España-Argentina... Españoles y argentinos en festejos de la RFEF

El centenario de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) regala a los aficionados un encuentro que nada tiene de amistoso, con la Argentina de Diego Armando Maradona en busca del prestigio...
 El centenario de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) regala a los aficionados un encuentro que nada tiene de amistoso, con la Argentina de Diego Armando Maradona en busca del prestigio perdido ante España.
Madrid, España (Reuters) -
  • Argentina busca recobrar el prestigio

El centenario de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) regala a los aficionados un encuentro que nada tiene de amistoso, con la Argentina de Diego Armando Maradona en busca del prestigio perdido ante la España de la excelencia de Vicente del Bosque, que rompe récords camino del soñado Mundial. España cumple cien años de futbol, furia, pasión, innumerables disgustos en grandes citas futbolísticas que quedan arrinconados ante el momento de éxito de la actual generación, desde la conquista de la Eurocopa 2008. Un centenario que coincide con el de un portero que marca una época como Iker Casillas. Y lo celebrarán con uno de los mejores partidos del planeta. Juntando en el Estadio Vicente Calderón a muchos de los mejores jugadores del mundo entre "La Furia Roja", formada por la generación de oro del futbol español, y la Albiceleste encabezada por Leo Messi, en su búsqueda por aportar su verdadero nivel a Argentina. Llega el grupo comandado por Vicente del Bosque en un momento dulce que no acaba. Tras firmar una clasificación impecable al Mundial de Sudáfrica, con un estilo que es referencia para todo el mundo y variaciones que no rebajan su letal pegada. Con Iker Casillas viviendo un día imborrable en su carrera. Convirtiéndose en el tercer jugador de la historia de la Selección -tras Andoni Zubizarreta y Raúl González- en alcanzar 100 partidos cuya cúspide estuvo en Viena deteniendo los penaltis de Cuartos para tumbar a Italia y a los fantasmas del pasado. Alzando al cielo la Eurocopa 2008 tras la Final ante Alemania. Una carrera con momentos soñados por vivir. Con un Mundial, a la vuelta de la esquina, en la cabeza de todos los internacionales. La ausencia de Fernando Torres, por lesión, deja a Del Bosque sin quebraderos de cabeza entre sistemas y le pone en bandeja la posibilidad de alienar uno de sus onces tipo, con cinco centrocampistas y la entrada en escena de uno de los jugadores en mejor forma del futbol europeo: Cesc Fábregas. Líder del Arsenal, ha marcado Cesc en tres meses de Temporada 11 goles. Sus mejores registros con seis tantos en la Premier, tres en Champions League y dos con la Selección. Junto al momento de afianzarse del 10 de "La Furia Roja", aparece por la Selección el deseado Jesús Navas. El andaluz ofrece a Del Bosque aspectos futbolísticos que no tiene en su actual grupo. El desborde y descaro de un extremo nato que ha destrozado sus miedos personales para intentar "colarse" en la lista de elegidos al Mundial. Puede debutar el mismo día que lo haga su amigo Perotti con Argentina. Dos jugadores únicos. Pero España tendrá enfrente el hambre de recuperar gloria de Argentina, que intentará encontrar el prestigio perdido durante la Fase de Clasificación hacia el Mundial de Sudáfrica, del que estuvo a punto de apearse en el último encuentro ante Uruguay, donde logró el billete de forma agónica. Desde entonces, casi desde el minuto uno de la conclusión de aquel partido, el combinado Albiceleste, que ya vivía enfrentado a los medios por las críticas que éstos vertían hacia su juego y su estilo, acrecentó su desencuentro con la prensa por culpa del entrenador blanquiazul. Nada más terminar el choque ante la escuadra charrúa, el astro argentino cargó contra la prensa con frases de muy mal gusto y que tal vez podrían costarle una sanción. "Me trató como basura (la prensa), pero igual nos clasificamos para el Mundial con todos los honores. Que la chupen, que la sigan chupando, yo soy blanco o negro, gris nunca", dijo aquel día. Y es que esas palabras han enrarecido el ambiente. Aparte del futbol que ha exhibido, muy lejos de lo que merece una Selección histórica como la de Argentina, las declaraciones de Maradona no han servido para mejorar la relación del equipo con la prensa. Eso se ha notado en los días que Argentina ha estado concentrada en España. Como si de un pequeño búnker se tratara, la prensa apenas ha podido tener acceso a los jugadores y al técnico, siempre acompañado por sus más allegados, que servían como muro de contención. Tal vez tanto aislamiento es necesario para intentar doblegar a España, una de las mejores Selecciones del mundo. El partido parece amistoso, pero es la primera prueba de fuego para Maradona, que con una victoria sonada en el Estadio Vicente Calderón podría callar a todos los que le critican. Para ello, la presencia de uno de los jugadores más en forma de Argentina no está asegurada. Sergio "Kun" Agüero, resucitado desde que llegó Quique Flores al banquillo del Atlético de Madrid, sufre molestias musculares en su muslo derecho y su concurso en el choque parece complicado. Con seguridad sí estarán en el once inicial dos de los componentes de su guardia pretoriana. Lionel Messi y Gabriel Heinze no fallarán. Son indiscutibles para el "Pelusa". Elegir a los otros nueve es especular demasiado. Maradona no ha dado ni una sola pista y todo puede pasar, pero parece que el retorno de Esteban Cambiasso es un hecho. - Alineaciones probables: España: Iker Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Piqué, Capdevila; Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Cesc, Silva; y Villa. Argentina: Sergio Romero; Coloccini, Demichelis, Heinze, Ansaldi; Maxi Rodríguez, Mascherano, Cambiasso, Di María; Higuaín y Messi. Árbitro: Allan Kelly (IRL). Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 13:45 horas tiempo del centro de México.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×