Para ganar, hay que hacerlo muy bien: Quique Sánchez Flores

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, explicó hoy que para ganar al Barcelona hay que hacerlo "muy bien" y que el conjunto azulgrana "no tenga un buen día".
 Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, explicó hoy que para ganar al Barcelona hay que hacerlo "muy bien" y que el conjunto azulgrana "no tenga un buen día".
Majadahonda, Madrid, España (Reuters) -
  • Sabe que el Barcelona pasa por un gran momento

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, explicó hoy que para ganar al Barcelona hay que hacerlo "muy bien" y que el conjunto azulgrana "no tenga un buen día", al tiempo que consideró que su rival de mañana en el Estadio Vicente Calderón es el "mejor equipo del mundo".

"Al Barcelona hay que jugarle muy bien y muy concentrados, más allá de dónde uno elija jugar" "Al Barcelona hay que jugarle muy bien y muy concentrados, más allá de dónde uno elija jugar, que también es muy importante. Vamos a intentar acertar, pero también hay que contar con que para ganarle al Barcelona hay que hacerlo muy bien y que además el Barcelona no tenga un buen día. Es la suma de las dos cosas", declaró. "No me gustan los partidos de ida y vuelta, pero si me aseguran que vamos a ganar así, pues para delante y para atrás todos, a correr como locos y a ganar. Pero no está garantizado ni a mí me gusta", continuó Quique, que espera un duelo "muy intenso, al que los dos equipos llegan en una situación óptima por distintas razones y en el que hay muy buenos jugadores en el campo". "Son partidos diferentes que tienen un plus emocional importante y en los que el margen de error está asumido por la grada, que anima cualquier acción y eso es muy importante para los futbolistas. En la situación que hemos vivido en otros episodios, nos va a ayudar mucho a afrontar este partido", aseguró. Y elogió a su rival: "Es el mejor del mundo. Con o sin bajas, a día de hoy, es el que tiene todos los títulos en su poder. Pero no nos podemos obsesionar demasiado con cada jugador del Barcelona de medio campo hacia adelante, porque necesitaríamos 24 jugadores para tapar todos los agujeros que puede hacer el Barcelona". "Por encima de todo, está llevar el partido al lugar del terreno de juego que nos conviene, sacar a los jugadores del Barcelona de las zonas del campo donde puedan sentirse más cómodos", añadió Quique, que consideró que el equipo azulgrana, "por encima de las bajas" en defensa, tiene "muy buen funcionamiento". "Por tanto, estoy convencido de que van a minimizar al máximo esas bajas y donde no han perdido ningún jugador es donde mejor lo hacen y donde son más desequilibrantes, que es de medio campo hacia adelante", recalcó. También fue preguntado por el beneficio del Real Madrid con una derrota mañana del Barcelona. "Históricamente pasa que, cuando hay equipos grandes que se enfrentan entre ellos y hay un tercer grande fuera, pues la expectativa crece y es una parte más de la emoción que genera todo esto. Es normal. Y, si nosotros estuviéramos entre los cuatro primeros, nos encantaría que se pegaran Valencia y Barcelona o Real Madrid y Barcelona", opinó. "Lo que pasa es que nosotros estamos en otra situación, donde sólo podemos mirar por nosotros. Y la alegría, si conseguimos el objetivo, será doble, pero doble para nosotros, porque la necesitamos y no podemos repartir nada", advirtió. El Atlético llega al choque tras su clasificación del pasado jueves para la final de la Copa del Rey, aunque Quique dijo que su equipo mantiene los pies en la tierra: "Tampoco nos fuimos muy alto después de la semifinal. Tuvimos la sensación de haber llegado a una parada, que es la Final, pero también de que todavía no habíamos ganado nada. No hemos celebrado nada todavía". "Esto tiene que ser bueno como punto de partida, como punto de inflexión para que los jugadores se liberen y como punto de emoción para que los jugadores estén alegres. No encuentro ningún punto negativo para que el Atlético de Madrid se relaje o encuentre una situación en Liga plácida. Todo lo contrario. Nos tiene que servir de motor para conseguir otros objetivos", avisó. Y entre esas metas está avanzar puestos en la Liga: "Ahora mismo, tenemos dos etapas, la primera es alcanzar la mitad de tabla ya, lo antes posible, estamos a dos puntos, y, una vez estemos ahí, el siguiente horizonte será arrancar tres partidos a los equipos que están en Europa". "Tenemos 17 partidos y no sabemos ni cómo ni cuándo ni dónde, pero ese es el objetivo e intentar acabar en unas posiciones que a los jugadores les permitan jugar sin ninguna presión añadida y liberados. Eso nos dará un plus importante", añadió. Quique ve a su equipo "tácticamente" en una fase en la que "no necesita apretar más tuercas en estos momentos". "No quiere decir que haya que despistarse, pero para que este equipo tuviera una versión mejor debe recuperar el fútbol de asociación, de la calle, de atrevimiento, de barrio o a lo que uno aspira cuando un equipo juega bien: que se liberen y se suelten a jugar", analizó. "A los mecanismos tenemos que añadirle eso para ser un equipo completo", declaró el técnico, que consideró ese 'fútbol de barrio' como "un concepto ofensivo fundamental": "Cuando uno quiere jugar bien en ataque debe liberarse, se debe atrever y eso va para cualquier partido, pero no quita de que tácticamente, cuando no tengamos la pelota, tengamos unas funciones. Eso simplemente es un complemento a un fútbol estratégico". Quique, por último, habló de la puesta a punto del argentino Eduardo 'Toto' Salvio. "Es un jugador que ha venido en una situación precaria porque su Liga estaba parada y porque además arrastraba un pequeño problema de pubis, pero ahora ya ha empezado a dar muy buenas sensaciones y es un jugador que en muy poquito estará preparado para entrar en las convocatorias", concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×