás de otro el director deportivo Jorge Valdano, el Capitán Raúl, el entrenador Manuel Pellegrini, el centrocampista José María Gutiérrez "Guti". Todos coincidieron en que habían recibido "una lección de humildad", lo que en otras palabras puede significar que acudieron al estadio "Santo Domingo" con aires de superioridad, lo que no es de extrañar dada la enorme diferencia presupuestaria y de categoría de sus respectivas estrellas. Pero hoy no existen las figuras del Real Madrid. Nadie escribe perfiles de Raúl, de Guti, de Benzemá, de Marcelo, de Fernando Gago o de Ruud Van Nistelrooy. Hoy los elogios van para un tal Borja, autor de dos de los cuatro goles, el nuevo héroe de Alcorcón, un delantero que, colmo de los colmos, se formó en la Cantera del Madrid, a la que accedió con 11 años de edad. Borja suma seis goles contra el Madrid, al que había marcado cuatro antes de los de anoche con la camiseta del Leganes (2) y con la del Alicante (2). El 3-0 fue obra de Ernesto, otro jugador formado en las categorías inferiores blancas. A la hora de buscar culpables, algunos medios cuestionan la labor del técnico chileno Manuel Pellegrini."¡Vete ya!", titula en portada "Marca", el diario deportivo de mayor tirada. Manuel Pellegrini, contratado esta temporada después de triunfar en el Villarreal, admite que sintió "mucha vergüenza", pero negó que fuera a dimitir o a marcharse del Madrid. "Ni reciente, ni mañana, ni pasado, al revés. Esto tiene solución", dijo. Al perdón por los pecados, suele seguir la penitencia, la que está soportando todo el Madrid repasando hoy los titulares y comentarios más duros que se pueden leer en los medios tanto nacionales como extranjeros: catástrofe histórica, vergüenza histórica, dolorosa humillación, caída desde lo más alto... Un panorama que deprimiría al más optimista. El sicólogo abre su consulta y van llegando uno a uno los directivos, entrenadores y técnicos blancos. El próximo sábado, el Madrid recibe al Getafe en el Bernabéu y el martes visita al Milán en San Siro, dos partidos que servirán para conocer si los consejos del sicólogo han surtido efecto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×